Breakfest: festival de vanguardia para Medellín

Entrada la tarde del sábado 4 de octubre, empezó este evento que causó curiosidad entre muchos habitantes de la ciudad; por su propuesta, por su nombre, y evidentemente por su cartel.

Con una estética muy parecida al Festival Estéreo Picnic, inició el Breakfest para poner a sonar las montañas del Valle de Aburrá.

Los globos de colores ubicados en todo el Parque Norte se movían sin parar por la brisa del improbable clima antioqueño, mientras los dos escenarios –Tigo Music y El Bosque – empezaban con sus presentaciones.

Con los sonidos propicios para el baile se fue armando la fiesta en cada uno de los escenarios.

La cuota local y nacional de este festival, que le apuesta a los sonidos alternativos, estuvo muy equilibrada con respecto a la propuesta internacional; una muy buena decisión, no solo por la construcción de públicos, sino también por el nivel de las bandas colombianas.

Proyectos como Mitú, Viaje al centro de la tierra, Burdo & elemental, y agrupaciones como Crew Peligrosos, Bomba Estéreo y Astronaut, fueron la cuota de sonidos colombianos.

Matías Aguayo, Los Cafres, Telar City Sound Orchestra, Miami Horror y Franz Ferdinand estuvieron entre los invitados de afuera de las cordilleras colombianas.

El tránsito entre atracciones mecánicas, experiencias, y espacios dedicados al esparcimiento, hizo que alrededor de 5.000 asistentes visitaran las dos tarimas: la primera dedicada a los sonidos alternativos y otra adecuada exclusivamente para la fiesta electrónica. 

La noche llegó, y con ella un poco de lluvia, lo que no asustó al público; las personas siguieron caminando y disfrutando de los espacios del festival.

Algunos, decidieron hacer parche en los prados y bancas del parque, y vieron la luna asomarse tímidamente entre las nubes.

Ya acercándose a la media noche, las tarimas tuvieron su punto más alto de público, que buscaba sacudirse al son de las diferentes propuestas sonoras.

En la madrugada, y con los últimos beats de Felix Da Housecat, el recinto fue desocupándose, y con los miles de asistentes se fue el ritmo que puso a bailar por casi 12 horas las montañas que rodean Medellín

Señal Radiónica Medellín

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me gustó'.