El momento y la forma idónea para hacer música

Según este artista, no solo se requiere de inspiración para escribir o producir una canción. Los invitamos a conocer otros puntos de vista para tener en cuenta a la hora de crear sus acordes y letras.

Diariamente el músico recibe voces e impulsos que van, poco a poco, construyendo canciones en su cabeza. Esto es lo que Cid Branko (David García) considera como una “necesidad espiritual”. Son esas melodías que suenan en la cabeza cuando estamos tristes, felices y/o tenemos algún momento emocionalmente fuerte y las canalizamos para hacer música propia.

Branko se destaca como productor, guitarrista, cantautor y ha conceptualizado y materializado canciones para diferentes artistas. Sin embargo, siempre ha estado haciendo música para él mismo. De hecho, su última producción, un EP al que tituló “Libre”, tiene 3 canciones que cuentan historias muy personales y que llamó así por un momento muy específico de su vida.

“Son 3 canciones que están divididas en 3 episodios: una, lo que recuerda; otra, lo que desea y otra, que está en el medio, es una especie de introspección. Vámonos es un deseo de libertad, de conocer cosas nuevas. Libre habla de lo que siento que está mal y del deseo de ser espontáneo con mis decisiones y con lo que quiero para mi vida. Por último, Pensando en Ti ya es un recuerdo. Ese deseo de revivir ciertas cosas que tuve con alguien en algún momento y hasta ahí se quedaron”, expresó Branko.

Este cantautor afirma que una de las ventajas de hacer música para él mismo es que permite expresar y tener una descarga interna, contrario a producir música para otros artistas, donde hay que limitarte mentalmente a lo que es cada quien por sus diversas personalidades y conceptos. Sin embargo, también dice que el hacer música propia tiene sus momentos de angustia durante el proceso, hasta que finalmente la termina y libera todo eso que quería sacar de su mente.


Foto cortesía del artista.

La música de Cid Branko está influenciada por sonidos latino-caribeños como la cumbia, el reggae y la kizomba, siempre con la guitarra como instrumento principal.

“Tengo dos momentos importantes durante mi proceso musical: primero investigo mucho de música para encontrarme con géneros y canciones nuevas y diferentes. Segundo, me pierdo. Me voy lo más lejos posible para perderme y así encontrarme conmigo mismo y pensar realmente qué es lo que quiero hacer. Me voy, tengo un momento de introspección y compongo, saco ideas y trato de que esa experiencia sea bastante espiritual”, dijo García.

Para este artista, nacido en Armenia, es importante que todas sus composiciones tengan un significado muy profundo, sin importar cómo suene o cómo se cuente. Siempre se ha inclinado por entrenar su mente y su espíritu para ser mejor persona, pues el estar en armonía con él mismo y con los que lo rodean, es fundamental para hacer las cosas bien, ya sea en lo musical o personal.  Branko se esfuerza por darle siempre atmósferas de paz a sus canciones y considera que hay momentos idóneos para hacer música:

“Todas las personas tenemos cosas muy complejas y difíciles; recuerdos, traumas, inseguridades y miedo. En la medida en que tu espíritu y tu mente estén en armonía, eso te ayuda a sentirte y a hacer las cosas mejor”, concluyó el cantautor.

La música de Cid Branko ya pueden encontrarla en Spotify y Youtube. Además, en sus redes sociales pueden estar pendientes de sus próximas fechas en vivo.

Vean también:

Mad Tree: descubriendo nuevas bandas colombianas

El skate-punk no ha muerto

¿Qué te pareció este contenido?