Editorial Graviola: un sello para las voces latinoamericanas migrantes

El proyecto busca crear un espacio para la integración cultural y la experimentación artística.

Editorial Graviola es un sello que nació en Pamplona de la mano de tres jóvenes estudiantes de la Universidad de Navarra: Abraham Valera y Virgilio González Briceño, procedentes de Venezuela; y Daniel Franco Sánchez, natural de Colombia. La iniciativa tiene tres líneas maestras que definen en pocas palabras su apuesta política: compromiso con la difusión de las voces latinoamericanas migrantes, conversación entre distintas disciplinas artísticas y convivencia del libro digital e impreso.

El sello estrenó su catálogo con “Análogo al silencio”, la segunda novela de Franco Sánchez, cofundador de la editorial. El libro está enmarcado en los días posteriores al plebiscito por la paz en Colombia, la historia propone el diálogo y la música como vía hacia la reconciliación.

En palabras del editor: “’Análogo al silencio’ es una revisión de cerca de una historia familiar llena de secretos y decepciones, así como de la sociedad colombiana en el momento más convulso de la década recién terminada”.

La edición viene acompañada de once ilustraciones de la artista colombiana Mariana Loewy, residente en Londres. Esta colaboración refleja el compromiso de Graviola por entablar una conversación entre distintas disciplinas artísticas. Además, cuenta con una lista de reproducción de canciones a la que se puede acceder al final de la novela.

La obra se comercializa en formato ebook a través de la página web de la editorial y de las plataformas Amazon, iBooks, Google Play y Kobo. Los directores se refieren al libro digital como “un formato que permite crear una experiencia que vaya más allá del texto en sí. Le es más fácil cruzar fronteras, y queremos sacarle partido. Agregar música, imagen o vídeo, cuando sea posible, para nutrir la experiencia lectora con las herramientas que la tecnología nos permite”.

Hablamos con Daniel Franco Sánchez, barranquillero fundador de Editorial Graviola. Daniel se mudó a España en el 2016 y cursó estudios literarios en la Universidad de Navarra, donde ahora hace el grado en Literatura y Escritura Creativa. Desde entonces ha dictado talleres de escritura creativa, ha trabajado como redactor de noticias de cultura y ha organizado exposiciones y recitales de poesía.

¿Cómo nace Editorial Graviola?

Editorial Graviola nace a partir del encuentro de Virgilio González, Abraham Valera y yo, Daniel Franco, en la facultad de comunicación de la Universidad de Navarra. A raíz de compartir intereses similares en la literatura, la fotografía, el collage y el diseño decidimos dar el brinco hacia lo profesional para crear una plataforma para artistas como nosotros: emigrantes y latinoamericanos, dispuestos a compartir historias que trasciendan barreras culturales conservando la particular forma de hablar del autor. 

¿Por qué la necesidad de una editorial enfocada en las voces migrantes?

Es importante para nosotros crear una plataforma para la difusión de las voces latinoamericanas migrantes para la integración cultural y la experimentación artística, pues nos interesan las historias que, aunque se refieran a un entorno particular y sean contadas con el sello distintivo del autor, trasciendan las barreras culturales. Porque queremos una literatura renovada y lejos del exotismo del que ha estado sujeta por años la imagen de América Latina. Nos gustan los autores con propuestas únicas, personales y que no tengan ningún tipo de ataduras con géneros cerrados ni hermetismos literarios.

Dicen que entablarán un diálogo con diferentes disciplinas, ¿cómo se llevará a cabo esto?

Pondremos nuestros textos en contacto con otras disciplinas artísticas: nuestra primera publicación que es “Análogo al silencio” lleva ilustraciones y tiene un playlist musical, por ejemplo. Nosotros creemos que un libro va mucho más allá del punto final, nos gusta pensar en un libro como en una experiencia que va mucho más allá del texto. Por eso le apostamos al libro digital, queremos aprovechar las plataformas a nuestro alcance para derrumbar estas barreras que existen, tanto físicas como culturales y artísticas.

El 20 de mayo lanzaron la primera novela del cofundador de la editorial, ¿qué nos puedes contar de la novela?

Es una novela corta que retrata una revisión de cerca de una historia familiar llena de secretos y decepciones, así como narra a la sociedad colombiana en el momento más convulso de la década recién terminada. Esta novela arranca con un día terrible para su joven protagonista, Agustín del Río, que termina en casa de su abuelo y se encuentra con un hilo de anécdotas, rupturas y sorpresas que lo llevan a cuestionar qué lugar ocupa en su familia. Como si de un microscopio se tratase, la prosa sencilla, elegante, y llena de color vernáculo del autor despelleja a sus dos personajes para exponer el fondo crudo, pero provisto de verdad y cariño que sostiene una sociedad con un pasado lleno de sufrimiento.

¿Podemos esperar novedades literarias pronto?

En editorial Graviola, aparte de la publicación de “Análogo al silencio” como lectura de verano, también vamos a estar haciendo un ciclo de cuentos de nuestros autores que irán acompañados con ilustraciones de artistas navarras para que todo el mundo esté pendiente y puedan disfrutarlo a lo largo de las vacaciones. Y, bueno, tengo muchas ganas de invitarlos a todos para que sigan por las redes nuestra editorial y ya les estaremos contando del próximo lanzamiento que se acerca en otoño. Sigan leyendo y gracias por apoyar.

¿Si alguien quiere publicar con ustedes, cómo es el proceso para hacerlo?

Es tan sencillo como presionar en el botón en la web de “escríbenos” y enviar un correo. También hay una zona de mensajes en la parte de “nosotros”. ¡Muchas gracias por el apoyo!

 

¿Qué te pareció este contenido?