Hijos de excombatientes lanzan disco que le canta a la paz

Esta producción se realizó en la escuela Semillas de Reconciliación de Icononzo.

Desde que se firmó el Acuerdo de Paz en el 2016, Colombia empezó a recorrer un duro camino hacia la reconciliación, que a veces parece estar completamente atascado, lleno de sombras, problemas, retrocesos y deudas. Pero, más allá de los obstáculos, en verdad ese camino está lleno de esperanza y una muestra de eso el disco Sonidos de Paz, hecho entre hijos de personas en proceso de reincorporación del antiguo Espacio de Capacitación y Reincorporación (ETCR) Antonio Nariño y la comunidad del municipio de Icononzo, Tolima. 

Este álbum de cinco canciones que ya está disponible en Bandcamp, nació hace dos años cuando Angie Juliana Zambrano, funcionaria del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y música, tuvo la idea de crear una escuela de música en la ETCR. Al menos 65 niños, niñas y adultos se integraron a este pequeño espacio de creatividad y con una flauta traversa y una guitarra empezaron a crear estas canciones. 

Gracias al trabajo de la comunidad y el apoyo del PNUD, la Misión de Verificación de las Naciones Unidas y la Embajada de Noruega, el proyecto se solidificó, se donaron más instrumentos y en 2020 se grabaron, en el estudio de Tambora Records en Bogotá, estas composiciones inéditas, que invitan a reflexionar sobre la paz, el perdón, la memoria y la reconciliación. Pero aparte de eso, este disco fue un ejercicio de unidad entre los excombatientes de la ETCR y la gente de Icononzo y es una muestra de que es posible construir un nuevo país en el que el conflicto sea cosa del pasado. 

La escuela Semillas de Reconciliación necesita apoyo para seguir trabajando por eso la invitación es a comprar este álbum que cuesta díez dólares. 

Disfruten de este video que muestra un poco del proceso de grabación y nos invita a soñar con que "el sonido del dolor ya se acabó"

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me gustó'.