Cine colombiano, nuevas historias

 

Terminó el Festival Internacional de Cine de Cartagena (FICCI) y uno de los aspectos más importantes de la versión se concentró en la presentación de nuevas historias de nuestra cinematografía. 

Una generación recorre un nuevo camino, con diferentes miradas y propuestas, que si bien no se alejan de la situación del país, ofrecen otras alternativas, algunas de ellas sobre las relaciones sentimentales, la redención, la aventura y la coyuntura social desde otras perspectivas.

“Apatía” de Arturo Ortegón es un viaje a través de la geografía colombiana la búsqueda interior de sus personajes; “Sofía y el Terco” de Andrés Burgos y “El Gran Sadini” de Gonzalo Mejía, abordan una temática similar, con su propio carácter y sensibilidad artística.

A su vez, la situación compleja de nuestro país es abordada desde otras narrativas por la re?exiva “Jardín de las Amapolas” de Juan Carlos Melo, la sorprendente “Por?rio” de Alejandro Landes , la inolvidable “Chocó” de Jhonny Hendrix y la vertiginosa “180 segundos” de Alexander Giraldo.

Finalmente, la redención concentrada en “Gordo, Calvo y Bajito” de Carlos Osuna y la historia de amor de “Sin Palabras” de Ana Sofía Osorio y Diego Fernando Bustamante con?rman nuevos viajes cinematográ?cos, necesarios para la consolidación de una industria cinematográ?ca y la creación de nuevos espacios, muy cercanos, de entretenimiento y re?exión.

Es chévere pensar en voz alta, nuestro corazón también es cinematográ?co.

¿Qué te pareció este contenido?