[Nuevos Discos] N. Hardem, The Smashing Pumpkins, The Good, The Bad and The Queen, Anderson .Paak y Mumford & Sons

Viernes y cinco hay motivos para ser feliz. Les presentamos los lanzamientos de la semana que van desde el hip hop hasta el rock noventero.

Rhodesia (2018)
de N. Hardem con Las Hermanas

Con ingenio y riesgo llega Rhodesia (2017), el disco colaborativo del MC colombiano N. Hardem en compañía del proyecto electrónico Las Hermanas liderado por Diego Cuéllar. Si bien parecería natural la combinación de estas dos propuestas creativas, hay que decir que ambos se llevaron al límite para crear el álbum. Transgredieron los cuatro compases, desafiaron las métricas y los flows que parecen tener una independencia y una libertad de jugar sobre las pistas a su antojo.

Son ocho canciones con una coherencia sonora admirable. Si bien las estéticas pueden cambiar, esta dupla encontró una identidad que los aleja lo suficiente de Lo Que Me Eleva (2017) de Hardem con El Akeólogo y No Amanece (2017), lo más reciente de Las Hermanas en solitario. Con samples que van desde la oscuridad de Black Sabbath hasta las baladas de Sandro, Rhodesia (2018) es una de las joyas del hip hop en 2018. Es un disco atrevido, temerario y arriesgado que vale la pena escuchar con detalle.

 

 

Shiny and Oh So Bright, Vol. 1/
LP: No Past. No Future. No Sun. (2018)
de The Smashing Pumpkins

El regreso de Smashing Pumpkins no solo trajo consigo todo el revival nostálgico de los 90 sino un poco de drama. En febrero de este año los miembros originales de la banda Jimmy Chamberlin y James Iha anunciaron su regreso a los Pumpkins, sin embargo, la bajista D'arcy Wretzky entró en una disputa personal con el líder Billy Corgan y decidió no hacer parte de este regreso.

El drama pasó y llegó la música, traducido en el décimo álbum de studio de esta banda, se trata de Shiny and Oh So Bright, Vol. 1 / LP: No Past. No Future. No Sun. (2018). La grabación se realizó en Shangri Las Studios, en Malibu, California en compañía del reconocido productor Rick Rubin, con quien no colaboraban en este aspecto desde las épocas del Adore (1998). Son ocho canciones que apelan a la memoria del sonido clásico de los Pumpkins y satisfacen el amor por el rock alternativo noventero.

 

 

Merrie Land (2018)
de The Good, The Bad and The Queen

Hay superbandas en el mundo y luego está The Good, The Bad and The Queen. El proyecto liderado por Damon Albarn de Gorillaz en compañía del ex bajista de The Clash, Paul Simonon, el pionero del afrobeat y baterista de África 70, Tony Allen y Simon Tong, el ex guitarrista de The Verve, nos ha regalado momentos de ingenio musical que son producto de esta combinaciön de generaciones y corrientes musicales que hacen de esta una propuesta naturalmente atractiva para los amantes de la música.

Ahora llegó el momento de destapar el sucesor de su debut homónimo de 2007 titulado Merrie Land (2018). Es un disco de 10 canciones producidas por Tony Visconti, reconocido colaborador de David Bowie. Los tracks cuidan ese sonido clásico del rock inglés y toma algunos riesgos sutiles, sin embargo, desde las letras decidieron hablar de política y sociedad tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

 

 

Oxnard (2018) 
de Anderson .Paak

El sonido del rapero californiano Anderson .Paak ha llamado la atención desde que comenzó a lanzar discos en 2012 pero con más fuerza durante los últimos años con la llegada de sus discos Venice (2014) y Malibu (2016). Oxnard (2018) es su tercer larga duración en el que el músico decidió rendirle un homenaje a su pueblo natal.

Son 14 canciones en las que nos encontramos con las rimas de Paak junto a nombres tan relevantes del género como Kendrick Lamar, J. Cole, Dr Dre, Cocoa Sarai, Pusha-T y Q-Tip, entre otros. Es un disco que cumple con las expectativas del mercado del hip hop norteamericano y lo mantiene en la mira del mainstream mundial.

 

 

Delta (2018)
de Mumford & Sons

Delta es el cuarto álbum de estudio de la banda británica Mumford & Sons, esa que conocimos con canciones como I Will Wait y The Cave, la banda sonora de muchos a comienzos de la década. La grabación de las 14 canciones del disco se llevó a cabo en The Church Studios en Londres bajo la producción de Paul Epworth quien ha trabajado con proyectos como Glass Animals, Rosie Lowe y The Horrors.

Alrededor de 100 personas hicieron parte del proceso del disco en el que el líder de la banda, Marcus Mumford, procuró plasmar la esencia del sonido colaborativo que los caracteriza en vivo. El sucesor de Wilder Mind (2015) cuida la estética folk que han configurado en sus grabaciones, pero con unos coqueteos a la electrónica, el rap y jazz.

 

 

¿Qué te pareció este contenido?