Paul McCartney hizo el mejor Carpool Karaoke de James Corden

El ex Beatle recorrió junto al presentador las calles de Liverpool y las historias de sus composiciones más memorables. 

En el asiento delantero del lado derecho de la camioneta del comediante James Corden han pasado algunas de las estrellas más famosas del entretenimiento (Foo Fighters, Red Hot Chili Peppers, Bruno Mars, etc.), pero esta vez, del lado izquierdo se sentó el hombre más importante de la música, y tal fue su inmensidad que el Carpool Karaoke que se quedó pequeño: Paul McCartney. 

Esta ha sido una semana importante en la vida de Paul McCartney; cumplió 76 años, lanzó dos canciones como avance de lo que será su álbum en solitario número 17; Egypt Station (2018) y recorrió Liverpool de la mano de Corden repasando las canciones que hicieron de Los Beatles el grupo más importante de la historia. Así pasean entre Drive My Car, Blackbird, When I’m 64, She Loves You, Come On To Me –su nuevo sencillo-, y otros himnos universales del rock compuestos por él.

Entre los 23 minutos del segmento del programa The Late Late Show, que ya se encuentra en YouTube, Paul recuerda la primera canción que escribió cuando solo tenía 14 años, recorren la calle Penny Lane, donde Lennon y McCartney pasaron parte de su juventud y que les inspiró a escribir la canción homónima que se publicó como sencillo doble A junto a Strawberry Fields Forever en 1967. 

El viaje por los recuerdos de McCartney y la creación de sus obras, hacen de este carpool karaoke el más emotivo hasta la fecha por las revelaciones del artista y por los momentos que lo enmarcan como una leyenda humilde y entregada a su público. En uno de los fragmentos más importantes (5:14)  Paul cuenta de dónde nació la letra de Let It Be, recordando que la frase se la dijo su madre en un sueño luego de morir. 

Y como es Paul McCartney, y no es suficiente con que cante dentro de un auto y se tome su tiempo para saludar a sus seguidores, el video se hace más conmovedor cuando llegan al Philharmonic Pub y sorprenden a los asistentes (de distintas edades) dando un show en el que Paul toca las canciones que el público pide en una rocola, dejando un final lleno de felicidad al interpretar Hey Jude. 

Pero los 23 minutos están llenos de emociones, canciones, historias, risas y lágrimas, así que no les vamos a contar todo el video, véanlo ustedes. Tómense su tiempo para cantar y enamorarse una vez más de Sir. Paul McCartney (se eterno, por favor).

 

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Register

Enviar