Héroes del Punk: la escena londinense en 1977

Hoy en nuestra serie #HéroesDelPunk echamos una mirada a las bandas que siguieron el camino de The Clash y Sex Pistols en 1977

Con la consolidación de Sex Pistols y The Clash, Londres fue en 1977 un hervidero social y político de la mano del movimiento Punk. Aunque había varios lugares donde las distintas bandas que aparecían en ese momento tocaban, ninguno fue más emblemático que The Roxy: un pequeño lugar que ponía reagge y solo duro unos pocos meses, pero donde todas las bandas de la época pudieron tocar.

Todo pasaba muy rápidamente y en 1977 además de tocar en el Roxy y cada vez atraer más público a los conciertos, las bandas empezaron a grabar y publicar. Curiosamente, no fue Sex Pistols la primera banda en grabar un sencillo; esto corrió por cuenta de la banda The Damned, quienes, firmaron con una disquera independiente, especializada en este tipo de música (lo que le permitió grabar con más rapidez que Sex Pistols) llamada Stiff Records.

The Damned no fue una banda de contenido político o de presencia especialmente subersiva. Su status era un poco más descomplicado. Sin embargo, fueron las primeras notas de una banda Punk británica que sonaron en los tocadiscos del país. La canción New rose era oficialmente la entrada del Punk a la industria discográfica.

El Punk, entonces, no fue simplemente una música de militantes enojados, al menos, no en principio. El Punk también podía ser música que, más allá de lo político significaba algo distinto, como con Ramones pero a una escala mucho más grande.

Para la mitad de 1977 muchos fanáticos de The Sex Pistols y The Clash habían formado bandas dentro de la escena, este fue el caso de Generation X, que tuvo como cantante a Billy Idol, quien después sería un famoso cantante de pop.

Aunque no fue una banda de tanto renombre, Generation X logró dejar su huella con una canción que trataba de separarlos de la generación de la década de 1960: Your generation era una respuesta directa al himno del grupo The Who My generation, canción clásica de la década anterior. La canción asume una posición frente a la anterior generación y su posición pacífica frente a los temas, para justificar incluso, las posiciones violentas de ellos, aunque explique que la violencia es solo una instancia. La frase: “Your generation don’t mean a thing to me” deja en claro la necesidad de quiebre con aquella contracultura de la década anterior.

Un discurso como el del punk debía eventualmente tocar el tema de género; fueron varias las bandas con componentes femeninos (sobre todo más adelante), pero tal vez el primer statement de género del movimiento vino de parte de una banda llamada Xray Spex, quien hizo un tratado Punk feminista con la canción Oh bondage, up yours.

La canción hace un símil entre el bondage (una forma de sadomasoquismo que consiste en ser amarrado fuertemente) y el sometimiento femenino, así como el consumismo. El punk presupone poder reivindicar todo tipo de derechos, aunque desde una perspectiva radical como la de esta canción.

El punk, al verse a sí mismo como un movimiento simple, tenía claro que su simplicidad debía ser una parte fundamental. Si debemos buscar reglas como parte de la vanguardia, este pequeño instructivo del fanzine ‘Sniffin Glue’ es más que significativo:

La falta de técnica es fundamental dentro del movimiento. Lo que en algún momento empezó con Ramones como una forma de reacción ante la música muy elaborada, terminó siendo una regla fundamental en cualquiera que quisiera hacer parte del movimiento. No habría solos de guitarra o de ningún otro instrumento, ni nada demasiado elaborado en letras. De igual manera, existía una tendencia de no tomarse a sí mismo demasiado en serio, por lo que todos los statements que se hicieran pudieran ser satirizados.

El grupo que llevó más lejos estos dos conceptos de la mano fueron The Adverts, quienes se hicieron famosos no solo por sus letras llenas de sátira e ingenio, sino porque ninguno de sus integrantes tenía ningún conocimiento sobre tocar un instrumento cuando decidieron unirse. Eso se nota claramente en su primer sencillo: One chord wonders, una burla a ellos mismos y al público en general. Una mirada distinta y necesaria al radicalismo de The Clash.

Otro elemento que define el movimiento y todo lo sucedido en 1977 es lo colectivo. El elemento político de protesta de un grupo de jóvenes que se hacía sentir; una banda de origen proletarío, llamada Sham 69, logró mostrar el sentir colectivo. El conjunto tuvo éxito dentro de la movida Punk, entre otras cosas, debido a que los fans los sentían mucho más cercanos que las demás bandas.

Su canción If the kids are united era una invitación a ser parte del colectivo, era un sonido muy cercano al de los cantos de los “hooligans” que se escuchaban en los estadios de Londres. Sin embargo, bandas como Sham 69 empezaron a traer a sus conciertos otro tipo de públicos como los skinheads, algo que incrementó los brotes de violencia en la escena. Sham 69 fue, tal vez, la última banda éxitosa del movimiento inglés, que iba a empezar a resquebrajarse a principio de 1978.

La escena londinense con los años se volvió mito. Al igual que sus antecesores hippies de los que tanto renegaron, hay mucho de romanticismo en la visión que se vende de lo que pasó en aquel 1977. La agresividad del movimiento no significó que no se haya idealizado lo que en ese momento pasó y al suceder eso se pierde de alguna manera el norte de lo que se logró. Nuevas formas de comunicación, nuevos lenguajes y un sentido colectivo fueron los principales logros más allá de la idea de unos señores furiosos que querían cambiar el mundo y no lo consiguieron

Lean completa la serie #HéroesDelPunk: Iggy Pop, New York Dolls, Ramones, Sex Pistols, The Clash.

¿Qué te pareció este contenido?