Estuvimos en el Festival Lollapalooza Brasil 2013

De nuevo, uno de los proyectos sonoros más importantes del mundo vuelve a aterrizar en Sur América, y en esta ocasión, São Paulo, Brasil, es el escenario que proyecta lo mejor del mundo: Lollapalooza 2013. Por @profeastronauta

Si bien el evento también se realiza en Chicago, Illinois, Usa, Santiago de Chile y en Tel Aviv, Israel, el presente tiene una particularidad: la fuerte presencia de artistas brasileños. Vamos a realizar un pequeño resumen de la primera fecha del Festival:

Perrosky: El dúo chileno, representantes del Lollapalooza Chile, lograron crear un gran concierto, sencillo, concreto y directo. La fórmula guitarra y batería definitivamente ha llegado a nuestro continente para afianzarse.

Holger: Una banda de Brasil que nos recuerda la frescura de bandas como Vampire Weekend o Local Natives, buenas melodías, grandes canciones y ante todo, muy buena onda.

Tokyo Savannah: Trío contundente, rudo, poderoso, nos recuerda la escuela creada por los Black Rebel Motorcycle Club. Un banda para hacerle el seguimiento en Radiónica.

Agridoce: En la escuela del folk dolido y a la vez elegante. Quizá, al ser interpretado en portugués, adquiere una personalidad única. Fue una gran sesión de delicadas canciones.

Of Monsters and Men: Desde Islandia una propuesta feliz, llena de colores sonoros, desprendidos de la evidente influencia de "Arcade Fire". Además de "Little Talks", se destacó una agradable versión de "Skeletons" de los "Yeah Yeah Yeahs"

The Temper Trap: Una de las agradables sorpresas del festival, la banda australiana conquistó al público del Brasil con un concierto lleno de atmósferas y grandes canciones.

Crystal Castles: Uno de los momentos más emotivos de la fecha, el dúo canadiense, entre la experimentación y la interpretación de grandes canciones, demostró que su propuesta oscura y densa es capaz de estremecer los sentidos de cualquier espectador.

The Flaming Lips: Una de las mejores bandas rock del mundo, lejos. Wayne Coyne y compañía le apostaron a un concierto denso, oscuro, sin grandes éxitos y muchas atmósferas. La banda norteamericana continúa arriesgándose sobre el escenario, la experimentación como alimento sonoro. Gigantes.

Passion Pit: El quinteto norteamericano logró crear un gran concierto compuesto de grandes canciones. La banda logró presentar con honores sus nuevos temas y demostró que tiene un largo camino por delante.

The Killers: Sencillo, la banda pop rock más importante del momento. Brasil también es su casa. 

 

 


Desde São Paulo, Brasil, Radiónica FM/WEB les trae toda la información del Festival Lollapalooza

¿Qué te pareció este contenido?