‘Gracias’, una canción para la vida de Señor Loop

¡Canciones que curan! Señor Loop y Kafu Banton celebran la vida a través de la música. Escúchenla aquí.

La agrupación panameña que visitó el país en el 2018 prepara su quinto álbum en estudio el cuál conoceremos durante el segundo semestre del 2019. Sin embargo, permanecen vigentes y presentan una nueva versión de Gracias. Al igual que muchas de las canciones de Señor Loop, este sencillo llega a los oídos como un bálsamo, un par de minutos en los que el bajo y el tambor dan ritmo al latido, alteran su vibración y solo queda escuchar.

Esta canción nació en el 2015, luego de una llamada de Leslie Ducruet, directora de Fanlyc, una organización sin ánimo de lucro que acoge los casos en abandono de tratamiento de cáncer infantil en Panamá. El objetivo era crear una campaña para aumentar el número de donaciones y aumentar su capacidad de apoyo. No hubo espacios para dudas o reparos, la agrupación estuvo dispuesta a colaborar. Así afirmó su vocalista: “La quimioterapia tiene mil leyendas, pero solo el que ha pasado esa prueba, sabe qué es lo que es”.

Gracias fue el regreso de Lilo, vocalista de Señor Loop, a los escenarios, luego de estar dos años en tratamiento contra un tumor cancerígeno diagnosticado en 2014. Durante este periodo la banda estuvo en pausa, pero Lilo no dejó nunca de componer. Por el contrario, todo lo convirtió en verso y unas cuantas entradas de blog.

Los sonidos del reggae, funk y soul están presentes en la nueva versión del sencillo y acompañados de la voz de Kafu Banton, artista urbano, no puede dejar de sentirse como un canto de agradecimiento a la amistad. Ambos artistas hacen parte del circuito alternativo e independiente de Panamá y han compartido escenarios durante más de 15 años. Y como lo que une la música no lo separa nada ni nadie, esperamos que lleguen más y más canciones de esta agrupación.

Aunque el nombre de la canción es, de entrada, muy diciente, a medida que avanza honra la compañía y la entereza de quienes se ofrecen como hogar cuando el mundo propio se derrumba. Reconoce la fortuna del calor, el amor y las palabras cálidas en los momentos más difíciles, esas que solo encuentran lugar en la voz que quien está, quien es amigo. Además, deja claro que es recíproco el sentir y como el tiempo es apenas un acuerdo, en el presente y todos los tiempos, solo queda agradecer.

Escuchen (y canten con los ojos cerrados) Gracias, porque “hoy seguimos celebrando la vida, seguimos dando gracias”.

¿Qué te pareció este contenido?