Foto de Juan Santacruz / Idartes

Así fue la jornada de cierre de Rock Al Parque 2018

Así fue la jornada de cierre de la edición 24 de Rock al Parque.

A cargo de más de 20 presentaciones estuvo la jornada final de Rock al Parque, una que nos despide del 2018 pero que nos ponde a mirar en la celebración de los 25 años del festival, celebración que muy seguramente buscará tener en su cartel a esas bandas que han crecido con esta propuesta de ciudad como ventanda de exhibición. 

Leyendas nacionales como Nadie y Mojiganga desde Medellín, Skampida, La Chiva Gantiva y Ship desde Bogotá, sumadas a enormes y consolidadas propuestas en el mundo como Pennywise, Kadavar y Tokyo Ska Paradise Orchestra, cerraron la edición 24 del festival, en la que también quedó en evidencia el trabajo de bandas emergentes como Militantex, Durazno, Ginger y los Tóxicos. 

Revisen a continuación algunas apreciaciones de los shows del tercer 3 de Rock al Parque, y si vieron a las bandas que nosotros no alcanzamos a ver, compártannos sus comentarios. 

 

Militantex

“Siempre que tocamos llueve, esa es la maldición de nosotros. Así que chúpenlo, ¿pa’ que nos invitan?”. La banda paisa abrió la tarima Lago de Rock al Parque el mismo día que estrenaba disco (El horizonte de sucesos - Bitácora de Las Desventuras de tres cabras) y lo hizo frente a unas 20 personas, así que Bogotá quedó en deuda con el en vivo de este poderoso trío: Alejandro Gómez (batería - secuencias), Camilo Guarín (guitarra) y Jorge Mario Tobón (bajo -vientos - loops), quien también acompañó a NADIE en el escenario principal con el saxo. 

Llegaron a Rock al Parque a través del intercambio con Altavoz Fest y su actitud punkera sobre la tarima fusionada con una propuesta exquisita de rock experimental más cercana al jazz que a las guitarras distorsionadas nos atrapó, quienes no los conocían seguro empezarán a consumir su música, pues su show, honesto y por lo mismo divertido con algunas samplers extraídos de programas televisivos de la cultura popular, nos ubicaban frente a una propuesta que además del jazz hace guiños al metal y al hip hop. Militantex es una de esas bandas que lideran el movimiento de sonidos experimentales de un generación de músicos colombianos con inquietudes bastante particulares con bandas como Arrabalero, Hermanos Menores y Montaña en la capital.  Escuchen su nuevo disco y síganles la pista porque seguro darán de qué hablar. (Foto de Kike Barona)


Alfonso Espriella

Con una amplia trayectoria en los escenarios de Rock Al Parque, incluso antes de iniciarse como solista en bandas de la talla Kidrón, este músico colombiano regresó al festival para hacer presentación principalmente de su más reciente álbum en estudio, conocido bajo el nombre de ’Todo Comienza Ahora’. Muchas canciones y sencillos recientes de esta placa, como es el caso de Altares, Teatro, El Tiempo No Sana y Nos Pusimos Las Flores.

Se resaltó además la versatilidad en escena de su banda acompañante, donde juntos lograron pasar de secuencias por pasajes oníricos cargados de sentimientos, hasta guitarras estridentes llenas de energía y desfogue. Así mismo, Alfonso demostró su liderazgo gracias a una teatralidad que lo sumergía sólo con su micrófono en la mano, mientras que por otros instantes con la guitarra sobre los hombres hizo de las suyas en los temas más contundentes. 

Los asistentes llegaron de manera cumplida a su encuentro, demostrando que la perseverancia y la tenacidad de esta propuesta seguirá dando frutos durante mucha oportunidades y futuros periodos en este festival. (Foto de Kike Barona)


Liniker E Os Caramelows

Lo de Liniker sí que es revolucionario, si hablamos del arte como plataforma para la difusión de ideas en busca de la transformación social, este proyecto lo tiene todo y sin sacrificar el talento y la buena música, que es finalmente a lo que nos convoca un festival como Rock al Parque. 

Este proyecto Brasilero no sólo representó un punto de quiebre en la programación del festival tras 24 años al presentar por primera vez a una mujer transgénero en sus tarimas, finalmente no llegó ahí por esa mediática concepción que seguimos teniendo de la sexualidad y de nuestros cuerpos, sino porque su música tiene por sí sola el mérito suficiente para pisar las tarimas más grandes del mundo. 

Esta es una bandota, una propuesta que además nos hace sentir a Brasil como parte de este continente, Liniker tiene una voz poderosa y trabajada, y su banda es un todo junto a ella, no es ella la reina del show aunque su expresión corporal nos atrape y sus cantos nos cautiven. A este proyecto debemos seguirle la pista, no solo por las formas en que han ido creciendo y conquistando públicos con Internet como herramienta base, sino porque nos invita a mirar al interior de Brasil y querer explorar todos los movimientos artísticos contra culturales que emergen del gigante latinoamericano. (Foto de Mathew Valbuena / Idartes)


La Chiva Gantiva 

Tocar en diferentes partes del mundo no solamente hace que el sonido de una banda crezca sino que también hace que la misma agrupación crezca y se vea madura, compacta, solida y potente. Eso le pasa a la Chiva Gantiva, una agrupación con músicos de diferentes partes del mundo que mezcla el rock y el punk con los sonidos afrocaribeños. Su show en el Escenario Eco de Rock al Parque fue un estallido de esos sonidos, los cuales, acompañados del sol, pusieron a bailar, saltar y hasta poguear a los asistentes del día 3 del Festival.

Tambores, maracas, saxofón, batería, teclados, bajo, guitarra y diferentes instrumentos de percusión menor, sumados a la potente voz de Rafael Espinel, hicieron de los 45 minutos de presentación un momento inolvidable, recordando nuestras raíces, lo que nos hace únicos como seres humanos y el cuero del cual estamos hechos. Energía, fuerza, baile, ancestralidad, mundo, ‘punkclore’… palabras que resumen a la perfección el buen show de la banda en la edición 24 de Rock al Parque. (Foto de Mathew Valbuena / Idartes)


Ginger y los Tóxicos​

Hacia la una y media de la tarde el escenario Plaza le abrió las puertas a una de las bandas ganadoras de convocatoria distrital sin saber que sería una de las grandes sorpresas de la tarde. Esta agrupación de más de 15 años de trayectoria demostró que esa vieja creencia de que el Punk, por ser punk, puede sonar mal tocado, desafinado y sin sentido, ya está mandada a recoger. 

Ginger y Los Tóxicos se caracteriza por ser muy pulida instrumentalmente y por contar con integrantes reconocidos de bandas con recorrido en la escena nacional como Pablo Araoz (Alerta Kamarada), Mauricio Arias (Triple X), Marco Fajardo (Frente Cumbiero y La BOA) y Román Prieto (Hartos de Estar Hartos) que, sumados a Liliana Arias (Ginger) y Omar (Guitarrista) presentan un show contundente cargado de contenido social, protesta y lucha por igualdad y equidad en el país.

Si bien es cierto muchas bandas pretenden llegar a los grandes escenarios, como Rock Al Parque, lo más rápido posible, a veces es preciso esperar el momento correcto. Así fue para Ginger y compañía quienes llegaron 15 años después de haber comenzado como proyecto, sin embargo, fue un momento casi que perfecto pues pudieron presentar una propuesta sólida, con carácter y personalidad propia e ilusionaron con un buen futuro para el punk y el ska en el país, más en estos momentos de tensión política en Colombia, que es cuando más son necesarios. 


Tokyo Ska Paradise Orquesta

Cuando dicen que la música es el lenguaje universal no se equivocan. Eso fue lo que se vivió este día final de la edición 24 de Rock Al Parque. Directamente desde Japón llegó una de las bandas más importantes de ska en el mundo, un momento para enmarcar en la historia del festival en el que el idioma no fue una barrera, en el que como dijo Atsushi Yanaka, uno de los vocalistas de la agrupación, se demostró que el “Ska no tiene fronteras”, teniendo en cuenta que su repertorio está en inglés y japonés.

La segunda llegada de 'la Tokyo' a Colombia, luego de su presentación el año pasado en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán en Bogotá, tiempo por el que se ubicaron en nuestro Radiónica Top 25 con Samurai Dreamers (canción que también sonó en esta presentación) la bandota demostró todo su poder en el escenario plaza del Simón Bolívar, nueve samuráis sacados de una película de ficción hicieron una de las mejores presentaciones de la noche. Sin mayor recurso del español que “Gracias Rock Al Parque” lograron que el público bailara y saltara cada uno de los 50 minutos. Con las versiones de One Step Beyond de Madness y Eres de Café Tacvba, canción que interpretaron en instrumental pero en la que los asistentes hicieron la voz de Meme del grupo mexicano, lograron los puntos más enérgicos de la noche.

Los Tokyo son enérgicos, talentosos, cinematográficos en cada una de sus canciones, y poderosos en sus presentaciones. Siempre será un placer tenerlos en nuestros escenarios. (Foto de Juan Santacruz / Idartes)


Nadie

Nueve años tuvieron que pasar para que Nadie volviera a la tarima de Rock Al Parque a presentar su demoledor sonido punkero cargado de realidad y cotidianidad. Temas clásicos como Lo que no se olvida, Emilio Dice, Sonido Bestial y Monólogos de un perro con bozal, sumados a su más reciente sencillo, Indeleble, hicieron bailar y gritar a la totalidad del público presente en el Escenario Plaza del Parque Simón Bolivar, además de generar los pogos más enérgicos y extensos de toda la tarde.

No es casualidad que una banda que ha influenciado tanto el punk y los sonidos de denuncia en el país regrese justo en un momento en el que el país se encuentra dividido por una profunda diferencia social, económica y política. Estas bandas que han hecho un llamado a la resistencia y a la lucha por una sociedad más justa saben que es un compromiso de todos trabajar unidos o no saldremos de este crítico momento político, social y ecnonomico.

