[Reseña] 'Look Now' de Elvis Costello & The Imposters

Este es el primer álbum que Costello ha hecho con The Imposters desde el lanzamiento de Momofuku (2008).

Siempre es refrescante escuchar un artista como el británico Elvis Costello, la calidad de su interpretación vocal, su composición, las líricas llenas de simbolismos y la producción en general, son de una factura no muy presente entre figuras que tengan más de 40 años de carrera.

Look Now (2018) es el trabajo de estudio número 30 en la discografía del símbolo del post new wave, aparece 5 años después de su producción anterior y es el primer trabajo que realiza Costello junto a The Imposters desde hace una década.

A nivel general podemos describir Look Now como un claro exponente del toque new wave característico de Costello, junto a un poco de soul, pop sofisticado, rock, jazz y una orquestación destacada para temas de grandes atmósferas, no del todo reveladas anteriormente en otros discos del artista. Tal referencia se puede apreciar en los maduros y estilizados temas Why Won’t Heaven Help Me, Stripping Paper o la muy romántica Suspect My Tears.

También se destacan temas movidos, algo radiales y alegres como Unwanted Number, Mr. & Ms.Hush y la canción que abre el disco, Under Lime.

 

 

La llave junto al también compositor y productor Burt Bucharach vuelve a brillar para las canciones: Don’t Look Now, Photographs Can’t Lie y el cierre del álbum con He’s Giving Me Things. Hay que recordar que Costello y Bucharach habían trabajado juntos anteriormente con gran éxito, incluso llegando a recibir un premio Grammy 20 años atrás por el famoso disco Painted From Memory en 1998.

Para no dejar atrás un poco el soul y jazz, también debe prestarse atención al tema compuesto junto a la reconocida compositora Carole King, Burnt Sugar is So Bitter. Una faceta fundamental que no podía quedarse opacada en el álbum, toda vez que tiene las características de un estilo que hizo famoso al músico desde hace 30 años.

El disco es un buen trabajo de Costello que será promocionado en vivo a través de un Tour que comienza este mes en territorio norteamericano. Sin embargo, es claro que su ausencia de los escenarios durante los últimos meses debido a un tratamiento contra el cáncer, lo llevará a componer un material que seguramente será reflejo de otra etapa del artista.

 

 

*Para pensar: El hecho de que el disco sea tan maduro, sin ser el único en esa tendencia, hace que no sorprenda o sea extraño frente a lo que podíamos esperar de Elvis Costello. Por el contrario, se siente que no hace falta seguir por esa línea, clara y definida en otros de sus trabajos de finales de los 90 como Imperial Bedroom.

Por el contrario, pareciera que no quisiera acercarse a nuevas generaciones que podrían disfrutar y encontrar en su música un universo lleno de letras, movimientos y sonidos que bien refrescarían el panorama musical actual.

¿Qué te pareció este contenido?