"Acinoidar x Utim": registro sonoro de un nacimiento

El nuevo disco de Mitú se estrenará en la Franja Electrónica Radiónica, donde fue concebido casi diez años atrás.

En 2008 comenzó un viaje llamado Franja Electrónica Radiónica, inicialmente como un programa radial tradicional que presentaba un recorrido por varios capítulos ya escritos de la música, pero también presentaba estrenos provenientes de cualquier lugar del mundo. El programa era básicamente, 120 minutos de sonidos electrónicos para conectar al público de Radiónica con los beats y la energía de la música electrónica.

Con el paso de los días, meses y años, "la franja" fue ampliando su horario y también sus horizontes. Las sesiones de djs y lives electrónicos nacionales fueron el norte a seguir y así fue como en noviembre del 2011, Julián Salazar que en ese entonces era guitarrista de Bomba Estéreo, hizo contacto con el programa para mostrar un proyecto en el que había estado trabajando: llegó al estudio de Radiónica con sus máquinas y un cablerío que logró conectar en 60 minutos, luego hizo una pequeña prueba y dijo: “Estamos”.

Lo que pasó aquella vez dio inicio al imparable proyecto en el que Julián se embarcaría después, Mitú. Han pasado nueve años de aquel episodio radial y las grabaciones de la emisión serán publicadas como un disco más dentro de la discografía de Mitú, y Julián volverá a presentarlo en la Franja Electrónica Radiónica.

Hablamos con él para recordar aquello que en su momento nos hizo pensar en Four Tet, quien por esos años tocaba de manera singular en una mesa llena de instrumentos electrónicos análogos...

¿Cuánto te demoraste para ensamblar y decidir qué máquinas utilizar para esto que presentaste hace casi diez años en la Franja Electrónica Radiónica y que fue el debut de Mitú?

Julián Salazar: Yo creo que me tomó más o menos un año y medio. Si hago bien la cuenta, compré la primera máquina de esas en julio de 2010, y el set fue en noviembre de 2011. Año y medio organizando y conformando ese set up de máquinas, viendo lo que necesitaba para que ese sonido se acoplara.

 

¿En qué momento decidiste darle vida a este proyecto?

Yo venía trabajando esta música mientras estaba absorto en Bomba Estéreo, el proyecto era básicamente una cosa de vacaciones, de estar en pijama y no querer salir, de encerrarme en mi casa tras estar tantos días por fuera a causa de las giras, era algo que me refrescaba musicalmente la cabeza. Siento que haber tocado en la emisora fue definitivo, me hizo ver que había una ventana, una posibilidad. Ese mismo día lo conversamos justo después del set. ¿Qué va a pasar con esto, será que va a volar, a tener vida propia? Entonces para mí ese momento justo después de hacer el set fue fundamental para hacer Mitú. 

 

Mitú ha estado tres veces en Radiónica, tocando en vivo, dos en la Franja Electrónica Radiónica, la primera solo y luego con Franklin. Y por supuesto cerrando el año pasado Loop26. ¿En qué momento decidiste que Mitú no iba a ser un proyecto personal, un camino artístico en solitario, sino que invitaste a otra persona, ¿cómo conociste a Franklin?

A Franklin lo había conocido tres años atrás, en el 2009 en un show de Bomba Estéreo al que fue invitado a tocar. Fue en el Hay Festival, ahí nos conocimos; hablamos y parchamos, pero no fue sino hasta el 2012, cuando yo ya estaba con ese impulso de 'vamos a darle vida propia a Mitú', y con él ya radicado en Bogotá, que nos asociamos para ver qué pasaba.

Pero creo que la decisión fue en el momento en el que pusimos las cosas a sonar, pues él también estaba en la búsqueda de una idea, la idea sonora, lo que yo estaba haciendo. Yo andaba con toda esa parte de máquinas susceptibles al momento en que son puestas a sonar y ejecutadas, pero también estaba buscando una contraparte de percusión, algo que estuviera sucediendo en el momento; mi idea siempre ha sido -y se ha mantenido con Mitú- producir la música electrónica en el momento, no que haya algo, un computador que la pueda estar reproduciendo. Entonces todo ocurrió con el ánimo de que la percusión tuviera esa misma dinámica, esa variabilidad, ese error.

 

Más allá de las voces que a veces hace Franklin en vivo y el dinamismo que imprime con la percusión orgánica, ¿Cuál sientes que es la diferencia más notoria del Mitú naciente al de hoy?

Definitivamente el de hoy en día tiene más forma de canción, en el sentido estándar de la palabra, creería que esa es la gran diferencia. Sin embargo, para mí es muy satisfactorio poder sacar esto a la luz y que tenga una vida permanente, sacar esta sesión que solo se había podido escuchar una vez, porque siento que tiene un sonido muy diferente a lo que es Mitú hoy, pero también representa un buen punto de partida, el experimentar que ha sido siempre bandera de la banda, el no dejarse atrapar en ningún momento, ni encasillarse a una fórmula. Y esta sesión de la Franja Electrónica Radiónica enmarca muy bien ese objetivo.

 

¿Qué viene para Mitú en 2020?

Yo estoy planeando una publicación mensual de acá a septiembre. Debe venir un lado b de "Tándem" (2019); el otro es EP de cuatro temas que hicimos en las afueras de Medellín, en una finca. Y un par de cosas más que estamos también poniendo a punto para que vean la luz. Vienen varios lanzamientos. 

Si quieren escuchar este nuevo disco no se pierdan la Franja Electróncia Radiónica el sábado 06 de junio a las 7:00 de la noche.

¿Qué te pareció este contenido?