Para destacar, a pesar de que pararon de tocar juntos por más de 8 años, aún son capaces de sonar como lo hacían en sus mejores épocas. Con sus riffs potentes, la originalidad que le imprime el saxo, la indescriptible voz de Julián Velásquez y una base rítmica que amarra todo, Nadie son capaces de generar rabia y ganas de levantarse a cambiar todo y luchar, resistir. (Foto de Juan Santacruz / Idartes)


Lee Ranaldo Trio

Mientras la tarima Plaza y Eco vibraban con el ska punk de Mojiganga y el grunge stoner de Bala, la presentación de Lee Ranaldo fue un respiro de sonidos ambientales para Rock al Parque. Es sabido que Ranaldo fue una de las piezas clave para el sonido de Sonic Youth, pero no es tan conocido el camino solista que tomó este virtuoso compositor: comenzó por el rock más experimental y hoy en día llegó al escenario Lago para hacer una pequeña retrospectiva de su carrera con especial énfasis en su disco Electric Trim (2017). Este guitarrista escogió sus canciones con cuidado para llevar a la audiencia de una progresión ambiental a distorsiones largas que nos hicieron recordar los orígenes del noise rock.
Es de destacar la crítica al presidente Donald Trump que hizo Ranaldo, cuando afirmó que "ese gobierno tiene que cambiar y aquí estamos para observarlo". Esta presentación fue un respiro de belleza para el atardecer del tercer día de festival, que nos recordó por qué el sonido que inventa y transforma Ranaldo sigue siendo leyenda.


Kadavar

Con un aforo de más del 60%, Kadavar tuvo el honor de cerrar el escenario Lago y supieron como dar tributo a eso. Durante casi una hora presentaron un despliegue selecto de su discografía, abarcando especialmente el disco Rough Times (2017) y Berlín (2012). La puesta en escena iluminó al trío alemán con luces azules, amarillas y naranjas, que adornaron el logo de la banda durante toda la presentación, haciendo un transfondo modesto para que la audiencia fijara su atención en la voz y solos de guitarra de Christoph "Tiger" Bartelt.
Kadavar demostró por qué para la crítica musical son una de las mejores bandas de stoner rock actual. A pesar de ser solo tres en tarima, supieron llenar sus canciones de las armonías necesarias para que cada canción fuera entregada a los asistentes justo como lo esperaban. Muchas melenas agitadas, grandes distorsiones de guitarra y muchos aplausos para esta presentación impecable. 
(Foto: Kike Barona/ Idartes)


Pennywise

California ha dejado importantes referentes durante los años 80 y siguiendo los pasos dados por pioneros como Bad Religion, Pennywise desde Hermosa Beach sigue demostrando su potencia en este sonido, el cual juega perfectamente entre dinámicas de Punk y Hardcore. Un cierre cargado de energía que pusó a todos los asistentes a saltar con grandes clásicos de su carrera como Straight Ahead, Alien, Same Old Story y Fuck Authority.

Vale la pena agregar que en el parque hubo asistentes que conocían el significado de su nombre, ya que elevaron globos rojos inflados con helio haciendo referencia al personaje de la novela de Stephen King. Sinceridad, contundencia y precisión a la hora de las ejecuciones en las cuerdas por parte de Fletcher Dragge y Randy Bradbury, además de la velocidad en la batería a cargo de Byron McMackin y la voz característica de Jim Lindberg, quienes siempre hicieron recordar con facilidad pasajes de días urbanos y tablas de skateboard.

El tiempo fue justo para hacer reflexiones sobre la política, la autoridad, la música, la vida, la libertad y presentar su más reciente álbum en estudio, Never Gonna Die. Toda esta fiesta incluyó hasta un emotivo momento para realizar covers y rendir homenajes a grandes influencias como Beastie Boys, The Ramones y los ya mencionados Bad Religion.


Skampida

Más de 20 años de carrera ininterrumpida avalan la propuesta de estos bogotanos que han sido capaces de contar las historias del barrio y las comunidades tanto rurales como urbanas de nuestro país. Su propuesta, cargada de Ska, Punk y Reggae, se ha teñido con los años de sonidos raizales y mestizos que hacen parte de la tradición colombiana.

Más allá de las vivencias cotidianas que inundan sus letras la banda, liderada por David Mujica, también se acordó del crítico estado de los líderes sociales de Colombia. Con un minuto de ruido, que envolvió la totalidad del Parque Simón Bolivar, conmemoraron la vida y la lucha de los más de 326 líderes que han sido asesinados en nuestro país exigiendo justicia.

Su show no se centró en una sola etapa de la banda, por el contrario, se esforzaron por hacer un recorrido por canciones de todos sus discos. Rebel, Barreto, Resistimos, Indiferencia y más éxitos de toda su carrera se hicieron presentes durante esta celebración a la que también se sumaron los japoneses de la Tokyo Ska Paradise Orchestra interpretando magistralmente, y en conjunto, el cover de Black Hole Sun de Soundgarden incluido en el disco Transmutante (2015) de la banda bogotana. (Foto: Juan Santacruz / Idartes)

Foto: Juan Santacruz / Idartes

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Register

Enviar