Alcolirykoz: la canción del año y el diciembre de 300 días

Con ustedes: nuestra canción de este 2019

Servicios Ambulatorioz (2017), tal vez uno de los discos más importantes en la música alternativa colombiana de las últimas dos décadas, dejó la vara muy alta. No solo para las distintas agrupaciones nacionales de todos los géneros, sino para sus propios creadores. Superar la coherencia en la producción, la calidad de cada uno de sus intérpretes y las letras que se convirtieron en nuevos clásicos, no es fácil.

Puede que Alcolirykoz lo sepa. Por eso, en medio de la espera de lo que llegará a convertirse en su sucesor, Gambeta, Kaztro y Fazeta se han enfocado en presentar sencillos que los mantienen activos. Acomodándose sin trauma a las actuales dinámicas de la industria musical, durante estos dos años han presentado títulos como Pambelé, No Está en Venta, Sancocho en Leña, Fruko y sus Presos y La Típica. Cada uno, de un mundo único con una naturaleza particular, pero con la calidad presentada por el proyecto en su larga duración del 2017.

“Después de que hicimos La Típica y Fruko, que salieron en esa reedición de En Letras Mayúsculas, pues dejamos que eso tuviera su vida, que la gente las escuchara y les diera el amor que les quisiera dar. Todo esto que ha estado saliendo obviamente va en un álbum que todavía no tiene nombre y que en el camino lo bautizaremos como hemos hecho con todos”, explica Gambeta tan solo horas después de haber presentado el video oficial del sencillo Pambelé. 

Pero hablemos de La Típica. Presentada junto a la reedición de En Letras Mayúsculas lanzada en los últimos días del 2018, se convirtió inmediatamente en éxito de fin año. Su temática, en la que se evoca la tradición navideña colombiana mezclada con la música popular de compositores e intérpretes como Rodolfo Aicardi o Gustavo El Loko Quintero, se metió en los reproductores de cientos de seguidores que la hicieron propia y que en febrero ya la coreaban de memoria en conciertos como el del lanzamiento del disco en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán.

De esta forma, Alcolirykoz mostró la inteligencia para componer una canción de rap con todos los elementos de un éxito comercial, así como los de las viejas épocas que venían encapsulados en compilados de distintas casas disqueras nacionales. Lo más llamativo, es que lo logró fiel a sus principios, fiel a su estilo y con la honestidad que se le pide al artista. Esa que se siente y con la que se han convertido en el proyecto más importante del género en el país.

Por eso, entre ese retrato de celebración navideña hecho canción, La Típica no deja de lado la realidad y la idiosincrasia de nuestra sociedad. Una que festeja entre dificultades. Una que después de caerse vuelve a levantarse. Una que le pone la mejor cara a los problemas para –con la mejor actitud– reírse de ellos. Sobre eso Gambeta dice: “Yo creo que incluso ese es el asunto con los colombianos. Por ser un país en el que nos ha tocado tantas cosas tan duras y difíciles de lidiar, pues creo que la fiesta y ese tipo de celebraciones a final de año, después de haber trabajado duro, tienen que ver mucho con lo que nos ha tocado, con tratar de sobreponernos a esas tristezas y a todo lo malo. La Típica tiene todo eso, no sólo la fiesta y lo bueno sino como hasta lo malo que acarrea eso. Es una buena definición, como también nostalgia que da la navidad. Eso da también La Típica según lo que está contando. Habla de los difuntos, de los que ya se fueron, de la calle, de la celebración de los amigos, de todo eso que es lo que nos define a nosotros”.

De esta forma lo que estaba destinado para ser un éxito de época se convirtió en éxito del año. Y la explicación está, como tiene que ser, en la misma canción, sobre todo en ese final en el que Alcolirykoz declara que su “estilo de vivir es un diciembre de 300 días”. Porque todo lo anterior, lo de la inteligencia, lo de la honestidad y lo de la sensibilidad para plasmar en canciones el día a día del colombiano de a pie, es el motor creativo diario de los provenientes de la Comuna No. 4 Aranjuez (Medellín).

“Jurábamos que eso solo iba a tener efecto en noviembre, diciembre y máximo principios de enero. No todo el año”, afirma Gambeta. “Es una canción que suena en los conciertos en cualquier mes y la gente se la sabe en cualquier mes. Y yo creo que el éxito ha sido por el espíritu colombiano que tiene […] Como que culturalmente eso somos, no solo en diciembre. Entonces creo que por eso hace que se sostenga en el tiempo y porque para mi, personalmente pienso así, fue la primera canción de rap en ese estilo con esa temática, en ese momento única en su especie cuando salió porque no había otra así, entonces la gente se desbocó encima y le ha sacado el jugo. […] Creo yo que tiene más que ver con eso, como con una vuelta cultural de nosotros como colombianos”, concluye.

Con la canción más importante del 2019, los Alcolirykoz deberían verse presumidos. Nosotros, mientras tanto, seguiremos bailando con ellos. 

 

¿Qué te pareció este contenido?

1 comentario

Para comentar debe Registrarse

Enviar
Imagen de OA Ar
OA Ar
Bad ass !!!!!👍👍👍👍👍