Foto: Facebook de la banda

"Colombia nos ha recibido bárbaro": Cuarteto de Nos

Roberto Musso (guitarra y voz), Santiago Tavella (bajo y voz), Alvin Pintos (batería), Santiago Marrero (teclados) y Gustavo "Topo" Antuña (guitarra), forman esta banda que nos abrió sus puertas (nos aceptó en Skype) para hablarnos de lo que será su próximo disco y su paso por el #ConciertoRadiónica. Se vale leer esta entrevista en voz alta y con acento uruguayo.

Desde 1984 este cuarteto (que en realidad es un quinteto) ha invadido los oídos de Latinoamérica probando la extensión y la riqueza del castellano y confirmando que las canciones no siempre tienen que hablar de amor. Cuarteto de Nos le canta a la vida,  a la rubia tarada del bus, a la nena, a Hernández, a Damián, a Benito, a Roberto, al espejo, al tiempo, a cuánto nos amamos y a muchas más cosas que no se escuchan en otras voces del continente.

Al Cuarteto lo estamos esperando desde hace tiempo, lo hemos cantado, lo hemos soñado y el próximo 10 de septiembre lo tendremos en grande en el Concierto Radiónica en Bogotá. Es por eso que nos conectamos con ellos desde donde salen sus ideas, sus sonidos y palabras, en el estudio de grabación en Buenos Aires, Argentina, en dónde preparan lo que será su disco número 15, en el que cuentan con uno de los productores más reconocidos en la música en español, Cachorro López.

Antes del lanzamiento del nuevo álbum estarán recorriendo varias latitudes entre Ecuador, Uruguay, Buenos Aires y aprovecharán su tercer paso por nuestro país para visitar Cali y Medellín.

Fútbol, el proceso de la creación de su música, comida y su regreso por Colombia son temas que pasan en esta más que entrevista, un conocimiento de la mente de los uruguayos. Esto nos contaron Santiago Marrero, Roberto y el "Topo":

El cuarteto es grande en su música pero también es gigante en su literatura, Roberto ¿escribes las canciones antes de entrar al estudio?

Roberto: Por lo general las canciones me las imagino primero por el concepto qué quiero hablar, de qué quiero que trate la canción y a partir de ahí empezar a trabajar en la letra y la música, no puede ir la letra por y un lado y la música por otro. Lo que sí surge cuando estamos grabando es un montón de ideas nuevas para que quede mejor, ahí se ve si vale la pena cambiar cosas, pero siempre hay un concepto global.

Sin duda la vida de Roberto ha cambiado un montón y eso se puede notar en la composición de un álbum como “Raro” a la composición de “Habla tu espejo” dónde llegan letras para una hija y una mamá, ¿cómo ha sido esa transformación de Roberto que también es la del Cuarteto en lo que canta?

Roberto: Cuando escuchen este disco se van a dar cuenta de que sigue cambiando, se viene un disco completamente diferente a “Habla tu espejo”. Simplemente me he interesado en componer desde la edad fisiológica que tengo y en las vivencias personales que te cambian y poderlo plasmar más o menos honestamente. Yo creo que más que ese cambio personal me convierto en un Roberto más fuerte y es un poco la búsqueda de intentar encontrar un estilo de canción que en el show y en vivo sea diferente.   


Cuando una banda lleva tanto tiempo se disfrutan los dos procesos, estar grabando y estar girando o en realidad girar ya no les parece tan divertido, ¿qué prefieren?

Santiago: Preferimos todo. Son procesos muy diferentes, el estudio es una cosa mucho más cerebral, de estar tocando y escuchando y re contra escuchando, es una cosa de mucha más concentración a lo largo del día y la gira es una cosa mucho más corporal y emocional, de estar tocando frente a la gente. Son dos procesos completamente diferentes que se complementan muy bien me parece. También cuando vos estás mucho de gira tenés ganas de estar en tu casa, pero la verdad es que nosotros,  el grupo humano, los técnicos y todo, hacen que la gira también sea una cosa súper linda. 

Roberto: Además que ahora es un cambio tan radical, por primera vez lejos de Montevideo grabando con un productor como el Cachorro López con la trayectoria que tiene; es un ícono del rock latinoamericano, quizás te cambia la energía dentro del trabajo, estamos súper entusiasmados por eso.

¿Qué es lo más extraño que les ha pasado girando por el mundo?

Roberto: En el último show que hicimos en Perú tocamos en Lima y en Oxapampa que es un lugar de la selva peruana, después me quedé con mi familia y la primera vez  que entré a un supermercado, habían tres personas que me reconocieron y me pidieron autógrafos. En Uruguay y en Argentina también pasa, pero lo viví por primera vez tan lejos de casa.

Santiago: Esto no tiene nada de loco pero tiene cosas muy raras. Cuando veníamos de tocar de México de repente vas a Perú que baja 20 grados de temperatura, de repente cruzás la Cordillera de los Andes y te vas a la selva en medio de pájaros en el Amazonas, vas al frío, vas al calor, es como que el termómetro mental te dice ¡Ché, quédate en un lugar estable un día de tu vida! Uno pierde un poco la brújula, no sabe ni qué día es pero está buenísimo.


Hablemos de cada uno en la banda. Pongamos en términos futboleros al Cuarteto de Nos dependiendo de la personalidad de ustedes, ¿si cada uno tuviera que ocupar un lugar en la cancha de fútbol, ¿cuál sería?

Roberto:  Alvin (Batería) sería el arquero: siempre está atrás, cuando hay algún problema él ataja los penales.

Santiago Marrero: “El Topo” sería un punta, de orilla a orilla, ese punta que a veces aparece y hace gol y cuando no está se extraña, Tavella sería el que trae la camilla o el aguatero. Roberto y yo somos los más futboleros, yo creo que en el Cuarteto ocupo una posición más atrás como defensa.

