Una guía para la construcción de festivales regionales

Existe una guía que orienta la creación, gestión y organización de festivales musicales de pequeño formato para cualquier municipio de Colombia.

El arte no solo se hace desde las ciudades, hay muchos procesos de creación artística que se originan en los municipios, desde donde su actividad cultural se dinamiza a partir de la gestión de casas de la cultura locales y de colectivos ciudadanos apasionados por expresiones como el teatro, la danza, y por su puesto, la música.

En esta área hay muchas experiencias que, tras la constante evaluación a partir del ensayo y error, han logrado crear un proceso significativo, porque en municipios de departamentos como Cundinamarca, Antioquia y Santander (solo por mencionar algunos) se realizan con periodicidad festivales musicales auto gestionados.

Así como en un municipio como Rionegro (Antioquia), donde hay un festival que cuenta con un proceso sólido con más de 10 ediciones realizadas, hay regiones del país en donde, aún con inquietudes para crear su propio proceso, no saben bien por dónde comenzar. Y es a esta situación a la que quiere aportar algo de luz en el camino un documento creado por el investigador musical y periodista Alexander Múnera, quien entrega unas -como dice él- “buenas prácticas para la realización de un festival musical en entornos rurales”.

¿De dónde nace la inquietud? “A lo largo de mi vida profesional he estado estrechamente relacionado con los festivales regionales, a partir del periodismo. Al visitarlos cada año y observar su funcionamiento comencé a hacerme preguntas respecto a algunas cosas que, en mi criterio, podrían hacerse mejor en la organización de estos eventos, y al momento de comenzar una maestría en comunicación decidí explorar esta inquietud”.

En este proceso, y para elaborar la guía, se tomaron como referente los procesos de festivales organizados en tres municipios de Antioquia: Rionegro (Rock al río), El Carmen de Viboral (Viboral rock) y Guatapé (Más que sonidos). A partir de la observación minuciosa de cada uno de los momentos dentro de su proceso anual, y partiendo de referentes teóricos como Pierre Bourdieu, Michael de Certeau y Jesús Martín Barbero, que hablan de las prácticas sociales y comunicativas, nació este documento que ahora puede ser una referencia para quien desee entender mejor cómo pueden funcionar este tipo de iniciativas autogestionadas desde los municipios del país.

¿Cuál es el propósito de esta guía? “Si bien se realizó a partir de las necesidades y dinámicas observadas en tres festivales de Antioquia, pienso que muchos de los que se realizan en otras regiones de Colombia son similares en cuanto a su objetivo que es visibilizarse como ciudadanos rockeros que pertenecen a un territorio, y llevar a ese lugar músicas que tal vez de otra manera no llegarían. Y para todos esos procesos creo que puede ser útil este texto como un material de consulta que, si bien no es necesario seguir al pie de la letra (porque cada proceso tiene sus particularidades), sea una referencia en qué cosas se pueden probar o de qué forma abordar determinadas situaciones o etapas en la organización de un festival de este tipo”. 

Al ojear este documento de casi 50 páginas, algunos de los aspectos que aborda están relacionados con cada momento y proceso dentro de la organización de un festival, con algunas pautas y consejos que seguro serán útiles en etapas como la planeación, la definición de la curaduría musical (o escoger las bandas que tocarán), la consecución de recursos, las gestiones y negociaciones con agentes públicos, privados e incluso con la misma comunidad del lugar donde se realiza el festival, la importancia y el cuidado que se debe tener en la planeación de un componente académico y/o formativo articulado al proceso, y la comunicación y difusión del evento como tal, entre otros.

Y aunque no haya manera de estandarizar un proceso tan particular como la organización de un festival musical, este documento puede ser útil para aquel que esté ideando la forma de iniciar un proceso de este tipo en su municipio. Es una herramienta que, desde lo académico, aporta una especie de norte a esas iniciativas culturales que, por lo menos en principio, nacen de la pasión por la música, la cultura y la autogestión.

Si usted quiere leer esta guía, la puede descargar de forma gratuita aquí.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar