Fates Warning regresa después de 9 años

Una de las reuniones más esperadas del rock progresivo. "Darkness In A Different Light" es su nuevo álbum y ya se consigue en línea. 

Comenzaron en esto del metal progresivo mucho antes de que se formara Dream Theater y apenas un año después de que Queensryche llegara, cuando el término ni siquiera existía, y cuando ellos y sus contemporáneos querían ser Iron Maiden o Judas Priest. Eso no duró mucho.

Tras el paso del NWOBHM (New Wave Of British Heavy Metal), estilo que estuvo en las manos y guitarras de Saxon, Venom y Diamond Head -gran influencia de bandas americanas del trash por venir como Metallica y Megadeth-, el camino llevó a otras agrupaciones desconocidas como Fates Warning a encontrar sonidos más complejos, o a enredarse en ellos, de la mano de otras influencias como Yes, Pink Floyd, King Crimson y sobre todo Rush.

Con ese mapa en mente, el estilo heavy de Fates Warning comenzó a hacerse menos accesible, pero cada vez más elaborado y conceptual. Sin embargo, fue gracias a la fama que le dio Dream Theater al metal progresivo (su canción "Pull Me Under" fue famosa en MTV y llegó al puesto 10 de Billboard en 1992), acompañado por el impulso de un trash cada vez más técnico gracias a discos como "...And Justice For All" y "Rust In Peace", la banda de Jim Matheos, firmada por Metal Blade, encontró finalmente la caja de resonancia necesaria para darse a conocer frente a un público nuevo, amplio y hambriento de virtuosismo pero con fuerza, esa que ya había descubierto en el trash, el death metal y otros. 

Una nueva generación creció maravillada con discos como "Pleasant Shade of Gray" (1997), "Disconnected" (2000) y "FXW" (2004). Estos últimos mostraron la evolución de la agrupación a un metal más moderno, permeado por lo mejor del sonido alternativo de los noventa, pero con toques de experiencia progresiva, electrónica, ambiental y abstracta.  
 


Carátula de "Disconnected"

 

Pero, después de "FXW", Mark Zonder (batería) dejó a Fates Warning, y uno de los íconos del progresivo moderno llegó a su fin en un momento muy alto, creativamente hablando, de su camino; esto para pesar de muchos como Mike Portnoy (ex baterista de Dream theater), por ejemplo, quien era su fanático, y con quien tocó en diversas giras como baterista invitado, e incluso hace poco en algunos conciertos.

Sin embargo, una sequía de 9 años terminó luego de la reunión de la banda en 2009, y ahora con un nuevo disco y un primer sencillo que presentamos a continuación, llamado "I Am", una canción de cinco minutos, que retoma lo hecho en su último trabajo de la década pasada, pero con otra actitud y distorsiones demoledoras. Asimismo, tenemos "Firefly", una más melódica, lanzada a finales de agosto, con la voz de Ray Alder como protagonista.

La nueva titular de Fates Warning presenta entonces a Jim Matheos, Ray Alder, Joey Vera, Frank Aresti y Bobby Jarzombek

"Darkness In A Different Light", su decimoprimer disco, es el primero con Aresti desde el "Inside Out" de 1994. Su título parece hablar de la oscuridad que permanece en las personas, aun cuando pasan los años y estén en un momento de luz, o vida, diferente. Pueden conseguir su nuevo disco aquí. 

Estos dos sencillos muestran a la banda orientada definitivamente al rock pesado, sin mucha experimentación "espacial", que era el orden que daba Kevin Moore (ex Dream theater) con sus teclados a comienzos de la década pasada.
 


 

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'No me gustó'.