Concierto Radiónica 2014 en Cali: un evento que hizo historia

El pasado 14 de septiembre, la historia musical de la ciudad se partió en dos con el primer Concierto Radiónica.

La deuda del rock y el hip hop quedó saldada en un evento sin precedentes en Cali. Así se evidenció desde las 10 de la mañana del domingo 14 de septiembre, cuando una multitud de personas se aglomeró en el Teatro Jorge Isaacs para escuchar uno de los conciertos más importantes de la región.

Este éxito ya se había presagiado en la Caravana Radiónica, realizada antes en diferentes municipios del Valle del Cauca, debido a que en ciudades como Palmira, Buga y Tuluá también hubo un gran interés para reclamar las boletas de una presentación histórica. 

El concierto fue una muestra de grandes promesas musicales colombianas como LosHotPants y Zalama Crew. al lado de grandes íconos como Ciegossordomudos y las 1280 Almas, que por cierto, se presentaban por primera vez en Cali.

Esta selección de artistas se encargó de hacer de aquél domingo una fecha llena de guitarras, bajos y baterías que erizaron hasta el corazón más duro e hicieron saltar a más de uno.


Y empezó la fiesta
 

Pocos minutos se necesitaron para llenar el Teatro Jorge Isaacs, donde algunos se mostraban incrédulos al ver por primera vez la magnitud del evento.

Entre fotos, amigos y muchos Radiolitos, el público se fue acomodando para darle paso a la primera agrupación.

Con una energía y un carisma inigualable, Simona Sánchez abrió el escenario presentando a LosHotPants, la agrupación de indie rock que, con todo el carácter musical, la emprendió con una fuerte voz y batería, dándose a conocer entre un público que se rindió y se deleitó con Whisky, Escapar y Polvo Lunar.

“Estamos haciendo historia, bienvenidos al Primer Concierto Radiónica Cali” gritaba el vocalista, mientras la gente aceptaba los nuevos sonidos de esta banda emergente que puso a bailar tímidamente a muchos asistentes.

Y no era para menos que Joseph, el vocalista de la banda, lo dijera, pues la presentación que estaban realizando daba inicio a una nueva historia de Señal Radiónica en el Valle del Cauca. La banda eran los primeros vallecaucanos que se presentaban en el primer concierto que hacía el Sistema de Medios Públicos Señal Colombia en la región.

Después de siete canciones, la agrupación se despidió de un público sonriente que empezó a saltar cada vez más y más, preguntándose por las canciones y los sonidos de una nueva generación de artistas del suroccidente que con una sencillez, pero con una actitud sonora fresca, encantaron a la multitud.


Más para ver, oír y gritar

Ciegossordomudos salió al escenario con Mejor animal. En ese momento, las voces de los vocalistas se complementaron con un público que no dejó de cantar al lado de la agrupación bogotana.

Las miradas de los asistentes se juntaron al igual que las manos arriba cuando las guitarras susurraban a los oídos sobre los Amores Invisibles. La fiesta y el teatro se calentaban cada vez más de alegría y emoción.

“Radiónica (…) Cali gracias por su calor”, con esas palabras Alejandro Gómez-Cáceres despidió a una multitud encantada por las guitarras y maravillada por un ‘pogo sonoro’.


La cumbre

Para muchos asistentes, las bandas que se habían exhibido hasta el momento eran un calentamiento para la agrupación que estaba por presentar Simona.

Más de 700 almas se agolparon para darle rienda al recuerdo, a la buena música y a las mezclas generacionales. Entre sonrisas, gritos y muchos aplausos se subieron las 1280 Almas a escena.

No era para menos, Cali estaba esperando una presentación de los bogotanos desde los años 90 y Señal Radiónica cumplió esa deuda musical del rock.

Aquí vamos de nuevo fue lo que se escuchó mientras el teatro saltaba con una fuerza y energía insuperable. Soledad criminal puso un sello al concierto que hizo vibrar las sillas donde era cada vez más raro observar a alguien sentado.

Las peticiones de los asistentes no se hicieron esperar. Entre voces, pedían canciones de los primeros trabajos; sin embargo, tocar 10 álbumes en siete canciones es imposible, pero las Almas se aventuraron para crear con su repertorio una atmosfera donde todas las generaciones quedaron satisfechas.

Tanto nuestro equipo de producción, como los del apoyo técnico, eran en esos instantes también parte del público; todos unidos en una voz, la voz de las Almas.

La tribu que cerró el Concierto con toda su “pipol”

Nadie en el teatro se quería sentar. La alegría de recordar y escuchar a las 1280 Almas parecía insuperable, hasta que entró a la tarima una flauta, varias guitarras y unos sonidos que eran ecos del barrio, ecos de Cali con los Zalama Crew.

El Concierto Radiónica, que empezó con una agrupación caleña y así mismo finalizó, tuvo también su dosis de hip hop. “Gracias Señal Radiónica, Gracias por estar en Cali” se les escuchó decir a los vocalistas de Zalama. Al son de su Concentration explotaron un espacio con las vivencias y experiencias hechas en 10 canciones.

Burning Babylon puso a mover a todos, pero fue Con toda mi pipol que la energía explotó en el escenario de una Cali entre voces, entre flautas e historias.

Somos nosotros (…) somos ustedes, somos Radiónica” iban cantando, mientras finalizaba, bailando entre la multitud, la agrupación de fusión que se ganó los aplausos finales de este concierto.

Los gritos continuaron al ritmo del baile de los asistentes, que poco a poco salían eufóricos del evento que dejó voces roncas, alegrías, abrazos, pogos mentales y una espera de conocer la nueva fecha para el segundo concierto histórico de Señal Radiónica en Cali 

¿Qué te pareció este contenido?