Fotos: Pablo Arturo Pulido

Loop 26: más allá de la música electrónica

Reflexiones de un evento que este año demostró que es un espacio cultural consolidado. Y además algunas imágenes de lo vivido.

Un evento ininterrumpido con trasmisión multiplataforma reflejo de la Franja Electrónica Radiónica, espacio que cada semana presenta lo mejor del género en el país y el continente. Un lugar que reúne muchos elementos atractivos para el público y que, con el paso de los años, se ha convertido en escenario de visualización de artistas que exploran posibilidades de expresión con nuevas tecnologías sonoras. 

Unas primeras 26 horas ininterrumpidas en mayo de 2016, pasando por 48 en 2017, 54 en 2018 y nuevamente 26 en el presente 2019; un total de 154 horas en cuatro jornadas maratónicas que –gracias a su impacto– han ayudado a consolidar una escena electrónica alternativa en el país. Más de 200 artistas de distintos géneros y subgéneros, han escrito con sus propuestas la historia de uno de los eventos más ambiciosos de la Radio Pública colombiana que hoy, luego de insistir se muestra como un espacio consolidado, sòlido en sus cimientos. 

Iniciación

“Loop comenzó hace cuatro años precisamente con 26 horas aquí en Bogotá. Siempre fue pensado como una jornada maratónica, una transmisión, y no tanto como una fiesta. Más como lo que sucede en la Franja Electrónica Radiónica que es tener DJ sets. El programa normalmente dura seis horas y queríamos invitar a muchos artistas al estudio y que pareciera un loop eterno que nunca cambiara. Entonces ese primer Loop que se hizo fue básicamente pensado en reflejar la programación de la emisora en formato DJ set”, recuerda Gonzalo Rodríguez, programador musical y creador de Loop. 

Lo anterior explica el porqué de la inclusión de distintos géneros y artistas, tanto en la programación de la Franja Electrónica Radiónica, como en Loop. Es sencillo, “dentro de la electrónica no solo hay techno o house, sino que hay muchas variaciones rítmicas, sonoras o de género […] Por eso siempre desde el inicio de Loop ha habido reggae, drum & bass, rap y algo cercano al rock. Netamente no es música electrónica pero sí sonidos electrónicos”, agrega Rodríguez.

Elevación 

De esa primera edición, que simplemente nació como una jornada que reflejara el trabajo de los artistas nacionales especializados en la creación artística a través de elementos electrónicos, se pasó a un evento más ambicioso en horas y locaciones. Del estudio central de Radiónica en Bogotá se llegó a Medellín; a sus calles, a sus parques y a numerosos venues pequeños, especializados o no en el género: con mayor cantidad de horas (48) y más artistas invitados (26 en 2016 y 36 en 2017). 

Y ese crecimiento en cifras se vio acompañado por una búsqueda constante de concepto, en conseguir que Loop fuera no solo una excusa sino que tuviera poder en sí mismo para convertirse en una experiencia tanto para el amante del género como para el artista que quisiera poner su nombre en el cartel.

“Cada año trataba de tener un concepto pero nunca había tenido uno. Pongámosle 'Circuito Sonoro' porque vamos a dar vueltas por Medellín, o 26 horas de música electrónica, o el homenaje a Estudio 54. Este año nos sentamos con el equipo creativo de Radiónica y empezamos a hablar del ciclo del agua, que es repetitivo. Entre todos empezamos a descifrar cuatro momentos muy importantes. De ahí llegamos a momentos importantes de Loop en 2019 que son Iniciación, Elevación, Euforia y Contemplación. Cada uno de esos están ligados a las propuestas musicales de cada uno de los artistas. Por primera vez estuvo pensado en un conjunto y no en una intención”, cuenta Gonzalo Rodríguez.

Contemplación

Loop, al igual que la Franja Electrónica Radiónica, se ha posicionado como uno de los espacios más importantes del género en el país. Artistas como Julio Victoria o El Leopardo han preparado shows especialmente diseñados para estos eventos. Julián Salazar, mencionaba -como introducción al show de cierre de Mitú en la edición de Loop 26 de este año- que el germen que le dio vida a su proyecto junto a Franklin Tejedor, tuvo lugar hace ocho años en una Franja Electrónica, cuando aceptó una invitación a tocar un set. No se imaginó en ese entonces que Mitú se convertiría en lo que es hoy.

También se ha conseguido una especie de diálogo natural entre los diferentes festivales privados del país, especializados en el género, que han ido sumando a artistas que han sido parte de Loop en sus distintas ediciones. En ese orden de ideas en estos últimos cuatro años Loop se ha convertido en una radiografía de lo que está pasando con la música electrónica en el país. Según Gonzalo Rodríguez el 80 % de Loop, hablando del cartel, reúne lo mejor de cada año de la emisora y de la Franja Electrónica. No por nada algunos de sus artistas invitados han sido protagonistas en renombrados eventos como el BAUM Festival, el Festival Tatacoa o el Sónar en sus ediciones Bogotá y Barcelona.   

Euforia

Jornadas académicas enfocadas a nuevos artistas, ampliación de plataformas y nuevas experiencias como una fiesta silente, marcan el posicionamiento de Loop como una de las paradas imprescindibles del circuito de la música alternativa nacional. 

“Con el paso de los años se ha convertido en un evento al que la gente quiere llegar. Los músicos y los DJs quieren llegar. Particularmente, después de este año, más bandas de renombre, incluso fuera de la electrónica, van a querer ser parte”, afirma Gonzalo Rodríguez.

Nuevos retos

• Llegar a más espacios de la ciudad, pues ese gesto integrador y de diálogo, debe seguir traspasando fronteras y traer a la conversación no solo más artistas sino espacios geográficos donde sabemos que se están gestionando trabajos de muy alta calidad. 

• En este sentido, no solo se deben sobrepasar frronteras bogotanas sino llegar cada vez a más ciudadesde Colombia. Es en estos espacios donde la ciudadanía se encuentra y se expresa, convirtiéndose en un proyecto capaz de crear, en la diversidad, narrativas comunes. 

• Y así, a futuro, de la misma manera como Radiónica en términos generales está desbordando el espacio geográfico colombiano, este espacio, construído con filigrana y paciencia debe propagarse a nivel regional para lograr una comunicación entre el continente más efectiva. 

Los dejamos con algunas imágenes de lo vivido en la reciente edición de Loop 26.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar