El Rey del Norte, Jon Snow.

Cómo quedarse dormido grabando Game Of Thrones por Kit Harington (Jon Snow)

Se acabó la sexta temporada de la serie de televisión más vista del mundo y uno de sus protagonistas reveló este par de detalles.

[¡Alerta Spoilers!]

El domingo pasado nos despedimos de la sexta temporada de Game Of Thrones quedando en una tensa calma y contando los días para la sétima entrega la cual llegará en abril de 2017.

Ya supimos que Cersei, tras su brutal 'ataque', se quedó con el Trono de Hierro. También vimos zarpar a Daenerys Targaryen junto a sus amigos rumbo a Westeros. Y además, quedamos tranquilos con la proclamación oficial y definitiva de Jon Snow como Rey del Norte, con la preocupación de que pronto (en el 2017), tendrá que enfrentarse a los Night Walkers (caminantes de la noche, los muertos, los zombies, los monstruos, como quieran llamarles).

Pues bien, a días del final de temporada, el actor que interpreta a este último personaje (Snow), Kit Harington, reveló un par de detalles relacionados con la serie y que lo cambiaron todo.

En una entrevista para W Magazine, el actor de 29 años afirmó que la noche antes de la audición para su papel, tuvo una pelea con otra persona en un establecimiento de comidas rápidas. “Fui a la audición con un ojo morado por una pelea que tuve la noche anterior en un local”, aseguró el actor argumentando que esa persona le había faltado al respeto a su novia.

“Me levanté y dije: ‘¡No, no puedes decirle así!’, y lo reté a una pelea, algo que nunca había hecho antes. [...] Fui a la audición con un ojo morado, y creo que el hombre que me dio el puñetazo en la cara pudo haberme ayudado a conseguir el trabajo. Así que si estás viendo esto, gracias”, agregó.

Por otro lado, el actor británico también reveló que se quedó dormido mientras grababa una de las escenas más importantes de la serie. Ocurrió al inicio de la sexta temporada, mientras se rodaba la parte en que su personaje revivía. Harington confesó que como tuvo que pasar mucho tiempo desnudo encima de una mesa y fingiendo que estaba muerto, de repente le ganó el sueño y se echó una siesta.

"Para esta escena se hicieron miles y miles de tomas. Ellos querían hacer eso una y otra vez. Llegó un punto en el que dije: ‘No sé qué más hacer ahora’. Estuve ahí acostado por tantas horas por dos episodios completos. Me quedé dormido a la mitad de la escena y cuando desperté no sabía en donde estaba”, explicó el artista.

Al final añadió que este 'sueñito' le sirvió para su interpretación. “No hay nada más aterrador que despertarse en medio del mundo de Game Of Thrones, desnudo y en medio de gente parada a tu alrededor, en realidad pensé: ‘Dios, he muerto y en realidad terminé en medio de Westeros'”.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar