"Escucha y rota" con Zalama Crew

Desde los 94.5 fm en Cali, nuestra corresponsal nos envía noticias positivas en relación con cómo la música le aporta a la sociedad.

Hay algo importantísimo que olvidamos sobre la música y es que es un eje y conector cultural. Tiene la capacidad de abrir brechas y fronteras a un sinnúmero de posibilidades artísticas e inclusivas que generen repercusión en todos nosotros para reflexionar sobre cada una de las experiencias que nos pueda proporcionar.

Sin embargo, la inclusión es un tema que aún no se activa del todo desde nuestra identidad y es necesario comenzar a cambiar el chip y entender que somos tan únicos como cada fibra que poseemos, pero olvidamos que estamos diseñados para convivir y apoyar a los demás. Y que la manera más apropiada, retomando el tema de la música, es vincular la inclusión con el arte. De esto se trata Escucha y Rota, un programa social que busca alejar a los jóvenes que habitan en zonas vulnerables de Cali, de la violencia y drogadicción a través de la intervención de la cultura musical.

La agrupación que encabeza el proyecto es Zalama Crew, banda caleña que rinde homenaje al hip hop y a los géneros que se mezclan con esta cultura. Desde su intervención en el 2009 se han creado talleres interactivos y prácticos con niños, además de actividades deportivas, artísticas y culturales, que permiten empoderar los procesos creativos, investigativos e innovadores de la juventud en pro de la no violencia.


Foto: Zalama Crew

Han sido diferentes los espacios como el barrio San Pedro, Nacional, 20 de Julio y recientemente, Charco Azúl, en la Sultana, donde se ha logrado “escuchar y rotar” el mensaje.

Con esto se busca tomar conciencia sobre las experiencias vividas alrededor de cualquier eventualidad, encontrar las soluciones y retroalimentar con base en dichas situaciones. Además, gracias a los conocimientos musicales de la agrupación, el Crew tuvo la posibilidad de comunicar y difundir su bitácora personal, desde el guetto, para el aporte al desarrollo de propuestas artísticas con los jóvenes. Permitir que todos y cada uno de los jóvenes partícipes del proyecto pueda alimentar la sed de salir adelante. Darse cuenta de que las oportunidades no dependen del conflicto que crece en su área urbana, sino de los sueños y la motivación que se impongan para realizarlos.

“Escúchalo, pásalo y rótalo. Lo importante es que el mensaje llegue a tu corazón”.

¿Qué te pareció este contenido?