Cine a la Calle y su apuesta al cambio social

Hace unos días culminó en Barranquilla uno de los eventos culturales con más relevancia en la ciudad, el festival de cortos Cine a la Calle. Pero ustedes dirán, ¿por qué es importante un festival de cortos?

Por: Sandra Milena Villalba López
Corresponsal de Barranquilla

Desde hace 16 años, la Fundación Cine a la Calle realiza este evento con el propósito de llevar el séptimo arte a toda la población y a su vez propiciar el entretenimiento, la cultura y el encuentro contribuyendo así al mejoramiento de los niveles de sociabilidad en todo el Caribe colombiano. Este es un evento hecho con el corazón, de un grupo de pelaos que sueñan con lo audiovisual como medio para el cambio social.

Es tal la relevancia que tiene este evento en la ciudad que el Fondo para la Promoción de la Cultura (FIPC) de la UNESCO resaltó en marzo de este año el trabajo de esta fundación para la transformación social a través de proyectos audiovisuales en el Caribe.

Una variada selección de obras nacionales e internacionales, además de nutrida agenda académica, fueron disfrutadas por el público barranquillero y atlanticense en plazas, parques y otros espacios en las 34 proyecciones organizadas. Y, bajo la consigna “Porque hay otras formas de ver y escuchar”, Cine a la Calle promovió la exhibición de películas colombianas adaptadas para personas con discapacidad visual y auditiva. Este programa se viene desarrollando desde el 2013 y ha contado con masiva asistencia del público con discapacidad y público general. La idea es proponer inclusión desde los sectores usualmente excluidos. Todos son bienvenidos en Cine Accesible.

Harold Ospina, director del evento, le contó a Radiónica que lo que quiere el festival es llevar el arte a los rincones más aislados de la cultura. Ser un ente transformador. Desde ya, Harold y su equipo están trabajando en la próxima versión. Una edición que promete más espacios incluyentes para todos. 

¿Qué te pareció este contenido?