Cortesía de Ismael Ayende

“¿Qué hay para hacer?": la nueva canción de Ismael Ayende

Las reflexiones sobre la vida despertadas por la pandemia ahora se tiñen de cumbia con el nuevo sencillo de Ismael Ayende.

¿Han sentido ansiedad en los días de encierro pandémico? ¿Cómo han respondido a la angustia y al desasosiego? ¿Sigue siendo el arte una fuente para la catársis? 

Una respuesta a estos interrogantes los plantea el proyecto Ismael Ayende —fundado en 2012— en su nuevo sencillo titulado “¿Qué hay para hacer?”, canción que representa el más reciente lanzamiento de su nuevo álbum, próximo a publicarse en febrero de 2021.

El espíritu latinoamericano sigue siendo un sello esencial en la sonoridad de este grupo capitalino y eso queda ratificado en esta nueva canción.  En palabras de sus integrantes, “este corte es una cumbia que nace de un riff de guitarra distintivo de la banda y que habla de los ataques de ansiedad que ha generado la pandemia, desembocando en un pregunta retórica: '¿Qué hay para hacer?', invitando a la reflexión y al cuestionamiento sobre la responsabilidad individual que tenemos en este mundo y en esta situación”.

Estrenada oficialmente el 14 de enero del año en curso, el título de la canción se convierte en mantra, y a la vez, en súplica y pregunta. Con cadencia y simpleza, la percusión se entreteje con una guitarra de rasgos sicodélicos y con ello, una voz que recita: 

“Siento presión en el pecho, los hombros como los tuerzo, sin tanto sueño y preparando la remeza… ¿Qué hay para hacer”. 

Como se evidencia en el fragmento anterior, el grupo no evade la coyuntura actual del covid-19 y lo plasma en una escena de agobio con un discurso musical que siempre ha izado la melancolía como uno de sus rasgos. Las cavilaciones de la banda también se retratan en la carátula de su próximo disco; así lo explican:

“El arte de la portada sigue el lineamiento claramente político, pero también estrechamente relacionado con la situación mundial que estamos viviendo con el covid-19. Esta vez nos muestra un collage que reflexiona la forma en la que hemos empezado a ver la muerte y como los humanos somos simples objetos tratados de manera sistemática sin ningún tipo de sensibilidad, pero con la reflexión de que nosotros mismos somos los responsables para revertir esa condición que solo obedece a la agenda mercantilista, guerrerista y capitalista devoradora en la que estamos inmersos y que afecta hasta lo más profundo de nuestro ser”.

Una nueva canción, última semana de enero, seguimos en pandemia y la música nos sigue prestando su regazo.

 

 

¿Qué te pareció este contenido?