Así se vivió el Titán Sinfónico

La memoria del Elkin Ramírez fue honrada de nuevo en Medellín y el turno ahora fue para sus compañeros de banda en los tres primeros discos de Kraken.  Tres noches llenas de euforia y rock n roll.

Un teatro colmado por más de 2400 enamorados de las canciones de Kraken aplaudieron sus obras en el reciente tributo Todo hombre es una historia, homenaje Sinfónico al Titán, proyecto que fue liderado por el Teatro Pablo Tobón Uribe de Medellín.

Celebrado los días 8, 9 y 10 de febrero de 2018, en este recital participó la nómina inicial del grupo: Hugo Restrepo, Luis Gonzalo “Gonzo” Vásquez, Jorge Atehortúa, Jaime Ochoa y Ricardo “Richy” Posada.  Ellos, en compañía de Elkin Ramírez, grabaron los discos Kraken I, Kraken II y Kraken III.

El repertorio incluyó himnos extraídos de esos tres trabajos discográficos, interpretando canciones como Camino a la montaña negra, No me hables de amor, Palabras que sangran, Lenguaje de mi piel, Escudo y espada y Vestido de cristal.

Con una serie de mensajes enviados vía Twitter que pasaban en la pantalla de fondo e intercalados con fotografías de Elkin Ramírez en diferentes facetas: como padre, amigo o músico, así transcurrieron las casi 2 horas de show de cada jornada que puso a cantar cual coro ensayado a los asistentes al teatro. ¡Seguidores eufóricos ondeando la bandera de Colombia con el logo grabado del grupo, fanáticos aún acongojados por la muerte del Titán pero felices con el tributo, periodistas conmovidos por el esfuerzo del montaje: se hizo honor al legado de un grande!

Como músicos invitados participaron Sebastián Mejía de Tr3sdeCoraZón  y David Rivera de Tenebrarum; el director orquestal fue Andrés Felipe Jaime y los arreglos estuvieron a cargo de Julio César Sierra; y como voces oficiales del homenaje, la soprano Catalina Cuervo, Jhon Abadía "el Tenor del Rock" y Marcel Villamil.  

Nunca será suficiente para decirle gracias al músico que inspiró en muchos un amor irrefrenable por el rock: Elkin Ramírez, por eso hay que reconocer  que luego de un intenso año de labores para sacar adelante la actividad que incluyó conversatorios, una exposición, un Flashmob, ensayos, arreglos y las 3 noches de concierto, un equipo de más de 100 personas pudo decir con orgullo: ¡Gracias Titán!

 

¿Qué te pareció este contenido?