Roberto: Santi como maneja los teclados hace más la secuencia de la canción, cuando hay que parar y abortar lo hace ahí,  yo creo que sos un 5 uruguayo que juega los partidos desde atrás.

Santiago: Estábamos acá grabando y vino Vicentico y yo me puse a jugar fútbol y Cachorro le dice “mirá que este uruguayo es menos futbolero” y Vicentico me dice “Vamos a jugar” y nos pusimos a jugar con él, estuvo bueno. 
 

Siguiendo en términos futboleros, por más que han pasado 7 años, Santiago es el último refuerzo de un equipo que lleva jugando más de 20 años junto ¿cómo reciben al refuerzo y cómo llega al equipo?

Roberto: Santi y Topo fueron los dos que entraron pero la realidad es que jugaban en otros equipos, tenían un juego diferente. Se perdió un buen componente que cedió su pase a Italia.
Santiago:  Se fue Suárez y trajeron a dos Cavani para reforzarlo. 


¿Cuál es la primera sensación que tienen cuando llegan a un país como Colombia?

Roberto: La primera vez que fuimos a Colombia fue en el 2007 en Rock Al Parque, fue uno de los festivales grandes fuera del Río de la Plata que nos llamó mucho la atención, ya la gente conocía las canciones de “Raro” en su momento. La última actuación fuimos a Armando Music Hall que íbamos a hacer una función solo de 200 personas y terminamos haciendo dos funciones agotadas con un público de una efervescencia increíble, el Cuarteto es un grupo de perfil bajo, solo nos movimos por redes sociales y con el aviso del lugar se llenó doble bárbaro.

Santiago: Cuando vas al país y ya vivís cosas, tu idea se empieza a magnificar. Una cosa es toda la Colombia preconcebida de alguna manera por los medios y otra es la que ya uno vive con la gente y cada vez que vamos a un lugar salimos contentos. En Colombia tanto en Medellín como Bogotá o Cali hemos pasado bárbaro.

Llegan de compartir escenario con TELEBIT en Perú ¿Qué tanto saben de la movida musical de este lado del continente?

Santiago: Sabemos un poco y sabemos menos de lo que podríamos saber, pero sabemos más de lo que sabe la mayoría de la gente del sur. Telebit nos encantó en vivo, son muy buenos, lo que más llega son algunas de las bandas del norte que triunfan en Estados Unidos como Los Amigos invisibles, Bomba Estéreo, La Vida Bohéme; esas son las bandas que  conocemos. Ya lo que es el “under” lo vamos conociendo cuando vamos allá.

¿Qué escuchaban ustedes en el colegio?

Roberto: Los Beatles, sin duda, fueron los primeros covers que sacamos, luego fuimos con Led Zeppelin. Eso puede ser lo que escuchábamos en nuestra adolescencia y en nuestros primeros pasos como intérpretes.

Santiago: Tengo una hermana mayor y lo primero que me llegaba era lo que ella escuchaba que era Charly García, Virus, toda la movida de los ochenta. Luego ya vino Pink Floyd, Beatles…

Lo que escucha el Cuarteto: 

 

¿Cuál es esa faceta escondida que uno encuentra en el Cuarteto de Nos?

Roberto: Yo estudié Ingeniería de Sistemas, me gradué de eso hace unos años porque me gusta muchísimo la matemática y la lógica, y la verdad en Uruguay vivir de la música es un privilegio de unos pocos, por más que estés en un país que da un montón de músicos increíbles la gente que vive de su banda es muy poca. Digamos que paulatinamente se fue volviendo forma de vida la música, pero estudié y trabajé muchos años en ingeniería, que también me gusta mucho. Hay gente que cree que estudié filosofía por la letras y en verdad estaba haciendo cálculos diferenciales .

Santiago: Topo (Gustavo) es un gran dibujante y yo soy estudiante, aún, de comunicación, estoy terminando la carrera, cuando empecé a estudiar también inicié con el Cuarteto y todavía sigo por acabar. 

Así dibuja "Topo": 

 

Uno piensa en Uruguay y se le vienen a la mente artistas como el Cuarteto y Jorge Drexler ¿cómo es la movida musical allá?

Santiago: En bandas y movida hay de todo en Uruguay, está buenísimo, hay una escena independiente súper fuerte, ya sea Hip Hop, electrónica o rock alternativo. Uruguay lo que tiene es una gran carencia de lugares para tocar como en un pub donde las bandas emergentes tengan una plataforma en dónde mostrarse.

Una banda como El Cuarteto ha tocado en varios lugares pero ¿cuál es el lugar en que quisieran tocar?

Topo: Cuba, Puerto Rico y Asia; ir a Japón, a China, siempre nos hemos preguntado que sería escuchar a un chino cantando “Ya no sé que hacer conmigo”.

¿Qué no se atreven a comer por fuera de su país?

Santiago:  Lo último que queremos hacer cuando estamos por fuera de Uruguay es comer algo de Uruguay. Somos de probar, somos bastante intensos con eso. Por ejemplo acá tenemos dos probadores de picante de México que les ha ido mal varias veces con intoxicaciones, pero somos de ir visitando y preguntando cuál es la comida típica.

¿Tienen algún gusto musical "culposo"?

Santiago: Despegamos con Luis Miguel, Alvin tiene por cábala despegar con la canción Suave ,  desde el primer avión que se tomó, todos los aviones en su vida van con esa canción. A mí me encantan las canciones de J Balvin. Escuchamos cosas diversas, no hacemos un filtro de prejuicios, toda la música tiene cosas increíbles.
 

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar