[Ilustradores Caleños] Entre la creatividad, el humor y experimentación



¿Qué ilustradores nos recomiendan? Acá les presentamos trazos desde la  capital del Valle del Cauca...

Ilustración de Colectivo Guácala
Ilustración de Colectivo Guácala
Esteban Zapata
Por: Esteban Zapata - Miércoles, 31 Mayo, 2017 - 11:49

Los trazos, los dibujos y los colores son elementos que permiten explorar la creatividad de cada persona y en la Sultana del Valle existen una serie de jóvenes adultos que le dan vida a su imaginación a través del humor gráfico y la ilustración, razón por la cual, hacemos un recorrido por algunos de los artistas caleños que están poniendo la pauta a nivel nacional.


Andrés Bolaños y Sebastián Sánchez
Colectivo Guácala

Desde el 2008 estos amigos de 29 años, diseñadores gráficos de la Universidad del Valle, empezaron a rayar libretas y hojas generando ilustraciones que propician sinergia. Influenciados por caricaturas (o dibujos animados) como Ren & Stimpy junto a Gargabe Pail Kids, Guácala representa de manera diferente, ilustraciones en muchas ocasiones con piezas del mundo infantil para los jóvenes y los adultos con la finalidad de hacer homenajes y reflexiones.

Algunos de sus trabajos experimentales, que han girado en países como Brasil, Ecuador, México, Venezuela, son parodias directas, dibujos que poseen anomalías extremas o sencillas, que para algunos pueden ser incómodos, sin embargo, imposible es de quitarles la mirada.

Guácala ha trabajado y colaborado en procesos de muralismo, ilustración, diseño y gráficos experimentales en centros culturales y varios sectores de la Sultana. La versatilidad de este equipo permite ver un proceso creativo consolidado y diverso.


Juliana López Vargas

Esta mujer de 26 años desde pequeña tuvo al lápiz como mejor aliado, por ello, ingresó a Diseño Gráfico en Bellas Artes de Cali para darle rienda suelta a su proceso creativo. De ahí, consolidó sus colores y estilo cargado de frases y trazos llenos de ilusiones.

En un inicio retrató lo que pensaba o sucedía. Poco a poco su estilo fue adquiriendo personalidad  gracias a la influencia de artistas como Power Paola o Tatee.

La obra de Juliana, que ha girado en Argentina, Inglaterra y México, radica en el retrato del día a día de su vida o de personas cercanas, con ello y empleando sus colores preferidos, inició una línea de referencia para lograr su creatividad basada en la cotidianidad.

Bajo esta iniciativa, se dio a la tarea de generar una metodología de trabajo a través de la disciplina, e incluso, después de una investigación sobre cómo adquirir hábitos, llegó a un artículo que mencionaba que las personas adultas pueden generar un hábito si realiza la misma acción todos los días durante 66 días, de este proceso nació una publicación bajo el mismo título 66 días de dibujos.

Ahora, Juliana se encuentra desarrollando nuevos retos a través de ejercicios de retratos más humanos y serios, mostrando con su lápiz o tinta, las realidades que se encuentran detrás de los rostros de las personas.



Cecilia Ramos Valencia, La ché

Nacida en Pasto y adoptada por Cali desde pequeña, esta diseñadora gráfica egresada de la Universidad del Valle de 37 años, mezcla la cotidianidad con sus dibujos. En muchos de ellos, se ve reflejada su sonrisa y diario vivir. La Ché sigue el ejemplo de Juliana López, genera una obra, un día a la vez, recopilando las escenas que la cautivan o que merecen compartirse ante sus miles de seguidores.

Mafalda, Moebius, Roberto Fontanarrosa al igual que Calvin y Hobbes han sido algunas de sus referencias; por otro lado, su esposo e hija han sido en parte, fuentes de inspiración.

Aunque no planeó ser artista, desde hace un par de años muestra en redes sociales algunos proyectos personales entre los que se encuentran dibujos e ilustración. En el 2014 retrató en una viñeta una escena cotidiana con su familia que involucraba el desayuno y canto; su acogida fue tan positiva que continuó compartiendo cotidianidades contemporáneas.

Su proyecto tuvo tanta aceptación que se fijó como meta generar una publicación. Gracias a la beca de estímulos de novela gráfica, pudo desarrollar su primer libro bajo el nombre de La Ché un día a la vez.

En la actualidad, Cecilia publica sus viñetas en diferentes medios de comunicación a nivel nacional, que le permiten descentralizar los contenidos de humor gráfico; por un lado, La Ché (una mujer que evidencia cotidianidades) y por otro,  Misiá Colombia (una mujer que habla de política y sociedad). De esta manera se observa un respeto por los personajes creados que le permiten dar versatilidad a sus historias.


Luís Tobón, Luto Corps

Este artista, diseñador gráfico de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, desde que su papá le regaló una libreta cuando era pequeño no ha parado de producir obras gráficas.

Luto trabaja con la parodia de la política, la sociedad, la economía y los procesos culturales. Sus obras representan el humor como un mecanismo de conversación sobre las realidades para generar conciencia y gracia, que se percibe en ciertos problemas internacionales o nacionales.

Aunque su trabajo ha itinerado en Perú y México, este artista se ha enfocado en los procesos de creación y divulgación, para la cual, ha dictador talleres para niños y jóvenes en epicentros culturales tales como el Museo La Tertulia y Lugar A Dudas.


Si andan en redes sociales y tienen la oportunidad de ver el trabajo de estos artistas convertidos en personajes, ¡paren!, dense un espacio, disfruten, ríanse y reflexionen con el humor gráfico que estos caleños les regalan para pasar el día. Pueda ser que ustedes estén representados o sean parte de alguna viñeta bajo su propia cotidianidad.

Esteban Zapata Leer más de
Esteban Zapata