Joe Satriani: más que velocidad en #ExpresoRadiónica

El maestro de maestros regresa a Colombia después de seis años. No se pierdan su entrevista con Andrés Durán este miércoles 10 de septiembre, 8 de la noche.

A pesar de tocar la guitarra eléctrica como muy pocos en la historia del rock (Steve Vai su compañero de siempre en G3 tal vez pensaría que hablamos de él), Joe "Satch" Satriani, hoy con 58 años, sobrevivió a los años 80 "surfeando" en medio de la locura del shredding.

Si bien usando mullet, Satriani pasó esa época de peinados y pirotécnia gracias a los universos sonoros -más allá de la velocidad de sus dedos- que creó en álbumes como Surfing With The Alien y Flying In A Blue Dream.

Dónde otros tenían efectos especiales en el mástil de sus Fender, Satriani era, primero, más cercano a la elegancia y el blues de Clapton que al dramatismo de Hendrix, y su música, más que un lienzo para que mil notas por segundo se destacaran, era más reflexiva, ofrecía viajes, ambientes y sonidos "de otros mundos".  

Hoy en día quedan más Satrianis que Vatios (Michel Angelo) o Malmsteens (Yngwie Malmsteen es y será el Dios absoluto del Shredding), como Mikael Åkerfeldt de Opeth, por ejemplo. 

El "virtuosismo", en el que también se inscribe a Satriani, ha cambiado bastante; hablamos de sensibilidad antes que millas por hora.

Actualmente, a casi 30 años del aniversario de su primer álbum Not of this earth (1986), el maestro de maestros (fue profesor de guitarra de Kirk Hammet de Metallica, Larry LaLonde de Possessed y Alex Skolnick de Testament, entre otros), se encuentra en un mundo en el que si bien no hay revoluciones sonoras, es un lugar cómodo desde el que sigue dando buena "lata" instrumental y siempre ligada al rock. 

Unstoppable Momentum es su más reciente álbum, un disco producido por el canadiense Mike Fraser (Metallica, Rush, Franz Ferdinand). Lanzado en 2013, tiene los mejores ángulos de la Ibañez de Satriani.

Solos de origen clásico, progresivo, blusero y más, enmarcados en composiciones llenas de colores que, incluso en Can't go back, juegan con el disco, el funk y la electrónica, y enThree Sheets to the Wind al jazz y a la herencia Dream Theater, están en este disco guitarrero hasta el tuétano.   

De este trabajo, en el que está también el gigante Vinnie Colaiuta (batería), y de su concierto en Bogotá el próximo 23 de septiembre, habló Joe Satriani con Andrés Durán para el #ExpresoRadiónica

No se pierdan la entrevista el miércoles 10 de septiembre a las 8 de la noche. 
 


satriani.com

¿Qué te pareció este contenido?