A comer rico y bueno en Sabor Barranquilla

A comer rico y bueno en Sabor Barranquilla

La feria gastronómica más importante del Caribe Colombiano  se realizará del 19 al 21 de agosto contará con 115 expositores, 30 chefs internacionales y 15 reposterías

Una especial programación que atrae a los amantes y admiradores del maravilloso mundo culinario del Caribe. Este viernes 19 de agosto se abren las puertas de Sabor Barranquilla 2016, la feria gastronómica más grande de la región Caribe. Con los sabores y saberes del César, departamento homenajeado y de las islas Trinidad y Tobago y Puerto Rico, países invitados, los asistentes podrán disfrutar su novena edición.

Sabor Barranquilla es una experiencia única de gastronomía y tradición. Reúne durante 3 días, la gastronomía impregnada de diferentes corrientes de los platos entre la cultura indígena, europea, negra y también asiática en algunos casos.

Es ante todo un evento de gran nivel cultural que se sustenta en uno de los lenguajes más universales de la humanidad: La gastronomía. Somos lo que comemos, dice un sabio dicho. Y en el Caribe, somos fusión y mixtura, iguales pero distintos, porque eso que nos entrelaza, llámese ahuyama, guayaba, berenjena, maíz, coco o calabacín, aunque nos hace únicos en el mundo, también marca diferencias entre nosotros.

Bajo ese concepto filosófico y con ese objetivo, Sabor Barranquilla, trae en su novena versión un universo de novedades que validan su posicionamiento como la feria gastronómica más importante de la Gran Cuenca Caribe, por la ariqueza y variedad de su oferta culinaria, su agenda académica, los talleres con los chefs invitados y la Cocina de Tradición.

La feria estará compuesta de 115 expositores, entre los que se encuentran 37 restaurantes, 15 reposterías y dulcerías. También participarán más de 30 chefs y 10 cocineros de tradición.

La franja académica incluye una exposición fotográfica, conferencias sobre memoria y seguridad alimentaria, cocina y literatura y un panel sobre alimentos para el bienestar y la paz.

Las ventas de platos servirán para apoyar obras sociales que incluyen a niños vulnerables, madres cabeza de hogar en estado de abandono, menores en condición de discapacidad y reinsertados del conflicto colombiano.

¡A comer!

¿Qué te pareció este contenido?