Lo nuevo de Napalm Death es cada vez más experimental

El más reciente sencillo de la banda británica es un homenaje a los refugiados que han muerto intentando llegar a las costas de Europa.

Es muy difícil mantener fresca y activa una carrera musical de casi 40 años, sobre todo si tocas grindcore. Pero desde sus inicios Napalm Death ha sabido muy bien cómo innovar, buscar sonidos disruptores y sobre todo reinventarse. No solo por los cambios de formación que la banda ha vivido durante las décadas, ninguno de los miembros originales sigue con el grupo, sino porque constantemente Napalm Death experimenta con su sonido. 

Empezando con el hardcore punk que mostraron en su primer demo “Hatred Surge” (1985), a ser pioneros del grindcore con el lanzamiento de “Scum” (1987). Después probaron un sonido más death metal con “Harmony Corruption” (1990) e incluso experimentaron con el metal melódico, el nu-metal y el metal industrial a finales de los 90. Napalm Death es una banda que no se conforma ni encasilla, y su disco número dieciséis promete mostrarnos un lado nunca antes escuchado en ellos.

Hace una semanas conocimos “Amoral”, el primer adelanto de "Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism" (2020) que saldrá el 18 de septiembre, y pudimos ver que el nuevo camino de la banda que va por los lados del post punk de los 80, muy inspirado en su faceta más experimental, densa y ruidosa. Ahora con el estreno de “A Bellyful of Salt and Spleen” nos confirman que para este disco rompieron todos los paradigmas del metal extremo. Este sencillo es una mezcla entre grindcore y música industrial que es denso, pesado y angustiante. 

Es como sentir una presión en el pecho que te sofoca. El constante golpeteo de la canción es como una marcha de la muerte que produce miedo, tal cual se sienten los refugiados que cruzan el mediterráneo con la esperanza de encontrar una nueva vida en las costas europeas, viéndosen sometidos a enfrentar el horror de las tormentas, la incertidumbre, el hambre y la sed. Y luego la indiferencia del mundo que mira para otro lado mientras cientos mueren ahogados. 

El video fue animado por Robin Fuller y dirigido por Bonnie Baker, y en él vemos imágenes del vocalista Barney Greenway que se intercalan y sobreponen al viaje de una pequeña barca por el inclemente océano que va cobrando una a una las vidas de sus tripulantes. 

¿Qué te pareció este contenido?