El ascenso inesperado de Lana del Rey

Esta neoyorquina, iniciada en el jazz y el folk, vio primero el éxito como Elizabeth Grant desde la tarima de un bar desconocido. Pero su primer disco estuvo archivado 2 años y fue removido de iTunes. Ahora como "Lana del Rey" fue redescubierta, o relanzada, y es una estrella femenina en ascenso. 

Es mejor que la música de Del Rey hable por ella. Su vertiginoso éxito es cuestionado en blogs, en revistas y en páginas de música especializada. Para muchos, su paso de ser "Lizzy Grant" a Lana del Rey no es más que una estrategia corporativa para relanzar a una artista de la que nadie compró canciones en la tienda de música de Apple, aun cuando su "fallido" EP "Kill Kill" de 2009 hubiese sido producido por el reconocido David Kahne. 

Su nuevo nombre nos remite al Viejo Oeste, y la estética vintage que rodea sus videos, fotografías y forma de vestir, podrían haber salido de una película de Tarantino, o de una publicidad de ropa de los años 70. Al mismo tiempo, es perfecta para su música, un conjunto de baladas de corte nostálgico -casi que escritas por una Fiona Apple más enfadada-, que no dejan de estar llenas de detalles atractivos y novedosos.

De hecho, su onda retro la hace ver original y llamativa, incluso cuando los títulos de sus canciones aluden a todo y a nada al mismo tiempo: "Blue Jeans" o "Video Games" reflejan la superficialidad que envuelve el secreto de la música de esta hermosa rubia de Nueva York.  

Sea lo que sea, muchos son los indicios de que estamos presenciando el surgimiento de una especie de popstar distinta, de otro porte. Su sensualidad elegante, a la manera de una actriz rebelde de Hollywood en los años 50, puede darnos una pista de esto.

Pero más allá de estas especulaciones, su música es la fantasía que vale la pena disfrutar. Compartimos "Blue Jeans", la canción de la semana en Tardes Radiónica y "Video Games".


--
@LanaDelRey :: myspace.com/lanadelrey :: youtube.com/user/LanaDelRey

¿Qué te pareció este contenido?