Es oficial: Gibson está en bancarrota

Gibson Brands, una de las empresas más grandes en fabricación de instrumentos musicales se declaró en bancarrota.

Muchas buenas noticias han llegado en las que las guitarras Gibson son parte de la historia. Son varios los artistas que han inmortalizado los sonidos de las cuerdas producidos por este instrumento en sus canciones, e indudablemente esta es una marca que ha influenciado lo que hoy es la cultura rock.

B.B. King, Keith Richards, Jimmy Page, Slash, David Bowie, Elvis Presley, Eric Clapton, Jeff Beck y Lenny Kravitz, son algunos de los tantos artistas que han llevado sus sonidos a lo más alto haciendo vibrar sus guitarras Gibson, y convirtiendo sus canciones en grandes éxitos.

Esta vez las noticias no son tan buenas, pues recientemente esta reconocida marca de instrumentos musicales y sus subsidiarias estadounidenses anunciaron que han presentado casos de reorganización pre-negociados en virtud del Capítulo 11 del Código de Bancarrota de los EE. UU. Sí, esta legendaria compañía ha declarado públicamente que está en bancarrota.

Gibson apareció en la industria musical en 1902. Medio siglo después de su nacimiento logró gran reconocimiento vendiendo el modelo Les Paul, una de las una de las guitarras más icónicas de todos los tiempos en la historia de la música.

En su catálogo también se incluyeron la Gibson Sg, la Gibson Firebird, la Gibson Explorer, la Gibson ES-335; la primera guitarra eléctrica de cuerpo semi macizo, y la Gibson ES-150; reconocida como la primera guitarra eléctrica.

Sin embargo, en los últimos años la compañía ha contraído fuertes deudas, además la venta de guitarras mundialmente ha disminuido, y adicionalmente han aumentado las regulaciones en los importes de palisandro; el tipo de madera con el que fabrican sus productos, motivos que han afectado el negocio.

En este momento la cifra de la deuda de Gibson ronda en los 500 millones de dólares, por lo que la compañía solicitó protección federal ante sus acreedores. Además, la marca comenzará un proceso de reestructuración para solventarse, y lo hará con 135 millones dólares que le han sido prestados.

Así mismo, la compañía ha empezado a liquidar un departamento de dispositivos de audio personales del que disponía Gibson tras la compra de parte del negocio a Philips en 2014.

“En los últimos 12 meses, hemos logrado avances sustanciales a través de una reestructuración operativa. Hemos vendido marcas no esenciales, aumentado los ingresos y reducido las demandas de capital de trabajo. La decisión de volver a centrarnos en nuestro negocio principal, Musical Instruments, combinada con el importante respaldo de nuestros tenedores de bonos, creemos que asegurará el largo plazo de la compañía. estabilidad y salud financiera”, afirmó en el comunicado Henry Juszkiewicz, gerente general de Gibson.

Actualmente, la compañia también es propietaria de otras marcas como Epiphone, Kramer, Steinberger, Dobro y Baldwin, las cuales  han sido utilizadas por grandes nombres entre los que están: Igor Stravinsky, Leonard Bernstein, Ray Charles y Dave Brubeck.

La empresa tendrá en los próximos meses importantes cambios, algunos de ellos son que se enfocaran en los instrumentos musicales y los sistemas profesionales de sonorización, también podría darse la salida de Juszkiewicz; su máximo directivo, e implementaran un mayor control de los acreedores sobre las operaciones de Gibson.

Recordemos que en el momento la compañía tiene su sede en Nashville, y además goza de la mayor participación en el mercado en cuanto a guitarras de alta gama; son alrededor de 170.000 instrumentos de este tipo los que vende anualmente en más de 80 países, lo que representa casi el 40% de todas las guitarras eléctricas de precios superiores a los 2.000 dólares.

¡Tranquilos! Gibson no desaparecerá, pondrá todo su empeño financiero y profesional para pasar este momento, y retomar su importancia dentro de la industria.

¿Qué te pareció este contenido?