“Different Class” de Pulp: 20 años de la joya escondida del britpop

A propósito del mítico álbum de Pulp que cumple 20 años, Manuel Carreño nos revive su historia

1995 fue un año extraño. En música fue el año en que la llama de grunge se fundía de la mano de bandas con un sonido más pop y pensado más para rockeras adolescentes que nada tenía que ver con aquella furia del 91.

Los profetas morían y las bandas pioneras se acababan o migraban a otras cosas. Esa hegemonía norteamericana musical empezaba a morir frente a la llegada de una cantidad de chicos ingleses que cantaban sobre cosas inglesas, sonaban como ingleses, tenían  peinado inglés y finalmente eran ingleses de todas las maneras posibles. Con todos esos elementos el género solo se podía llamar.

En medio de esa nueva invasión británica, dos bandas: Blur y Oasis no solo lograron tomarse los mercados del mundo entero sino además hacer el suficiente ruido a través de una desafortunada estrategia del mercado conocida como La Batalla del Britpop una especie de Game Of Thrones musical para ver quién se quedaba con el trono de hierro en forma de disco de platino, lanzando sus respectivos sencillos el mismo día, con insultos públicos entre las dos bandas mediante y con la prensa en posición de buitre.

Pero mas allá de ese show más cercano a los tabloides que a la música (las dos bandas hoy en día lamentan mucho ese hecho y aceptan que lo hicieron debido a una combinación de egos descontrolados y disqueras presionando) las dos bandas lanzaron dos grandes álbumes, (What's the Story) Morning Glory? de Oasis y The Great Escape de Blur que terminaron de darle al Britpop el empujón para tomarse el mundo.

Y en medio de todo el ruido que todas esas agrupaciones generaban (más otras como la pionera Suede, o Ellastica) apareció casi desapercibida una banda de Sheffield que llevaba para ese momento más de una década haciendo música y que mas que montarse a la ola del britpop, siguió naturalmente su proceso creativo ya terminó volviéndose fundamental en el espíritu del momento. Pulp no se colgó del Britpop, más bien el Britpop aprendió y creció gracias a ellos.

Ya en 1994, Pulpa había lanzado un disco fresco y alegre pero con mucho contenido llamado His n´Hers que había logrado captar la atención de la prensa, pero lo mejor estaba por venir.

Solo un par de meses después de la infame batalla del Britpop, Pulp aparecía con un disco que estaba destinado a ser uno más dentro de aquella ola, pero el disco tuvo un inicio tranquilo, hasta que la gente comenzó a escucharlo.

“Different Class” es una de las grandes reflexiones sobre el momento de Inglaterra, es prácticamente un manifiesto enmarcado musicalmente en ritmos alegres y momentos densos. Su primer track “Mis-Shapes” es una especie de llamado a la revolución cultural frente a la conforme y aburrida sociedad inglesa. 

Después vienen 11 canciones más, 11 himnos cada uno contando una pequeña historia capaz de reflejar lo que sentían y vivían miles de jóvenes en Reino Unido y porque no, en el mundo. Desde contar toda la experiencia de comprar drogas en un rave, hasta terminar sintiéndose deprimido en medio de la alegría de la fiesta en “Sorted for E's & Wizz”, ecplicar el mundo desde los ojos de un stalker asesino obsesionado por una niña rica en “I Spy”, o algo mas sencillo como el hablar de dos personas que se conocen y se enamoran al azar en “something change”

Sin embrago “different Class” tenía dos piezas guardadadas para dejar de ser simples hits y volverse himnos para la posteridad.

La primera es una confesión de un hombre a la que fuera su compañera de colegio y vecina, la cual nunca le puso atención y pasado los años está casada y tiene un bebé. En medio de una música muy alegre, la voz de Jarvis Cocker nos va contando una historia de soledad, angustia y frustración, mientras bailamos desesperadamente. La canción se llamó de manera casi que visionaria Disco 200. El vídeo vale la pena repetirlo miles de veces y ver mucha de la estética actual en esa obra maestra.

Pero la joya de la corona estaba en en track 3 del album. Basado en una historia real que le sucedió al cantante Jarvis Cocker cuando era estudiante de arte. Una compañera de clase, hija de una adinerado griego se le acercó y le dijo que deseaba poder “vivir como gente común” ya que debido a su vida millonaria, no sabía lo que era eso.

La historia no pasó de ahí pero puso a reflexionar a Cocker sobre lo que significaba ser la gente común. Common people no solo fue una crítica a todos aquellos que ven “simpático” vivir la vida de las clases populares (“Because you think poor is cool”), sino también es un retrato de una Inglaterra deprimida, que buscaba en la fiesta una forma de escape.

Niguna de las dos canciones fue numero 1, pero el disco rapidamente se volvió una obra de culto y auque no tuvo los números que alcanzaron las obras de Blur o Oasis, logró abrirse paso y darle una perspectiva más profunda al brit pop.

Un par de años después Pulp sacaría otro gra album llamado This is hardcore, pero no tendría el peso cultural del anterior. Con el tiempo la banda se disolvería y solo volverían hace unos años para hacer una gira que cerraría en su pueblo natal.

Viente años después Different Class es un disco mas vigente que nunca tanto en su música como en sus letras. Por eso vale la pena tomarse el tiempo para escuchar después de dos décadas la joya escondida de uno de los momentos musicales más importantes de la historia 

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me da igual'.