La historia detrás de ‘Té para tres’, un recuerdo doloroso de la vida de Gustavo Cerati

Exploramos una de las canciones más icónicas de la discografía de Soda Stereo.

Viajamos hasta el 7 de agosto del año 1990, en donde nos encontramos con uno de los trabajos más recordados de la historia del rock latinomericano, así como también de la música en general. Es hora de echarle un vistazo a uno de los sencillos más emblemáticos de ese quinto álbum de estudio de Soda Stereo, Canción Animal (1990).

Para esta ocasión, nos centraremos en el track número 9 de ese larga duración, una pieza musical que se titula “Té Para Tres”. Una balada que en la actualidad es recordada como una de las canciones insignia de toda la discografía de Soda Stereo, así como también del trabajo del legendario Gustavo Cerati

La versión original de “Té Para Tres”, es recordada como una de las obras más cortas de Soda Stereo. Algo muy curioso para la época, ya que no era muy común que una banda o artista lanzará un sencillo que estuviera por debajo de los tres minutos de duración. Con eso en mente, se debe resaltar que la canción tiene un tiempo de 2:24 minutos.

Un rasgo que se desprende de esa última curiosidad, es el hecho de que el público tiene un mayor cariño por la versión que lanzó la banda para su MTV Unplugged, Comfort y música para volar (1996). Una sesión que dura casi el doble de la original, resaltando por tener un tiempo de 4:07 minutos. La popularidad de esta versión se aprecia en lugares como los servicios de streaming, en donde la puede encontrar entre la lista de canciones más escuchadas de Soda Stereo.

Otro de los rasgos importantes de la versión del MTV Unplugged, es la característica de que “Té Para Tres” hace un fino uso de una guitarra electroacústica, además de un inolvidable solo que Cerati tomó prestado de una de las canciones de su ídolo Luis Alberto Spinetta, “Cementerio Club”.

Pasando a la lírica de la canción, “Té Para Tres” es un sencillo que recrea uno de los momentos más duros de la vida de Gustavo Cerati, el día en que sus papás y él, se enteraron de la terrible noticia de que su padre, Juan Jose Cerati, fue diagnosticado con un cáncer terminal que terminaría con su vida unos años después, en 1992. 

La letra de la canción se centra en cada una de las cosas que sintió Cerati en ese momento, además de una profunda concentración en la reacción de su madre, Lilian Clark, frente a la noticia de la enfermedad de su esposo. Ante lo ocurrido, esta última comentó: “Estábamos tomando el té porque en casa nunca faltó el té, como buena heredera de irlandeses que soy. Estábamos los tres, Gustavo, mi marido y yo. Teníamos en la mano el último análisis que iba a confirmar o no la enfermedad y en qué estado estaba. La verdad que los resultados eran muy negativos”.

Gustavo toma algunos detalles del hecho, la hora del té que estaba pasando con sus padres, así como también el derrumbe de su mamá frente a los resultados: “Te ví que llorabas, te ví que llorabas por él”.  

Además de ser una de las canciones más recordadas de Soda Stereo, “Té Para Tres” es ese recuerdo que marcó la vida de Gustavo y el dolor por conocer el destino que le deparaba a alguien tan querido para él, como lo era su padre.

¿Qué te pareció este contenido?