La banda sonora de Noah Baumbach, el director de Marriage Story

Desde Madonna, pasando por Blondie, Kanye West y hasta LCD Soundsystem, estos son los sonidos que han cautivado al director y guionista Noah Baumbach.

La música y el cine guardan una estrecha relación, las imágenes acompañadas por sonidos logran crear un ambiente único en cada película y esta es una de las razones por las que la banda sonora de un filme tiene una gran importancia. 

Desde las canciones que suenan hasta los sonidos incidentales, cada acorde, cada nota musical, cada melodía le aporta una característica a cada escena; algunos directores se caracterizan por su gusto y selección musical, este es el caso del también guionista Noah Baumbach, quien a sus 50 años ya ha dirigido 11 películas.

La filmografía de Baumbach se caracteriza por la importancia que tiene la música en sus películas, no solo al hablar de la banda sonora, sino las referencias que hay dentro de los filmes sobre agrupaciones o canciones. 

Desde Pink Floyd, hasta Duran Duran o David Bowie han sido importantes en las películas de Noah Baumbach, y según dice el director cuando escribe un guión, sus personajes van acompañados de un gusto musical, de una banda sonora. 

En una reciente conversación que tuvo el director y guionista con el medio Pitchfork, reveló algunos de los discos que más lo han influenciado a lo largo de su vida y de su carrera, pero antes también dio a conocer los gustos musicales de Nicole (Scarlett Johansson) y Charlie (Adam Driver), protagonistas de su más reciente película Marriage Story

"Nicole creció con musicales, y ella, su madre y su hermana irían a Nueva York para ver espectáculos y luego interpretarían las canciones juntas en casa. Charlie, proveniente de Indiana, escuchaba mucho heavy metal o rock clásico, y luego, cuando llegó a Nueva York, su gusto se trasladó más al art-rock". 

La banda sonora de Noah Baumbach

El mago de Oz

Esta fue la banda sonora que acompañó a Baumbach durante su niñez, su personaje favorito era el espantapájaros y tenía el vinilo del mago de Oz, si bien la portada no tenía los personajes reales de la película, para él era una forma de llevar la película a su casa, pues según dice el disco “tenía un diálogo intersticial entre las canciones”.

Blondie - Parallel Lines

Gracias a su hermano David, Noah creció entre la escena post punk y la música que llegaba desde Nueva York, él fue el encargado de mostrarle nuevos sonidos a Baumbach y aunque ambos amaban a Blondie, fue Noah quien Blondie.

Parallel Lines (1978) fue el primer disco que Baumbach conoció de Blondie, cuando apenas tenía 10 años, se enamoró tanto de sus canciones como de la portada del disco, y por supuesto de Debbie Harry, incluso soñaba con casarse con ella y se entristeció cuando supo que salía con Chris Stein

“Este grupo de chicos geniales con los que esperaba poder hacerme amigo parecía aceptarme en esta época. Me encanta la portada del álbum y cómo están de pie de manera tan conflictiva” dice Baumbach al respecto. 

Bryan Ferry - Slave to Love

A sus 15 años Baumbach acostumbraba a viajar desde Brooklyn a Tower Records en East Village con un solo objetivo: comprar discos, y si bien Slave to Love era un sencillo, lo compró porque la portada del disco le llamó la atención, está Bryan Ferry fumando un cigarrillo y del humo sale la silueta de una mujer. 

Slave to Love hace parte del disco Boys and Girls, Baumbach adquirió primero el sencillo y luego el álbum completo, con el cual se identificó demasiado debido a que en esa época hizo un viaje de verano a Europa y se sentía como un adulto en compañía de este trabajo discográfico. 

De este álbum también disfrutaba de canciones como Sensation y Don't Stop the Dance, pues según dice “se sintieron como este lugar increíble y misterioso que esperaba algún día poder descubrir. Ahora que soy mayor, no sé si ese lugar existe. Tal vez lo hace para Bryan Ferry.”

