10 curiosidades sobre el White Album de The Beatles

Se cumplen 50 años de uno de los discos más icónicos del cuarteto de Liverpool y les contamos cómo se celebrará este aniversario.

El 22 de noviembre de 1968, The Beatles lanzó su álbum homónimo que también fue conocido como The White Album por su impecable y curiosa portada blanca en la que sólo se destacaba en relieve el nombre del cuarteto británico. 

Para algunos era una respuesta al colorido y estrafalario arte del Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967), su antecesor, pero para otros era una muestra de las enormes diferencias creativas que rodearon a este disco, pues como se sabe, sus canciones fueron escritas entre marzo y abril de ese año durante el viaje que realizaron Paul, Ringo, John y GeorgeRishikesh, India, para realizar un curso de meditación trascendental.

Luego de esto, durante el álgido mayo del 68 en todo el mundo, los 4 músicos entraron a los EMI Studios y casi como un reflejo del caos que que sucedía en el mundo entero, en ese recinto comenzó una gran crisis entre los miembros de la banda que eventualmente desembocó en su disolución en 1970, eso sí, 4 discos después. 

A propósito del aniversario 50 este disco que les tardó cinco meses en su grabación, Ringo Starr y Paul McCartney decidieron lanzar unas ediciones especiales para conmemorar esta fecha, algo común en los Beatles, quienes han sido expertos en explotar a nivel de mercadeo sus fechas importantes, ofreciendo piezas de colección que enamoran a todos sus seguidores. 

Esta edición incluirá los 30 tracks originales del disco mezclados directamente de las cintas de las sesiones originales por el hijo de George Martin, Giles, en compañía del ingeniero Sam Okell, en estéreo y sonido envolvente 5.1. De igual manera traerá las famosas grabaciones registradas por el grupo en mayo de 1968 cuando, recién llegados de India, se reunieron en el bungalow de George en la ciudad de Esher para plasmar las maquetas, en versión acústica, de lo que sería su próximo disco, estas piezas fonográficas son conocidas como los Esher Demos. 

La reedición especial de The White Album (1968) tendrá varias versiones que se adaptan al fanatismo y bolsillo de los beatlemaniácos, una estándar de dos vinilos, otra de lujo de cuatro vinilos. Una edición deluxe de tres CDs, que también incluirá un mini póster y los mencionados Esher Demos, y, finalmente, una super deluxe que estará integrada por siete CDs que, además de los demos y el póster, contendrá 50 grabaciones descartadas de sesiones, un libro de tapa dura de 168 páginas y cuatro cartas con las caras de los miembros de la banda.

El próximo de 9 de noviembre saldrán a la venta estas ediciones de aniversario que conmemoran cinco décadas de historia de canciones políticas, emocionales y trascendentales para la historia como Blackbird, Helter Skelter, Back to the U.S.S.R., Revolution 9, solo por mencionan algunas. 

Para celebrar esta fecha tan importante, les compartimos 10 curiosidades que envolvieron la grabación y las canciones del noveno álbum de estudio de The Beatles.

1. Canción sin bajo

El track 16 del primer disco es la canción I Will, track que no tiene absolutamente nada de bajo, de hecho las notas graves o 'bajudas' que se escuchan en el mundo fueron hechas por el mismísimo Paul McCartney...con su boca. 

2. Los chocolates de Eric Clapton

La canción Savoy Truffle, décima del disco dos, fue escritra por George Harrison y estuvo inspirada en su amigo el también guitarrista Eric Clapton. Harrison quedó impresionado por el amor que sentía Clapton por el chocolate, amor que incluso había comenzado a tener un efecto negativo en su salud dental, por lo que decidió escribir una canción 'burlándose' de la situación de la leyenda de la guitarra.

"Su dentista dijo que había terminado con los dulces y como tributo, escribí: 'You'll have to have them all pulled out after the Savoy Truffle''', dijo Harrison sobre la canción en su libro I Me Mine.

