Copa América Centenario: ¿Cómo encararla?

Independientemente de los rivales a los cuales Colombia debe encarar, la tricolor está en el deber de llevar su mejor equipo, si quiere seguir mecanizando y reiterando su funcionamiento futbolístico y alimentando el espíritu por ganar títulos.

El certamen de selecciones más antiguo del mundo cumple 100 años: La Copa América. Por primera (y acaso única) vez en su historia, se disputará una edición especial de la misma en un país diferente a Suramérica, y en esta ocasión, con invitados especiales de la Concacaf, entre ellos el país anfitrión, Estados Unidos, y la siempre poderosa México dirigida por el risaraldense Juan Carlos Osorio.

De entrada ya son razones suficientes para darle toda la seriedad. Y al usar esta palabra, supone además la gran posibilidad de jugarla con nuestros grandes futbolistas como James Rodríguez, Carlos Bacca, David Ospina, entre otros.

Aprovechar este evento para probar jugadores no sólo supone evadir la posibilidad (o responsabilidad, mejor) de disputar un título continental, sino también el de reforzar conceptos y memoria táctica a una selección en constante renovación en este 2016.

Las fechas no suponen un problema: la Copa se jugará desde el 3 hasta el 26 de junio, y si revisamos el calendario de las eliminatorias, estas tendrán lugar a inicios del mes de septiembre. Otro tema que de revisarse oportunamente no supondría ningún problema es el de la selección Preolímpica, que de lograr la clasificación a las justas deportivas a disputarse en Río 2016, tendría una base de jugadores sub 23 que inclusive pueden aportar a la selección de mayores para los juegos de eliminatoria ante Venezuela y Brasil en las dos primeras semanas de septiembre.

Está además el grupo que a Colombia le ha correspondido: la selección local dirigida por Jürgen Klinsmann de gran evolución y portento físico superior, además de la siempre complicada selección de Paraguay dirigida por Ramón Díaz, siendo estos los dos primeros rivales de Colombia en el certamen, el 3 y el 7 de junio respectivamente, y por lo cual es para el combinado de Pekerman el paso más complejo de dar en la Copa. Por último, la selección de Costa Rica, que aunque no es dirigida por Jorge Luis Pinto, ha tenido buen desempeño en las eliminatorias de su zona de la mano de su DT Óscar Ramírez.

Para los nuevos jugadores de la selección no sólo supondría un gran reto representar a Colombia en un certamen oficial, sino además la posibilidad de convivir con los experimentados del plantel, el cuerpo técnico, y los trabajos técnico-tácticos que permitan llegar con mayor bagaje a las citas por eliminatorias. Jugar con todo lo que se tiene la copa no sólo permite mantener vigente el espíritu competitivo de un país, sino también el contribuir para que la Copa América siga estando en manos de un país suramericano, como debe ser, y como ha ocurrido con la Copa Libertadores.

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'No me gustó'.