Sonidos nuevos desde el norte colombiano

El Caribe también suena a metal progresivo, beats electrónicos, funk, blues y sus fusiones con la sonoridad del trópico.

En muchas ocasiones, los foráneos asocian a quienes provienen del Caribe con sonidos fuertes, identitarios, ancestrales, de mezclas triétnicas que remontan a una buena parte de la historia. Si bien es cierto que esto manifiesta una porción de nuestras características, a través de los años los artistas de la región han demostrado con creces, que haber nacido de cara al mar arroja hasta nuestras orillas influencias musicales de toda clase. 

Por eso queremos honrar esa diversidad y talento del Caribe, repasando algunos de los lanzamientos que esta semana nos regala estas cálidas tierras. 

 

“Conciencia” (2020)
Legión 

Con influencias de Dream Theater, Tool, Pantera y hasta Metallica, en 2005 se formó en Barranquilla, la agrupación de metal progresivo Legión. Esta banda apela a crear un híbrido del rock, metal y los sonidos progresivos comunes en la música de hoy, para encontrar una manera de romper las barreras y crear un sonido propio. 

Legión nos presenta “Conciencia” (2020), un álbum de seis canciones que es el resultado de más de tres años de trabajo, en el que están plasmadas letras que exploran temas cotidianos que según Elliot Muñoz, tecladista de la agrupación: “nos llevan a interiorizarnos. Temas como el amor, la dualidad y de todo aquello que nos hace ser nosotros mismos, estas canciones son el reflejo del alma y corazón de cada uno de los integrantes”. En el nicho de fanáticos del metal del Caribe colombiano, que ha ido creciendo con los años, Legión ha establecido una relación estrecha en las tarimas, donde se puede sentir la descarga de energía que se intercambia con sus seguidores. 

“Este álbum es el reflejo y trabajo de 15 años de la banda. Durante estos últimos tres años, fuimos muy meticulosos y nos tomamos el tiempo necesario para que cada canción quedara bien en cada uno de sus aspectos. Dave fue una pieza fundamental en la producción de este álbum, siempre aportaba un elemento diferente como, por ejemplo, un sonido que no estaba contemplado en la canción y cosas por el estilo, que potenciaron bastante los temas”, agrega Muñoz.  

 

“Luna”
Karnivale

Este viaje sonoro por el Caribe nos lleva hasta Karnivale, grupo que tras el lanzamiento de “La mala hora”, regresa en esta temporada de confinamiento con la presentación de “Luna”, un sencillo que según la propia de la banda: “busca ser un abrazo musical y un viaje profundo hacia el interior ambientado por la cumbia y el bullerengue fusionados con el rock y el trap”. La canción nos remonta a una mezcla de sonidos que incluye la tambora, el alegre y las maracas, unidos a beats electrónicos de sintetizadores, riffs de guitarra y marcaciones precisas de batería, en la que a través de la dulce voz de Lizeth Medina, vocalista de la Karnivale, arman una conversación con la luna sobre la búsqueda de refugio y libertad.

“Luna” hace parte del álbum titulado "Karnivale", que está compuesto por diez canciones que fusionan los ritmos autóctonos del Caribe como la cumbia, la puya, el chandé, el bullerengue y el mapalé, unidos a los crescendos de los poderosos acordes traídos del rock. El grupo, conformado por Lizeth Medina (vocalista), José Martínez (percusión), Juan Camilo Bertel (batería), Esteban Molina (guitarra) y Luis Eugenio García (bajo), ha logrado hacerse un espacio importante en el escenario local y continúa apostándole a defender la fusión rítmica que los identifica.

 

“Tocando”
Nigris

Desde esta misma orilla se produce una canción que amalgama sonidos tomados del smooth jazz, el blues, el rock, el funk y un matiz leve de los algunos aires del Caribe. Se trata de “Tocando” el más reciente lanzamiento de la agrupación barranquillera Nigris, quienes se plantearon la idea de sacar un sencillo en formato “en vivo”, de una canción que ya había sido escrita desde hace algunos años, pero que en el aislamiento despertó una mayor  creatividad de los integrantes de esta agrupación.

Nigris está conformado por Iván Daza en el piano, Caleb Rocha en la batería, Juan Pablo Manotas en el bajo y contrabajo y Hernán García compositor y cantante en el proyecto; y nos presentan un trabajo discográfico que, “llegará cargado de canciones que van desde lo retro del swing y jazz rock, hasta temas con atmósferas psicodélicas y ritmos como soca, porro y funk”, manifiesta Hernan García. 

El recorrido musical que nos plantea “Tocando” nos remonta a la nostalgia de quien extraña la presencia del público y siente la “sensación de soledad y bohemia que da un brinco a las ganas inmensas de estar con personas, compartir su música y la alegría de sus canciones”, expresa Hernán García.    

¿Qué te pareció este contenido?