Eric Clapton y Jim Gordon no son los únicos autores de 'Layla'

Todo parece indicar que la parte final de la canción insigne de Clapton no es de su autoría, según informó la cantante Rita Coolidge.

“Layla and Other Assorted Love Songs" fue un LP doble publicado en 1970 por el grupo Derek and the Dominos, líderado por Eric Clapton, en el cual se incluyó el clásico del rock Layla. Esta canción fue acreditada al propio Clapton y a su batersita Jim Gordon, quien interpretaba el piano al final.

Rita Coolidge, cantante norteamericana, hoy de 71 años, ganadora de múltiples premios Grammy y famosa en los años 70 y 80, reveló en sus memorias aún no publicadas, 'Delta Lady', que tuvo un papel muy importante en la autoría de Layla, la consentida de Clapton. Según la cantante, la coda (cola, parte final) de piano del final es de su propiedad y nunca tuvo un reconocimiento por esto, ni en los créditos del álbum ni monetariamente hablando.


Portada del LP “Layla and Other Assorted Love Songs"

De acuerdo con la historia, Coolidge y Jim Gordon escribieron una canción llamada Time (Don’t Let the World Get in Our Way), la cual tocaron para Clapton en una oportunidad. “Recuerdo claramente estar sentada al piano en los Olympic Studios con Eric escuchándomela tocar”, dice un fragmento de las memorias publicado en el Miami Herald. Después, le dejarían a Clapton una grabación con la maqueta de esa canción esperando que él la interpretara, cosa que no ocurrio y el tema quedó en el olvido.

Un día cualquiera, la cantante escuchó Layla en radio y se dio cuenta de que la parte final de la canción era la misma composición de aquel tema grabado en la maqueta. "Enfurecí. Lo que habían hecho claramente era coger la canción que Jim y yo habíamos escrito, desechando la letra y colocándola al final de la canción de Eric”, se lee en el mismo apartado de 'Delta Lady'.

A pesar de habérselo reclamado al mánager de Clapton, Robert Stigwood, nunca obtuvo una respuesta positiva y con el tiempo se resignó a que nunca obtendría reconocimiento alguno pero añadió: “No había manera de que Jim hubiese olvidado que habíamos escrito la canción juntos. Y, francamente, creo que Eric tampoco”.

Ya veremos qué sucede con el tema tras la publicación de sus memorias. Mientras tanto, no está de más recordar y subirle el volumen a una de las mejores canciones del rock clásico, sea de quien sea.

¿Qué te pareció este contenido?