Nena X: El proyecto que nunca encajó en ningún parámetro

Hablamos con este dúo argentino acerca de sus nuevos proyectos y la vida en cuarentena.

Tres años después de presentar su debut "Sofia" (2017), el grupo argentino Nena X se prepara para el lanzamiento de un nuevo álbum en el que se recogen cada una de las influencias artísticas del dúo conformado por Sophie Miranda de Matteis y Pedro de Matteis. 

Música, performance y arte visual se conjugan en una propuesta de rock/pop que promete refrescar la escena alternativa argentina. 

Aprovechando el lanzamiento del video de su sencillo "Ruido Blanco" hablamos con Sophie y con Pedro sobre la actualidad del proyecto y lo que será el lanzamiento de su próximo disco de estudio.

 

Primero que todo, ¿cómo va la cuarentena?

Sophie Miranda: Bien. Botando las posibilidades dentro de lo que es el encierro. En estos momentos, enfocando la energía en comunicar el nuevo material y también en lo personal y particular ya empezando a componer cosas nuevas, probando nuevas sonoridades, así que aprovechando también la época de encierro para sacarle el jugo a la situación.

¿Cómo cambiaron los planes de Nena X en este 2020 como resultado de la pandemia?

Pedro de Matteis: El plan era seguir trabajando el disco y empezar a planificar los videos, pero con lo de la pandemia, lejos de retroceder, decidimos ir para adelante con todo y sacar temas y componer cosas nuevas. Así que los planes fueron apresurar las cosas y arrojarnos. 

SM: Sí. La idea antes de la pandemia era seguir viajando quizás un tiempo más. Íbamos a hacer unos viajes a Europa, unas giras. Cuando el tiempo se detuvo, a raíz de la pandemia, decidimos que ya era hora de sacar este material que tenía más o menos dos años de trabajo, de pre-producción, producción y lo que fue luego la post-producción de todo lo que hicimos en el sonido. El encierro generó más concentración para poder ir de lleno a los otros, a buscar oyentes, a buscar seguidores y gente a la que le guste lo que estamos trabajando. 

¿Cómo los ha tomado el tener que crear comunidad en las plataformas digitales? ¿Estaban preparados?

SM: Muy bien. Nos vino muy bien para poder enfocarnos más en nuevas formas de comunicar el concepto desde lo visual y también en ir a pleno con esto del social media. Estábamos muy concentrados en trabajar artísticamente y no tanto en comunicarlo en plataformas. Nos vino súper genial para poder meternos de lleno en ese mundo digital que hoy existe, es una realidad. Creo que también los artistas tenemos que poder acomodarnos a esos cambios. En nuestro caso fue positivo. 

¿Han recibido alguna ayuda del gobierno argentino en medio de esta coyuntura, pensando en términos de bandas independientes y emergentes?

SM: No. Nena X nunca encajó en ningún parámetro (risas). La verdad es que somos muy partidarios de la autogestión, del autobombo y de la autogeneración de todo. Por supuesto que sería genial, para un artista, recibir el aporte para algo que tenga que ver con la cultura. Acá en Buenos Aires la movida fuerte de rock tiene que ver con la autogestión y culturalmente creo que también es un parámetro en el que siempre nos movimos. Por supuesto sería lindo que existiera, pero realmente no nos pasó hasta ahora. 

Hablando sobre Ruido Blanco me interesa mucho hablar sobre “el fabricando un yo peor”.

SM: Creo que lejos de ser una frase que representa algo negativo por lo que es un yo peor, o lo que puede significar eso desde cualquier construcción meramente espiritualista, por así decirlo, es todo lo contrario. Nuestra intención era comunicar un estado más como de descontracturar un poco todo. Creo que el mundo, incluso antes de la pandemia, venía súper manija, como muy arriba en cuanto a los estandartes de ideas de cómo todo tiene que ser. Creo que esa frase, lo hablábamos con Pedro estos días, tiene que ver y significa un poco apelar a que cada uno sea sí mismo, relajarse mucho más y que se permita fallar. Hay una enorme fuerza también en permitirnos errar. Creo que tiene que ver con eso. 

PM: También igual en la canción tiene una doble lectura porque hace en parte referencia a cómo las redes sociales van distorsionando eso que somos, o esa percepción que tenemos de nosotros mismos, pero también ese giro del que habla Sophie. Siempre las letras las podés rotar y buscarle el doble sentido. Son reversibles (risas). 

¿Qué diferencia tiene este disco nuevo con el trabajo anterior?

SM: Creo que el disco anterior era mucho más intimista, marítimo, profundo. Este tiene la mirada puesta en lo social, en el otro, es más eléctrico, más rítmico, más colorido. Tiene todos los colores. 

PM: Sí creo que trabajamos como queríamos. Nos tomamos todo el tiempo, hay versiones de temas, algo así como diez versiones antes de ser la del disco. Pudimos disfrutar mucho más el proceso de creación, de pulir, de reescribir.

¿Lo terminaron antes o durante la pandemia?

PM: Estuvimos viajando por Estados Unidos. Ahí terminamos de grabar algunas cositas mientras ya lo estaban mezclando en Argentina. Sí empezamos a grabar cosas nuevas por el encierro, pero se terminó en diciembre del año pasado.

Y escuchándolo ahora, ¿qué tan vigente está con respecto a este presente por el que estamos pasando?

SM: Es muy llamativo, para mí como compositora, el hecho como de dejar algo en un cajón, quizás un libro que leíste en algún momento o algo que escribiste. Lo dejaste ahí. Entonces en otro momento vas a ese cajón, volvés a abrirlo y decís, ¡epa!, ¿yo escribí eso? Wow, en este momento me viene genial. Mi sensación con estas canciones, la verdad, es que es esa. Es como si en algunos aspectos necesitara un poco ahora cantarlas, salir y comunicar esto. Puede ser que se acerque un poco, en algún punto, a lo que está pasando pero fue un proceso que se dio un poco en el inconsciente. 

PM: Pasa mucho que en las letras quizá hay palabras claves que, aunque no fueron pensadas obviamente para un contexto como este, curvan. Hay muchas canciones que tienen palabras que ahora son del léxico este de la pandemia, pero fue al azar. 

¿Cuándo va a salir el disco?

SM: Tenemos la idea de sacarlo a mediados de septiembre, si todos los astros se unen (risas). Septiembre de este año con el tercer corte que sería “Curva” y ya el disco propiamente dicho para todos ustedes. 

¿Qué tienen pensado para el lanzamiento?

SM: Sería glorioso pensar que vamos a poder tocar en vivo. ¡Por favor! Yo realmente sueño con poder hacerlo, un reencuentro con los otros, con el calor del vivo que es súper necesario para todos.

PM: Mientras estamos preparando un single para finales de agosto, con su video, y “Curva” que va a salir también con su video. Estamos también armando pequeños vivos con distintas formaciones para las redes, como para ir haciendo versiones de los temas y tener una excusa para compartir.

¿Qué te pareció este contenido?