Ben Stolt, el buen samaritano del SXSW

Un fanático del festival pone a disposición de todo el mundo un gran archivo no oficial de canciones descargadas, una por una, de las páginas del SXSW. En el debate sobre sobre propiedad intelectual, por ahora prima un "hagámonos pasito".

Desde el año 2005, fue iniciativa del South By Southwest (SXSW) publicar una compilación de material gratuito en línea de las miles de bandas que se presentan cada año en los escenarios habilitados para esto por toda la ciudad de Austin, Texas (EE.UU). 

Sin embargo, en el 2008, el festival decidió no promover más descargas masivas de torrent, sino por artista; una estrategia mesurada pero más eficiente para los músicos, pues la gente ya no baja 1000 canciones que nunca escuchará, sino que descarga la música que realmente le interesa. 

No es cierto que el festival haya cedido esta tarea luego al público. Fue por iniciativa personal de una persona, Ben Stolt, que la posibilidad de hacerse con la música de miles de bandas del SXSW sigue existiendo. Desde que el festival cesó de hacerlo, este fanático se toma la tarea de descargar una por una y legalmente las canciones de todas las bandas para crear de nuevo un torrent del SXSW, esta vez de manera no oficial. 

Vean aquí nuestro especial sobre las bandas colombianas en el SXSW
 

 

Después de 4 años, el Festival no se ha quejado o manifestado en contra de Stolt, puesto que los mp3 que componen los archivos son descargados por él como cualquier usuario. Tampoco las bandas, en su mayoría independientes y sin disqueras, para quienes estar allí incluídas significa que son relevantes y que podrán ser escuchadas por todo el mundo.  

Para la versión de este año, Stolt recopiló unas 1219 canciones para un total de casi 8 gigas de música gratuita, dividida en dos archivos torrent. Aunque los servicios de descarga de este tipo de archivos sigue siendo usados para bajar música, películas, software y otros, ilegalmente, la de Stolt puede ser una demostración de que pueden usarse inteligentemente para compartir legal y libremente archivos permitidos. Es una acción que, en principio, beneficia a todo el mundo, de la cual Stolt no está obteniendo beneficios económicos. 

Aunque nunca ha habido una pronunciación oficial del festival sobre el tema, el problema estaría en si el SXSW decide que Stolt está utilizando sus archivos abusivamente, sin permiso, y que está promoviendo la piratería. Pero para a un festival independiente como este, algo así podría ser un tiro por la culata. Pero por ahora, esta acción de buen samaritano, y que debe tomarle bastante tiempo, no se considera dañina, lo cual no significa que sea legal en el sentido estricto. 

El debate está abierto y pone de nuevo en evidencia que se necesita una legislación sobre derechos de autor incluyente y de amplio espectro, que tenga en cuenta iniciativas como esta.

radionica.gov.co/sxsw

¿Qué te pareció este contenido?