3. La herencia africana

La frase OB-LA-DI, OB-LA-DA fue tomada de la tribu Yoruba de Nigeria, expresión que  significa que 'la vida continúa' o 'life goes on', mantra que también repite una y otra vez el cuarto track del disco uno. Esta frase era un dicho comúnmente utilizado por el conguero Jimmy Scott, un conocido de Paul.

4. La colaboración con The Beach Boys

Mientras The Beatles estaban en la India escribiendo el disco, se encontraron con Mike Love de los Beach Boys, quien luego afirmó que contribuyó con una idea a la canción que se convirtió en Back In The U.S.S.R.

"Estaba sentado en la mesa del desayuno y McCartney bajó con su guitarra acústica y estaba jugando 'Back In The U.S.S.R.' y le dije que lo que deberías hacer es hablar sobre las chicas en todo Rusia, Ucrania y Georgia. Él fue muy creativo para no necesitar ninguna ayuda lírica de mi parte, pero le di la idea para esa pequeña sección", dijo Love

5. El serial

El arte del disco fue diseñado por el artista pop Richard Hamilton. La portada mostraba un número de serie estampado único, "para crear la situación irónica de una edición numerada de algo así como cinco millones de copias", contó el artista. En 2015, la copia personal de Ringo Starr que estaba marcada con el 0000001 se vendió por un récord mundial de $ 790,000 dólares en una subasta.

6. El misterio de Martha

Aunque muchas personas asocian la canción Martha My Dear con la separación de Paul McCartney de su entonces compañera Jane Asher, el título en realidad fue inspirado por una 'dama' muy diferente, se trató de su perra pastor inglés. Martha falleció tristemente en 1981.

7. El reto a The Who

Cuando McCartney escuchó que The Who había escrito una canción que supuestamente era una de las más ruidosas, escandalosas y sucias jamás hechas y que se llamaba I Can See For Miles, decidió que haría una más ruidosa, escandalosa y sucia. Helter Skelter fue el producto de esta misión. La canción luego se hizo famosa por la interpretación absurda del  líder de culto Charles Manson, quien tomó fragmentos de las letras y les dio su propio sentido, como si fuera el tema una advertencia sobre un inminente armagedón o batalla final y finalmente planeó una serie de asesinatos crueles e injustificables como respuesta.

8. La canción de McCartney

La canción/interludio Wild Honey Pie fue escrita y grabada únicamente por Paul McCartney, quien más tarde explicó que algunos momentos de inactividad en el estudio lo llevaron a comenzar a experimentar.

"Era muy casero, no era una gran producción. Acabo de inventar esta pieza corta y multipunté una armonía a eso, una armonía a eso y una armonía a eso, y lo construí escultóricamente con mucho vibrato en las cuerdas, realmente tirando de las cuerdas locamente" , dijo Paul. Wild Honey Pie no estaba inclluída  inicialmente en el álbum, pero a la esposa de Harrison, Pattie, le gustó tanto que decidieron incluirlo.

9. Dear Ringo

Ringo Starr no aparece en la canción Dear Prudence, pues cuando se grabó no hacía parte de la banda. Hay que recordar que en el mes de agosto, durante las tensionantes sesiones del ábum, el baterista inglés decidió abandonar la banda, y aunque no duró mucho tiempo por fuera, las grabaciones no se pararon y  los otros tres Beatles siguieron grabando conn Paul en la batería.

10. La guitarra de Eric

Muchos saben que el icónico solo de guitarra en My Guitar Gently Weeps es de Eric Clapton y que fue el mismísimo George Harrison quien solicitó a su amigo para su composición, sin embargo, lo que no muchos saben es que Clapton estuvo muy preocupado con el sonido de su guitarra pues sentía que no sonada los suficientemente beatleliano.  Al final, le agregaron más efectos a la cinta en el estudio, por lo que en el álbum su guitarra parece desviarse, tambalear en su sonido en incluso, casi desafinarse.

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me gustó'.