En un documental Robert De Niro rinde tributo a su padre pintor

En la cinta, titulada Remembering the artist Robert De Niro Sr. el actor escudriña la vida de su padre, quien murió 21 años atrás. 

Uno de los actores más importantes del cine estadounidense, recordado por sus interpretaciones en El Padrino II, Taxi Driver, The Deer Hunter, Toro salvaje, El cabo del miedo, Casino, Los intocables de Elliot, Érase una vez en América, Goodfellas y Despertares Ness entre muchas otras cintas a lo largo de la carrera cinematográfica que inició en 1963 con su debut actoral en The Wedding Party, estrenó en el Festival de Cine de Sundance, celebrado anualmente las dos últimas semanas de enero, un documental en el que rinde homenaje a su padre, Robert De Niro Sr., un artista estadounidense que vio consumir rapidamente el esplendor de su obra. 

Robert De Niro Sr, que logró ser sólo un artista menor dentro de la escena del expresionismo abstracto en Nueva York, terminó divorciándose de su esposa cuando finalmente aceptó su homosexualidad. Murió a los 71 años de edad (1993) víctima de cáncer, y su historia pudo haber quedado perdida en el tiempo, sino fuera por su hijo, que estrenó recientemente un documental basado en sus diarios íntimos.

Remembering the artist Robert De Niro Sr. causó expectativa tres semanas atrás en el evento de cine independiente, no solo por la pruducción de Rober De Niro hijo, sino por la oportunidad que vio la prensa mundial de inmiscuirse, a través de la historia del padre, en la infancia del hijo, de la cual se sabe relativamente poco. Pese a este interés mediático, el filme de Geeta Gandbhir y Perri Peltz mostró sus propios méritos.

Kenneth Turan, periodista del diario Los Angeles Times manifestó después de la premier “Pocas veces hemos visto momentos tan íntimos y bellos de la mano de un actor premiado por la academia de Hollywood”. Mientras que Merle Ginsberg, de The Hollywood Reporter, se mostró “entusiasmada y sorprendida”, ras la proyección del documental, del que HBO compró los derechos el pasado mes de junio.

En los 40 minutos que dura el filme, De Niro deambula por la historia de su padre teniendo como base su carrera artística, marcada por su maestro, el alemán Josef Albers, que era miembro de la Bauhaus. A mediados de los años 40,  De Niro Sr. daba de que hablar con sus cuadros de tendencia expresionista y cubista informalista, relacionándose  con intelectuales de la talla de Henry Miller y Tennessee Williams.

Su obra llamó la atención de la coleccionista y mecenas Peggy Guggenheim, quien lo incluyó, en 1945, en una exposición en su galería de Nueva York, junto a Jackson Pollock y Willem de Kooning. Con el paso del tiempo, el artista se vio opacado por artistas más jóvenes y vanguardistas. Aunque en los años 50 y 60 sus cuadros fueron comprados para integrar las colecciones del museo Hirschorn, de Brooklyn y de Baltimore, esto, mucho después de que una crisis personal destruyera su matrimonio, en 1943, un año después de que naciera su hijo Robert.

Después de estos acontecimientos, el pintor asumió su homosexualidad, que según la cinta, fue a causa de una lucha interior bastante fuerte. Lo que realmente terminó por derrumbarlo fue su escaso éxito artístico en las décadas del 70 y 80, época en la que el arte pop se tomó el mundo artístico. 

La relación con su hijo fue mejorando a través del tiempo, durante la infancia de De Niro hijo, el padre estuvo semiausente, la situación mejorararía durante la adultez de su hijo, tiempo en el que encontraron sus afinidades en el arte. 

De Niro hijo, que a propósito de la película, exhibió parte de la obra de su padre en la Galería Julie Nestor en Park City, manifestó: "Quería hacer el documental sobre mi padre con imágenes, con cualquier tipo de imágenes que tuviera, gente, quien fuera que estuvo cerca de él y todavía viviera por aquí. Quería entrevistarlos y hablar sobre él y hacerlo para la familia, para mis hijos y mis nietos", explicó. "Y luego resultó que HBO lo eligió, lo cual fue excelente".

El actor, ganador de dos premios Oscar, contó que trató de incluir la obra de su padre en su propio trabajo, como en su restaurante Tribeca Grill en Nueva York: "Le pregunté si me permitiría colgar algunas de sus pinturas ahí y pensé que no le iba a gustar para nada la idea, pero de hecho estuvo de acuerdo. Él mismo las colgó, especialmente las tres grandes pinturas en la parte trasera de la parrilla y me dijo que iba a ir con sus amigo de vez en cuando, como una vez a la semana o cada 10 días para ir a cenar", comentó. "Después le pregunté si podía hacer el menú y lo hizo, sigue ahí... seguirá ahí mientras siga existiendo el restaurante".

Los dejamos con una entrevista (en inglés) que De Niro concedió a AP durante el debut de Remembering the Artist, Robert De Niro, Sr. en el Festival de Cine de Sudance. 


rememberingtheartist.com

¿Qué te pareció este contenido?