Madonna - Like a Prayer 

Uno de los gustos culposos, en su momento, de Noah, si bien le gustaban los primeros discos de la reina del pop, le daba vergüenza aceptarlo públicamente, fue entonces cuando estaba en la universidad que se lanzó Like a Prayer (1989) que aceptó y defendió a Madonna como artista, incluso llegó a decir que era mejor que Dinosaur Jr

“En ese momento, se sintió como un gran problema dejar ir la música de esa manera, en lugar de sentarme en casa con las piernas cruzadas en el piso tocando mis discos” afirma Baumbach

Galaxie 500 - On Fire

Este fue un amor a primer oído, desde el momento en el que Baumbach escuchó Galaxie 500 se enamoró de esta agrupación. Además cuando estuvo en la universidad había alguien llamado Johnny Wareham, quien resultó ser el hermano de Dean Wareham, integrante de Galaxie 500.

“El Galaxie 500 suena intemporal, lo-fi de una manera que se siente totalmente gigante al mismo tiempo. Es esa cosa de sonar familiar, pero, al mismo tiempo, como algo que nunca has escuchado antes”, dice Baumbach para quien la agrupación también era original en muchos sentidos, tanto sonora como visualmente. 

Dean Wareham también hace parte de la banda Luna, la cual hizo la banda sonora para la segunda película de Noah Baumbach: Mister Jealousy. 

George Jones - The Grand Tour

Durante mucho tiempo Baumbach se negó al mercado del CD, pero cuando finalmente sucumbió ante los encantos del disco compacto, también se enamoró de la música country y se dio la oportunidad de descubrir nuevos sonidos como el de George Jones. 

“Hay una especie de glamour en su música, con exuberantes cuerdas que realmente amplían las canciones. "The Grand Tour" es él llevando al oyente a recorrer la casa vacía que su esposa dejó” dice el director sobre este álbum. 

Randy Newman - Sail Away

A Randy Newman lo escuchó por primera vez gracias a su madre, pero fue hasta los 35 años que compró todos los discos de este artista, y aunque muchos se destacan, para Baumbach Sail Away (1972) es simplemente perfecto. 

La música de Randy Newman lo ha acompañado a lo largo de su vida, y han trabajado juntos en dos películas, entre estas Marriage Story (2019).

Según Noha las canciones de Randy pueden funcionar de dos maneras: ”si no escuchas demasiado, pueden ser melodías increíblemente geniales. Pero cuando realmente escuchas, te das cuenta de la importancia de las letras”. 

LCD Soundsystem - Sound of Silver

“Nueva York, te amo, pero me estás abatiendo”, esta fue la frase que escuchó Baumbach mientras conducía por Los Ángeles y lo cautivo en ese instante, era una forma de identificarse con su ciudad natal. 

Descargó entonces el disco Sound of Silver (2007) y se sintió más identificado aún, pues en ese entonces estaba escribiendo la película Greenberg, y tenía bastantes cosas en común con el álbum de LCD Soundsystem

Decidió contactar a James Murphy, integrante de LCD Soundsystem, para trabajar juntos en Greenberg, película que finalmente vio la luz en el 2010.

Kanye West - Yeezus

Este álbum guarda un grato recuerdo entre Baumbach y Greta Gerwig, estaban juntos en Europa promocionando la película Frances Ha (2013), un día estaban en un tren escuchando música y se dieron cuenta que le habìan puesto play al mismo disco: Yeezus (2013) de Kanye West

“Me encanta cómo cada canción es como un apocalipsis; casi parece que viene de atrás de ti, y luego pasa sobre ti y continúa. Hay mucho impulso”, así es como Noah describe las canciones de este álbum que lo acompañó a sus 45 años. 

The Cars - The Cars

Cuando era pequeño The Cars no era una de las agrupaciones favoritas de Baumbach, de hecho se resistía un poco a esta banda, pero ahora a sus 50 años logró comprender al fin el concepto. 

The Cars se ha convertido en su banda sonora actual, lo ha cautivado la manera en que mezclan sus sonidos y sus letras, las influencias que tienen y la forma en la que se expresan a través de canciones. 

“Sus canciones simplemente te hacen sentir tan bien, y las letras son extrañas: se sienten como en los 80, pero de una manera que no se detiene en los 80” dice Baumbach.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar