El cine portugués en la FILBo 2013

Como la literatura, la fotografía, la música y el arte en general, las películas reflejan momentos de la historia de los territorios en que se inspiran. El del país luso no es la excepción. Es así como en el marco de la FILBo, y aprovechando que Portugal es el país invitado, les traemos una selección de películas que trazan la historia del cine de ese país.

La primera vez que se realizó una proyección en Portugal no fue precisamente la de una producción local, pero sí, como en muchos otros lugares, fue una muestra del trabajo de los hermanos Lumière, en este caso, realizada en el Real Coliseo de Lisboa por Edwin Rousby, proyeccionista conocido como el “electricista de Budapest”.

Después de esto empezaron a difundirse con más frecuencia trabajos extranjeros, y en 1909, Manuel Cardoso y João Freire Correia fundaron “Portugalia Filmes”, donde empezaron a desarrollar un valioso trabajo en el campo del documental. Filmaron diversos acontecimientos, entre ellos el terremoto de Benavente en abril de ese año y la proclamación de la república el 5 de octubre de 1910.

Esta corriente documentalista se extendió durante muchos años en la escena cineasta de portugal. Algunas de las producciones más recordadas estuvieron a cargo de directores como António Campos, António Reis y Ricardo Costa, quienes décadas después fueron representados por directores como Pedro Sena Nunes ("Fragmentos entre el tiempo y los ángeles", 1997), Sérgio Tréfaut ("Lisboetas", 2005) o Joaquim Sapinho ("Diarios de Bosnia", 2004).

También se destacan las producciones documentales de Catarina Mourão ("Mi pueblo ya no vive aquí", 2005), Joana Pontes ("El escritor prodigioso", 2005) y Susana de Sousa Días ("Naturaleza muerta", 2005).

La crisis del finales del siglo XX quedó también escrita en el cine, esta faceta estuvo a cargo de directores que plasman en sus producciones los problemas sociales de Portugal, entre ellos João Canijo con "Sapatos Pretos - Zapatos negros", (1998), Pedro Costa ("Huesos",1997; "La habitación de Vanda",2000; "Juventud en marcha", 2006), João Pedro Rodrigues ("El fantasma", 2000; Odete, 2005) y Marcos Martins ("Alice", 2005). 

Por otro lado, una serie de directores huyeron al realismo y sus crisis e instauraron su trabajo en algo un poco más fantástico, una corriente convertida tiempo después en un lenguaje recurrente en el cine portugués. Allí se encuentra Manoel de Oliveira, un cineasta respetado por la crítica de su país y quizá el más reconocido a nivel internacional. También están António de Macedo, João César Monteiro (1929-2003) ("Recuerdos de la casa amarilla", 1989; "Las bodas de Dios", 1998), Teresa Villaverde ("Los mutantes", 1998) y Margarida Gil con su película "O Anjo da Guarda" (El ángel de la guarda) de 1999. 

"Os Canibais" (1988) es una de las películas de la amplia filmografía de Oliveira, quien a sus 105 años sigue esquivando enfermedades y con el amor a producir cine intacto. 

A mediados de la década de los años 60, los festivales franceses e italianos lo consagraron a nivel internacional con "O passado e o presente" (1971) y su filmografía comenzó a acumular galardones y su prestigio se acrecentó con cada uno de sus títulos.

Como un referente del cine portugués les presentamos a Manoel de Oliveira y su producción "Os Canibais".
 

 

En la actualidad se encuentran cineastas como Joao Pedro Rodrigues y Sérgio Tréfaut, quienes también han logrado cruzar fronteras con sus imágenes, sonidos e historias, llegando a festivales internacionales. 

Aquí les dejamos un par de películas para conocer un poco más de lo que pasa en el cine portugués contemporáneo

"Viagem a Portugal" del director Sérgio Tréfaut

 

"A última vez que vi Macau" del director Joao Pedro Rodrigues


Consulten todo lo relacionado con la FILBO 2013 aquí

¿Qué te pareció este contenido?