The XX en el primer día del Estéreo Picnic 2017.

El Estéreo Picnic en Radiónica: Día 1

Ni la lluvia, ni el barro, ni el frío, ni el hambre... Nada pudo opacar la magia del primer día del Festival Estéreo Picnic. Así lo vivimos.

Jueves 23 de marzo de 2017. La octava edición del Estéreo Picnic fue inaugurada con algo de lluvia que afortunadamente paro con los primeros rasgeos de las guitarras. Con el fútbol como antesala (Colombia le ganó 1 - 0 a Bolivia), subiendo los ánimos, y con el agua amenazante, se cortó la cinta de uno de los festivales musicales más importantes del país.

Rock, punk, sonidos electrónicos, hip hop, pop, de todo y para todos. El primer día del 'Picnic' fue la apertura perfecta para los amantes de las experiencias en torno a la música. Las bandas colombianas, impecables. Las bandas internacionales, demostraron por qué fueron llados a estar paradas sobre las tarimas.

Les contamos cómo les fue a algunas de las agrupaciones que hicieron vibrar el Parque Deportivo de la 222 en Bogotá. ¿Estuvieron ahí? ¿Lo escucharon en nuestras diferentes señales? ¿Preparados para lo que se viene? Esto es #RadiónicaEnElPicnic:

Nanook el Último Esquimal

Después del 1-0 de la Selección Colombia en la fecha FIFA, la banda bogotana subió al escenario y con rock and roll prendió el primer día del Festival. Con clásicos y un par de estrenos bajo el brazo, 'Los Esquimales', esta vez con un músico más sobre el escenario y una voz femenina (la Nico de Velvet Underground, como lo evidenciaron en tarima) como invitada en un par de canciones, demostraron por qué se han posicionado como una de las propuestas más rockanroleras de la escena capitalina actual. 

La línea transversal del show fue una canción nueva llamada La Ventana, la banda decidió dividir este estreno por fragmentos para ir entregando poco a poco al público un tema que tiene todo para convertirse en un referente más de su repertorio, tal cual ocurrió con Lou, Candy y Lisa, que fue solicitada de vez en vez por el público mientras avanzaba el show.

Si no han visto esta banda en vivo tienen una cita pendiente, fundamentales para conocer y entender nuestra actualidad rockanrollra. Esta es una banda necesaria para el momento que vivimos y seguro sabrán hacer del rock un vehículo de comunicación y construcción de memoria. Larga vida a Nanook y a sus sonidos cargadas de historias que nos narran como ciudad, como seres políticos y sentimentales. 

Seis Peatones

Sí, el primer show del escenario principal de Estéreo Picnic 2017 fue colombiano y fue Seis Peatones la banda encargada, esta vez con el bajista fundador en la línea, Daniel Restrepo (FatsO).

Con guitarras poderosas y contundentes, así suena esta banda que además anda con un disco nuevo bajo el brazo. Su show nos hizo sentir una vez más que verlos en vivo es una fortuna y un honor. Músicos virtuosos, blues y rock and roll, una de las bandas musicalmente más grandes de nuestra escena.  Tienen que escuchar de principio a fin 'Polvo', su nuevo álbum, y si lo que buscan es rock nacional, Seis Peatones es el presente y futuro. 

Junto a Popstitute de Medellín y Nanook el Último Esquimal, Seis Peatones fue encargada de dar inicio a un capítulo más de uno de los festivales más grandes del país, eso, sumado a los show que nos presentaron, sólo significa una cosa,:grandes bandas nacionales tiene el presente de nuestra escena, el futuro es más que prometedor. 

Ságan

Este proyecto crece a pasos agigantados, los conocimos siendo 2 en tarima y hoy por hoy son 4. Más percusiones, más envolventes que nunca, más seguros de sí mismos y cada vez con mayor público. 

Ságan ha transgredido la mera propuesta sonora y su visualidad ha ido cogiendo personalidad de tarima en tarima. Acaban de aterrizar en Colombia después de su paso por el festival South by Southwest en Texas. Con pasos firmes la banda ha ido consolidando su show en vivo al punto de atrapar al público y no dejarlo ir, un reto que tenían pendiente desde sus primeras presentaciones pero que se vio cumplido en una de las tarimas más grandes de Colombia 

Este proyecto ha ido perfeccionando su apuesta y de paso ha ido consolidando su público, ese que no sólo mueve el cuerpo con sus beats sino que atento escucha y canta. Grandes cosas se vienen para el proyecto de María Mónica Gutiérrez y Felipe Ortega Blanco, esta es una muestra más de que las bandas se construyen a sí mismas y a su público desde el en vivo. 

Cage The Elephant

Con el Grammy a mejor álbum de rock más reciente, los Cage The Elephant llegaron a apropiarse del escenario principal de Estéreo Picnic. Un Matt Schultz que bailó, saltó y recorrió cada rincón mientras su potente y rasgada voz interpretó canciones de sus discos, una actuación digna de un rockero. Su energía calentó la noche.

