Cinco discos internacionales grabados en lugares inusuales

Nos hemos enamorado de discos que no sólo cuentan historias en sus letras y en su música, por eso les presentamos la entrega internacional de los álbumes que fueron creados fuera de los estudios de grabación convencionales.

1. Neon Bible (2007) de Arcade Fire:
grabado en una iglesia

Luego de lanzar uno de los álbumes debut más destacados de principios de 2000, la agrupación canadiense Arcade Fire se embarcó en el proyecto de su segundo álbum. Para esta ocasión, Win Butler y su combo decidieron que era necesario un lugar de grabación permanente. 

Así que luego de la gira del Funeral (2004), la banda compró la Petite Église, un local que por esos días era un café, pero que originalmente había sido una iglesia y un templo masónico ubicdo en Farnham, Quèbec. Para crear el álbum, la banda tuvo que renovar este espacio en el que pasaron la mitad del 2006 grabando su segundo larga duración.  

2. Ti Amo (2017) de Phoenix:
grabado en una casa de Ópera

La agrupación francesa eligió un emblemático escenario para la grabación de su más reciente larga duración. Phoenix presentó su sexto álbum el pasado 9 de junio e incluyó 10 nuevas canciones de las que hemos cantado J-Boy, Ti Amo y Goodbye Soleil. 

Según nos contó Laurent Brancowitz, guitarrista de la banda, para este disco decidieron alquilar el último piso de una vieja casa de ópera ubicada cerca al Pompidou Centre (Centro Nacional de Arte y Cultura) en el que se dedicaron a experimentar por meses enteros.Este lugar fue reformado y en la actualidad usa sus primero pisos como museo y hall de conciertos, sin emabrgo, la agrupación adaptó el la planta más alta para que se convirtiera en su laboratorio musical.

3. The Fall (2010) de Gorillaz:
grabado en un iPad

Es bien sabido que Damon Albarn no repara a la hora de crear música, fue por esto que durante octubre y noviembre de 2010 se dio a la tarea de crear desde su iPad lo que sería el cuarto álbum de Gorillaz, al que ahora conocemos como The Fall (2011). 

La grabación y creación de este disco se realizó durante el recorrido de la gira Escape to Plastic Beach World Tour de la banda por Estados Unidos y contó con las colaboraciones de personajes como Mick Jones y Paul Simonon de The Clash y el soulero Bobby Womack

4. Ok Computer (1997) de Radiohead:
grabado en una mansión embrujada


El 2017 ha sido el año de celebración del Ok Computer (1997), un disco que pare mucho es el más importante en la carrera de Radiohead, de hecho lanzaron el OKNOTOK (2017), una reedición con canciones inéditas de la época. Sin embargo, también cabe destacar de este álbum el lugar en el que fue grabado, se trató de una mansión llamada St. Catherine's Court ubicada en Bath en Inglaterra y que data de la época de los Tudor en el siglo XV. 

A mediados de la década de los 90, la banda de Thom Yorke lo alquiló esta propiedad a la actriz del universo Bond bajo la condición de que debían alimentar a su gato. Esta mansión también fue usada por bandas como New Order y The Cure, y según Thom Yorke está plagada de fantasmas, a tal punto que él escuchó voces durante su estadía en el lugar, al igual que las máquinas de grabación que se apagaban sin razón apartente. Este ejercicio buscaba explorar otras sonoridades en el espacio, por ejemplo, la canción Let Down fue grabada en un salón de baile a las 3 de la mañana. 

5. Unfinished Music No. 2: Life With The Lions (1969) de Yoko y Lennon: grabado en un hospital


La relación entre Yoko Ono y John Lennon ha sido una de las historias de amor más populares de la música, desde la culpabilidad que le achacan miles de fans de The Beatles a Ono por la disolución del cuarteto de Liverpool, hasta su discurso y llamado a la paz que hoy en día sigue haciendo eco. 

En 1969 Yoko Ono tuvo un aborto natural que a pesar de representar un episodio doloroso para ell y para Lennon dio como resultado una álbum conceptual de experimentación sonora llamado Unfinished Music No. 2: Life With The Lions (1969). La grabación de varios tracks se realizó en la habitación del hospital Queen Charlotte de Londres donde estaba alojada Ono durante su recuperación. Desde los pálpitos del corazón del bebé, el silencio luego de su fallecimiento hasta una experiencia cotidiana narrada en No Bed for Beatle John quedaron consignadas en este álbum que hizo parte de la carrera del ex Beatle. 

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar