5 discos esenciales del rock colombiano lanzados después de Ancón

Repasamos un poco del legado musical de este histórico festival.

La historia del rock en Colombia está en constante desarrollo. No sólo por el presente que se va construyendo día a día, sino porque su pasado es un tesoro con mucho por descubrir y registrar. 

Por eso, como parte de conmemoración de los 50 años de Ancón, el legendario festival considerado por muchos el Woodstock colombiano, hacemos un repaso por cinco discos fundamentales en la historia del rock nacional, publicados en los años posteriores al evento. Cinco discos que se pueden considerar legado de lo que fue la inquietud estética post Ancón de artistas que pasaban por algunos de sus mejores momentos creativos.

Disfrutenlos a continuación:

Génesis – Génesis [1972]

El disco debut de Génesis, presentado bajo el nombre Gene-Sis A-Dios, fue resultado de la exploración mística y religiosa por la que en ese momento pasaba Humberto Monrroy, quien para 1972 ya era una leyenda viviente del rock nacional. 

Sobreviviente del inicio del rock en Colombia, de su auge y posterior “caída”. Luego de eventos masivos como el Festival de la Vida o Ancón, Monrroy creó un proyecto en el que se permitió un diálogo entre el pop, la psicodelia y la música tradicional colombiana. Todo eso, completado con el trabajo en las letras del poeta Sibius, se condensó en un disco hecho entre Lijaca y Usme que mezcla naturaleza, misticismo, religiosidad y libertad. 

Elia y Elizabeth – Elia y Elizabeth [1972]

Las hermanas Elia y Elizabeth Fleta plasmaron a inicio de los 70 su visión del mundo en dos discos que hoy son clásicos de la música Latinoamérica. Bajo la dirección de Jimmy Salcedo y la producción de Álvaro Arango de Codiscos, presentaron en 1972 un álbum en el que el pop, el rock, el soul y hasta el funk, se mezclan con armonías vocales traídas de la música popular colombiana, algo de psicodelia y la vivencia de la juventud de aquellos días. 

Recientemente redescubiertas gracias al trabajo de Munsters Records, por la banda sonora de la serie Narcos y un homenaje hecho por Las Robertas en Coachella, Elia y Elizabeth llevó el pop hecho en Colombia a uno de sus picos más altos en lo que puede llegar a ser considerada la segunda ola del rock en Colombia. 

Los Flippers – Pronto Viviremos Un Mundo Mucho Mejor [1973]

Para 1973 Los Flippers ya estaban más allá del bien y del mal; junto a Los Speakers ya hacían parte de un tándem que marcaría para siempre la historia del rock colombiano; ya habían pasado por del rock influenciado por la invasión británica para buscar nuevas sonoridades y estéticas; habían participado en festivales como Ancón y presentaban una formación en formato power trío que dejaría uno de los mejores discos de la música de nuestro país. 

Pronto Viviremos Un Mundo Mucho Mejor, mezcla el rock psicodélico con el rock progresivo. Líneas de bajo melódicas, metales y letras con mensaje profundo completan un disco que marcó uno de los puntos más altos del proyecto del legendario Arturo Astudillo.

Banda Nueva – La Gran Feria [1973]

La Gran Feria es considerado “el tesoro más preciado que tiene el rock en Colombia”. Así lo afirma Jacobo Celnik en su libro La Causa Nacional, no sólo por el valor comercial de un elemento que cada día es más difícil y costoso de conseguir, sino porque registra el trabajo de una de las bandas más arriesgadas del país. 

La Banda Nueva duró poco pero dejó un disco que recopila en un formato rock todo lo que significa ser colombiano. Letras que reflejan el día a día del ciudadano común, influencias de la música beat mezcladas con el rock progresivo, el jazz de vanguardia, la música clásica o el funk, a casi cinco décadas de su lanzamiento siguen sorprendiendo a propios y extraños gracias a su calidad, riesgo y vigencia. 

Columna de Fuego – Desde España [1974]

Hablar de fusión en Colombia es hablar de Columna de Fuego. Después de su paso por Los Speakers y Siglo Cero, que dejó un disco grabado en el Festival de La Vida (1970), Roberto Fiorilli se embarcó en un juicioso estudio de la música tradicional colombiana. Eso desencadenó en Columna de Fuego, participante del Ancón en 1971 y la primera banda de rock colombiano que giró por Europa. 

Esa gira les sirvió para firmar un contrato con RCA y grabar en Madrid el disco Desde España, un álbum en el que la cumbia y el porro dialogaban sin trauma con el funk y el soul. Un disco que sigue siendo piedra angular de la búsqueda de la identidad del rock hecho en Colombia.

¿Qué te pareció este contenido?