El día en que Axl dejó plantado a Guns N' Roses

Hemos decicido iniciar una serie de remembranzas del rock en donde traemos al presente momentos memorables del género con  bandas y artistas como protagonistas. Aquí, la vez que Axl Rose le volvió a romper el corazón a su banda.

Fue en el año 2012. Una edición más del Rock And Roll Hall Of Fame se llevó a cabo y en esa ocasión bandas como Guns N’ Roses, Beastie Boys, Red Hot Chili Peppers y Small Faces entrarían a la lista del hall de la fama en el universo rock.

Como es costumbre, las bandas homenajeadas realizan un breve show para celebrar la inclusión, lo que para ese entonces suponía el reencuentro entre Axl Rose, Slash y toda la banda que marcó la generación de los 90. Pudo haber sido esa una buena reunión de no ser por el desplante del cantante, quien decidió no acompañar a sus excompañeros para recibir el galardón.

Al respecto, Duff McKagan (bajista de Guns), presente en el auditorio exclamó: “No importa quién está aquí esta noche, porque esto es por la música de la banda”. Entonces, Duff, Slash y los bateristas Steven Adler y Matt Sorum, junto a Gilby Clarke (guitarrista de la época) y Myles Kennedy (el cantante de la banda de Slash), subieron al escenario e interpretaron 3 canciones del "Appetite for Destruction" (1987): Mr. Brownstone, Sweet Child O’ Mine y Paradise City.

Ya lo había dicho Freddie Mercury antes, "the show must go on!", y eso fue lo que sucedió esa noche. Hoy, 4 años despues, la banda está a punto de reunirse con las pases hechas entre sus protagonistas (Axl y Slash).

¿Qué te pareció este contenido?