Hablamos con Jonathan Pierce de The Drums

Noticias Radiónica 

The Drums es el resultado de la amistad formada entre Jonathan Pierce y Jacob Graham en un campamento de verano en Ohio, Estados Unidos, cuando apenas eran unos niños interesados en la música como hobbie. De esta temprana unión, nació la banda Goat Explotion, que alcanzó a hacer una gira por ese país, y que eventualmente se convertiría en The Drums.
 


A propósito de su nuevo trabajo, "Portamento", que fue disco de la semana en Radiónica los primeros días de octubre, Phillipe Sigenthaler se los encontró en Suiza y pudo hablar un largo rato con Jonathan (voz) sobre esta canción, Let's Go Surfing, que hace parte de la programación de Radiónica desde 2009; así como de su rápido paso de MySpace al sello Moshi Moshi; su experiencia con el negocio de la música, los managers y sellos; y la historia, claro, detrás de este nuevo álbum:
 


Sigue esta y todas las Noticias Radiónica con #noticiasradionica en Twitter
 

¿Cuál es la historia de "Let's Go Surfing"?

Es una de de las primeras 20 canciones que compusimos con la banda. Nuestro primer EP ("Summertime", 2009) lo grabamos sin que nadie supiera quienes eramos y no habíamos hecho un solo concierto. Simplemente eramos Jacob y yo grabando canciones en una habitación. Comenzamos a hacerlo porque estábamos aburridos y nos encantaba la música, principalmente la música pop. Luego, subimos varias canciones en MySpace y a la gente de un sello de Londres llamado Moshi-Moshi les gustaron. Nosotros simplemente dijimos si, pero no teníamos idea de que a alguien le importara. Tampoco sabíamos nada de ese sello discográfico, y aca estamos, 2 años después con un nuevo disco, en suiza. Esbastante surreal.
 


¿Cuáles son sus influencias?
 
No creo que sean relevantes. Creo que la música que hago es la mezcla de todo lo que amo. Creo que hay algo de Joy Division, de The Embassy, de indie pop sueco, pero no escribo canciones pensando en que suenen como Shangri La u otra banda. Esto es todo lo que amo, asi que siemplemente lo hago. Realmente no me preocupa eso de meterse totalmente en una escena para conocerlao, ni creo que sea lo más inteligente cuando se hace música, pues es difícil no dejarse afectar por todo lo que uno oye o lee. Por esto, yo trato de no leer reseñas, ni me la paso navegando en Wikipedia buscando quién grabó tal canción o con qué instrumento. Simplemente, en mi caso encuentro una guitarra, la compro y hago una canción. A veces peleo con Jacob y los otros porque les interesa la trivia y esos pequeños detalles. Eso nunca ha sido lo mío. Cuando investigo tiene que ver con libros o cine, pero con la música es mejor simplemente hacer lo que haces. 
 
 
The Drums y la industria musical
 
Sin sonar muy orgullosos, creo que tomamos buenas desiciones (desde el comienzo). Contratamos a un manager porque le gustaba la banda, y no porque nos quería convertir en el próximo U2, y asimismo con nuestra disquera. Ellos, literalmente nos dijeron: vamos a dejar que ustedes sean los que mandan, vamos a dejar que hagan lo que quieran, pues confiamos en ustedes como banda; y simplemente lanzaremos el disco. No hubiéramos firmado con ellos si no fueran así. No hay presión, todo el mundo sabe quiénes somos y honestamente no queremos ser el próximo U2. Quiero que seamos lo que somos. Tengo un fetiche por la “clase trabajadora” esa idea del trabajo en una fábrica, me encanta pensar en eso de una manera poetica y romántica.
 
 
"Contratamos a un manager porque le gustaba la banda,
y no porque nos quería convertir en el próximo U2"
 
 
Acaban de lanzar su último álbum "Portamento", que es una continuación del primer disco. Cuál es la historia detrás de este.
 
Quisimos hacer un disco autobiográfico, muy honesto y real. Los primeros trabajos tenían un ambiente cinematografío y sus canciones son como “de escape”. Con Portamento decidimos hablar del aquí y el ahora.

 

Claro que tiene canciones tristes y de rompimientos, pues son mis favoritas. Me encantan esos temas, la tragedia, creo que la tristeza es la emoción más bella, pues tiene muchas texturas. La felicidad puede ser muy directa y no es sutil, pero la tristeza puede quedarse contigo toda la vida, como tu compañera, y esto me parece bien. No me gusta la gente que dice ser feliz todo el tiempo.
 
 
 

--
Sigue esta y todas las Noticias Radiónica con #noticiasradionica en Twitter

 

¿Qué te pareció este contenido?