Arte y moda, por la sensibilización alrededor del VIH/SIDA



Vidas en Rojo es una fundación liderada por tres jóvenes diagnosticados con VIH  que a través de la moda quieren sensibilizar a la sociedad frente a la no discriminación en torno al VIH/Sida. En la pasada versión de Eje Moda en Risaralda, dieron lanzamiento a su colección.

Eje Moda 2017 / Foto de Sebastian Sanint
Eje Moda 2017 / Foto de Sebastian Sanint
Clarybell Moncada Hurtado
Por: Clarybell Moncada Hurtado - Lunes, 12 Junio, 2017 - 10:46

El 29 de enero del año 2015 Andrés Salazar fue diagnosticado con VIH, su u padre rompió en llanto al conocer el resultado y Andrés no pudo modular por un buen rato. Su transmisión había sido causa de un abuso sexual el cual se negó a denunciar por temor a ser señalado. Ese día de enero fue un momento por supuesto crucial para su familia, pero se convirtió también en su inspiración para servirle a la sociedad.  

Salazar ha sido fuerte y se ha sobrepuesto en muchas ocasiones a la depresión. Como catarsis abrió un blog en el que empezó a escribir sobre sus experiencias para que los demás las conocieran y si fuese el caso, desde unas palabras leídas en computador, entendieran que no estaban solos como se sintió él mismo cuando recién fue diagnosticado y trató de buscar apoyo entre sus grupos sociales más cercanos, como el religioso, que una vez se enteró de su condición, lo hizo a un lado.

Fue un momento muy difícil en mi vida, en quienes creí tener apoyo me hicieron de lado y no entendía cómo poder hacerle frente a esta situación que apenas empezada, sin embargo con el tiempo fui entendiendo que esta era una nueva oportunidad que me daba la vida para redescubrirme y para sentir lo que realmente debía hacer en el mundo. Sentí la necesidad de visibilizarme, de convertirme en activista y poder apoyar las causas de otras personas con mi condición y así fue como cambió mi actitud hacia la vida”.


La fundación

En una de esas tantas tardes en que pensaba de qué manera poder ayudar a otras personas con su misma condición y a través de su profesión: diseñador de modas, Salazar se vio inspirado en iniciativas como “Modo Rosa”, donde se trabaja por las mujeres con cáncer de seno, y quiso replicarlo de alguna forma para las personas con VIH.

Fue así como un tiempo después junto a Daniel Ramírez y Kamilo Echeverri, que llegaron hasta él a través de sus escritos y por medio de los psicólogos de la EPS para ser apoyo en su proceso, y además quienes compartían su misma pasión por el diseño, hizo de ese sueño una realidad y hoy en día tienen en pie la Fundación Vidas en Rojo, una iniciativa que busca trabajar por la prevención, la detección temprana y la no discriminación en torno al VIH a través de la moda social e incluyente.

Los tres somos personas que a diario convivimos con el VIH, pero como diseñadores queremos desarrollar nuestras marcas sensibilizando a las personas en torno al sida, diciéndole a la gente que también somos personas productivas sin importar nuestra condición y derrumbar tantos mitos que se han creado alrededor de ello”.

La Fundación, primera iniciativa de este tipo en la ciudad de Pereira, tiene poco más de dos meses de creación, pero gracias a la alianza con la Secretaría de Competitividad de Pereira, pudieron lanzar al público su iniciativa de forma profesional a través de la pasarela “Vida” en la pasada versión de Eje Moda 2017 que se realizó en mayo en la ciudad de Pereira y en las que sus diseños y sueños salieron a relucir de la mano además de la modelo Belky Arizala que se interesó en la propuesta de Andrés Salazar con su marca London Workers con prendas y accesorios con técnicas artesanales, Daniel Ramírez con su marca Danifi Ramírez de ropa más formal y de alta costura, y Kamilo Echeverri con su marca Appel de peluches personalizados.

Además de este componente moda, otra de las líneas que proyectan en su fundación es la de poder llegar con charlas a las empresas tanto públicas como privadas, ya que el entorno laboral suele ser uno de los más discriminatorios con las personas diagnosticadas con VIH/Sida, así como también el de poder orientar legalmente a las personas con esta condición cuando por ejemplo los empleadores usan como excusa su diagnóstico para no realizar la contratación.

En Colombia tenemos grandes vacíos en estos casos, hasta mí ha llegado mucha gente por ejemplo que necesita orientación legal porque en las empresas no los dejan trabajar, y claro, por nuestra condición debemos tener más precauciones que las demás personas, pero esto no quiere decir que no seamos competentes el cualquier área laboral”.

Otra de las líneas de la fundación es también la de apoyar a los microempresarios, a personas que como Andrés, Daniel, y Kamilo, con sus marcas de ropa y accesorios, otras personas puedan tener prioridad como población vulnerable para impulsar sus proyectos de emprendimiento ante las entidades públicas y las privadas.

Según datos del Instituto Nacional de Salud (Sivigila) al 12 de noviembre del 2016 habían sido reportados 11.236 casos de VIH en el país, con un total de 631 muertes. En Pereira por su parte según datos de la Secretaría de Salud del municipio en 2016 se reportaron 234 casos de VIH y en lo corrido del año van 48 casos de incidencia registrados.

Para el Instituto Nacional de Salud, “teniendo en cuenta los criterios de clasificación en el mundo, la situación de la epidemia en Colombia es concentrada, dado la prevalencia en por lo menos una de las poblaciones con factores de vulnerabilidad: hombres que tienen sexo con hombres que supera el 5%”.

A este grupo se suman los o las trabajadoras sexuales, los usuarios de drogas inyectables, adolescentes, población privada de la libertad, población en situación de desplazamiento forzoso y habitantes de calle. Es momento de hacer algo para la prevención, la detección temprana y la no discriminación en torno al VIH y desde Pereira se van abriendo puertas.  ¿Qué casos conocen ustedes?