Filter Fauna abre un portal a los pecados capitales con su nuevo álbum

El disco transita por el R&B, indie rock, trap, cumbia y balada, pasando por el vintage hasta los beats más actuales.

Cada álbum pensando desde el alma de un artista es un viaje introspectivo, se piensa con un concepto y este, se expresa en cada canción por medio de una línea narrativa, armando una historia que solo la música puede contar; justo así es el primer álbum de Filter Fauna.

La placa narra el recorrido del músico por un universo inspirado en un famoso poema de Dante Alighieri, en donde su alter ego enuncia los pecados capitales en cada composición.

Desde 2018, el disco empezó a idearse como un proyecto muy personal, con composiciones pensadas para el concepto preciso, después de imaginarse, crearse y recrearse, vio la luz en este 2021. El álbum de 40 minutos de duración, es, como lo menciona Filter: “una sátira, pero también, una reflexión introspectiva acerca de los pecados capitales. Lo tomo de la Divina Comedia de Dante, del viaje al purgatorio, de hecho, el disco es un viaje”.

Con seis años de trayectoria, el musico, ha presentado varias producciones, entre un EP, sencillos, videoclips, sesiones en vivo, programaciones radiales y shows en la escena nacional. Hace un tiempo en Radiónica les hablamos de él, a partir del lanzamiento de "PPIIEELL", un sencillo publicado en 2019.

Anderson Lucero, ha creado una identidad artística emocionante y visceral con Filter Fauna, una propuesta de música alternativa radicada en la ciudad de Bogotá, pero con raíces asentadas en el sur del país.

En siete entregas se decodifican los siete pecados capitales, empezando con el orgullo en "Voces, Angustia y Fuego", una fusión de rock indie psicodélico con algo de trap. Seguido por la envidia en "Pescando un Resfriado", donde una ráfaga de pensamientos y sensaciones frente a una relación ajena revienta este sentimiento. Por otra parte, la ira se manifiesta en "Escarlata", el primer sencillo conocido en 2020 con un sonido vintage y un videoclip que recuerda los años ochenta.

 

El cuarto track, "Pereza", representa el poco deseo por cumplir las expectativas de otros, acompañado por la avaricia que encuentra lugar en "Esc", una colaboración lírica junto al poeta Mercurio Pez, de Ipiales; un retrato del caos sentido ante el vacío interno tras buscarlo todo con insistencia.

La gula y la lujuria cierran el álbum, en "Amor visceral", al ritmo de cumbia, se abordan los excesos en un encuentro de una sola noche y luego, con "Carne", un corte íntimo y sensual que finaliza el viaje de artista por el purgatorio.

En este proceso introspectivo hay que mencionar que el disco fue grabado, mezclado y producido por el artista, con el apoyo de Sebastián Lopera en la masterización y los diseños de @ninapunlla y @tedecoca_.

Escucha el disco completo aquí:

 

 

 

 

¿Qué te pareció este contenido?