100 años de Octavio Paz

El poeta, ensayista y traductor mexicano sigue siendo protagonista de la historia de su país y de América Latina 100 años después de su nacimiento. 

La vida y obra del 'hombre universal' nacido el 31 de marzo de 1914 en Ciudad de México, fue esencial a la hora de comprender el peso histórico de su país en el continente.

Según describió la novelista Elena Poniatowska, ganadora del premio Cervantes 2013, Octavio Paz "Era una gran celebridad. Si venía el Papa o el presidente de Estados Unidos, Paz era el primer invitado. Era el intelectual que México presumía y enseñaba como las pirámides o la Virgen de Guadalupe", afirmó la mexicana para la AFP.

Cuando en el país devoto a Nuestra Señora de Guadalupe se llevaba a cabo la Revolución Mexicana, nació Octavio Paz, quien a los 17 años publicó sus primeros poemas en la revista Barandai. En 1916 empezó a estudiar en Estados Unidos, debido al traslado de su padre como representante del líder revolucionario Emiliano Zapata.

A su regreso a México estudió Derecho y en 1945 se incorporó al servicio diplomático mexicano siendo enviado a París, donde hizo amistad con André Breton y algunos surrealistas más. Fue para esa época donde el mexicano escribió El laberinto de la soledad (1950), un estudio esencial sobre la identidad mexicana, que según recordó Poniatowska para la AFP "Fue un libro definitorio para México porque lo primero que hacían los extranjeros e intelectuales que querían conocer el país era leerlo".

Antes de publicar El laberinto de la soledad, Paz viajó a la convulsionada España de la guerra republicana, allí se puso en contacto con la intelectualidad y con el chileno Pablo Neruda. Después de las experiencias acumuladas, Paz dio comienzo a su militancia en el marxismo, pero también se entregó de lleno a la escritura, que luego se vio recopilada en obras como Luna Silvestre (1933), ésta publicación estuvo seguida por un poemario que recogió su trabajo en España y fue dedicado a la guerra civil de ése país bajo el ¡No pasarán! (1936) como título. 

Después de esto el mexicano dedicó su tiempo a la escritura de Raíz del hombre (1937) y Bajo tu clara sombra (1937). Luego llegarían obras como Entre la piedra y la flor (1941), A la orilla del mundo (1942),  Libertad bajo palabra (1949), ¿Águila o sol? (1951), El arco y la lira (1955). Éstas últimas, ensayos en su mayoría, fueron publicadas durante el servicio diplomático mexicano, en el que paz formó parte de misiones en Francia e India.

Sin dejar de lado su militancia política, Paz publicó después Libertad bajo palabra, un libro poético dividido en 5 secciones, al que siguieron títulos como Salamandra (1962), Blanco (1966), La centena (recopilación, 1969) y Ladera este (1969).

Luego llegó su retiro de la diplomacia tras su discrepancia con el gobierno mexicano y de regreso a su país, combinó su profesión literaria con el trabajo en las revistas Plural y Vuelta, en donde siguió escribiendo de temas políticos y sobre la situación mundial.

En 1990, Paz ganó el Premio Nobel de Literatura y en su discurso de aceptación afirmó: “La poesía está enamorada del instante y quiere revivirlo en un poema”. Sin duda, de las actividades literarias en las que más se le reconoció al mexicano fue en la poesía, su obra más respetada por la crítica y por los estudiosos. 

Señal Memoriaexplorando en sus archivos el recuerdo de uno de los escritores más destacados de México y América Latina en el siglo veinte, comparte en el marco del aniversario número 100 de su nacimiento la conferencia La poesía de Octavio Paz que ofreció el el poeta Fernando Charry Lara el 18 de abril de 1991 en la Casa de Poesía Silva. En ésta, Charry repasa las influencias del autor (Generación española de 1927), los clásicos de la edad de oro y el paso del poeta por Estados Unidos.

Este mes México celebra la vida y obra del uno de los poetas más reconocidos a nivel mundial, el único premio Nobel de Literatura del país hasta la fecha. 

Allí, la conmemoración inició el 20 de abril con una sesión solemne en la que su viuda, Marie Jose Tremini, recibió una medalla conmemorativa en el Congreso mexicano.

Charlas y ponencias se desarrollaron en el encuentro intelectual "Octavio Paz y el mundo del siglo XXI", celebrado el jueves y viernes pasado.

La música también tuvo lugar en el homenaje, el pasado 28 el Centro Nacional de las Artes fue testigo de la cantata para mezzosoprano, quinteto de cuerdas y piano "Ofrenda del tiempo", del artista ruso Dmitri Dudin, basada en el poema "Piedra de Sol".

Además de esto, habrá lugar para el "Retrato coral de Octavio Paz", en este, personajes de la cultura como Elena Poniatowska, Alberto Ruy Sánchez, Charles Simic, Lasse Söderberg, Aurelio Asiai o Fabienne Bradu contarán anécdotas, recuerdos y momentos compartidos con el poeta.

También en la Biblioteca de México se inaugurará la exposición "Octavio Paz. Una pasión bibliográfica", la cual estará integrada por las primeras ediciones de todos los libros del poeta. 
Y en la Fonoteca Nacional, edificio en donde Paz pasó los últimos años de su vida cuando era vivienda, saldrá al aire una estación de radio que en un ciclo de 24 horas emitirá entrevistas con Paz y numerosos estudiosos de su obra.

El homenaje que México le rinde a Paz tendrá lugar durante todo el 2014, actos como la exposición "Un soplo de luz: Octavio Paz y el mundo del arte", que se inaugurará el 1 de septiembre en el Palacio de Bellas Artes, con obras procedentes de 50 museos del mundo sobre las que escribió el poeta serán apartes de la agenda cultural del país durante el resto del año. 

Les compartimos a continuación el homenaje que el Instituto Cervantes rindió a Octavio Paz en el centenario de su nacimiento, con la participación de Juan Villoro. 

 

Foto: sanluispotosi.gob.mx 

 


Con información de Señal Memoria

¿Qué te pareció este contenido?