Se presentaron como una banda de Nashville, Tennessee, muy honrados de visitar por primera vez nuestro país, visita que estuvo acompañada de aplausos y rock and roll. Cold, Cold, Cold fue coreada por más de un asistente, una canción más que adecuada para el clima bogotano. Al final, Matt confesó: "I'm in love with u people", sí, enamorado. Un concierto festivalero y con actitud fue lo que nos regaló Cage The Elephant. 

Rancid

Llevar 25 años haciendo punk implica que se noten las 'horas de vuelo', los viajes, las tarimas, los garajes y las canciones que tienes encima. Eso sucedió con Rancid, una banda que muchos asistentes al festival iban a ver llenos de recuerdos de la adolescencia en la que el punk fue la respuesta a las preguntas que no la tenían. 

Tim Armstrong y Lars Frederiksen, son probablemente dos de los 'culpables' del movimiento punk en california  y cómo este se transformó luego de los años de los Sex Pistols y los Ramones en la década de los 90. Con la carpa del Estéreo Picnic casi llena, está banda dio un verdadero concierto punkero: parando solo para decir, "Buenas noches" en español y prometiendo volver pronto. Con el anuncio de un nuevo disco, y canciones de sus discos más importantes, Rancid probó, de nuevo por qué más de uno pagó su boleta solo para ver a esta legendaria banda como sucedió el año pasado con Bad Religion.

¡Sí, el Picnic volvió a ver un pogo con esta banda que demostró una vez más, que el punk no ha muerto! 

The XX

¿Pudo haber sido otra la introduccion al show de The XX? Creemos que no. Apenas sonaron las primeras notas de Say Something Loving, el público enloqueció. Sin duda una de las mejores presentaciones de la jornada. Entrelace de voces perfeco, elegancia, suavidad y explosión a la vez. Un concierto que fue creciendo con el paso de los minutos. Romy, Jamie y Oliver, vestidos íntegramente de negro, con instrumentos negros, y con las luces de fondo iluminándolos, hicieron de la primer noche del Picnic algo inolvidable. 

"Is nice to see you" expresó Romy en la mitad del viaje sonoro en el que nos metieron y del cual fue difícil salir con canciones bien interpretadas por músicos que simplemente con mirarse saben hacia dónde van.

On Hold, el precierre perfecto para abrir un nuevo camino que seguro los traerá de vuelta. Al final, cerrar los ojos con lo últimos punteos de Romy, la venia de ellos a nosotros y visceversa. 

G-Eazy

Apareió en el escenario y la tierra empezó a temblar, literalmente. Gerald Earl Gillum, de 27 años, es uno de los raperos, productores y compositores más importantes de la actualidad en Norteamérica. Se vino desde California para poner a saltar y bailar al público bogotano, y lo logró, a punta de potentes bajos, golpes de batería estremecedores, un DJ conectado con la gente y un mensaje claro: "Fuck you Donald Trump!". 

Fue su primera vez en Colombia y no defraudó. Los que lo siguen se lo gozaron de principio a fin con rimas que se meten entre las arterias y beats que recorren lo más profundo de las venas. Su show estuvo acompañado por un juego de luces estrepitoso y máquinas lanza fuego. El scratch, sus particulares bailes, los saltos, su lírica, su energía y su potencia, lo ponen en el lugar donde hoy está. G-Eazy, un manifiesto contra el statement. Rap contracorriente y que golpea fuerte, musicalmente hablando.

The Weeknd

El rapero canadiense quien recientemente publicó un álbum con colaboraciones de la talla de Daft Punk apareció en el escenario principal de Picnic junto a su banda y una gran dosis de buenos sonidos, tranquilos y llenos de romanticismo. Afinación al 100% y un grupo de músicos virtuosos tanto en su interpretación como en la capacidad coordinación con la voz del artista (estaban ubicados muy lejos de él).

El show de luces pudo haber dado más, tal vez no se supo aprovechar pero fue suficiente para acompañar las melodías del cantante. Su primera vez en Suramérica no pasó desapercibida y la respuesta del público estuvo acorde a lo pronosticado, lo cual hizo emotiva y especial la presentación. 

I Feel It Coming, definitivamente lo mejor de la hora y 10 minutos del show, junto a su cierre, la potente Starboy ¿Lo más cerca que estaremos de Daft Punk?

Justice

Cerrar un día de festival no sólo es un honor, sino un reto. El cansancio y el frío se deben combatir con buena música y Justice sí que supo lograrlo. Comenzaron con Safe and Sound, una canción que representó su regreso y fue el primer sencillo de su más reciente álbum. Mirando al norte, con un montaje modular que les permitía moverse, aunque no lo hicieron con tanta frecuencia. Comenzó la fiesta, y con ella esos bajos que se sienten en el pecho y que casi que llevan el beat del corazón. La euforia se apoderó de la carpa del Estéreo Picnic en donde el público bailó ante un show con visuales y luces bastante sobrias pero milimétricamante calculadas con el show de Justice. No usaron las pantallas que me permiten ver al público que está más atrás qué pasa en el escenario, la energía y atención estuvo concentrada en ese amalgama entre luces y sonidos que hicieron bailar a los asistentes hasta la madrugada. ¡Aplausos!


Foto de Estéreo Picnic

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar