"Nada Que Perder", dice Ser Sónico en su nueva canción

Hablamos con Ser Sónico de su nuevo lanzamiento y de sus planes para el futuro.

Son ya casi tres años desde el lanzamiento de su debut “Astral”, un disco que los presentó en sociedad como herederos de un sonido de rock alternativo bogotano caracterizado por ciertos elementos reconocibles en un gran puñado de nuevas bandas emergentes.

Después de ese proceso creativo, amparado por la producción de Felipe Rondón y Daniel Chamorro, Ser Sónico se ha dedicado a la búsqueda de un sonido propio, todo esto bajo la premisa de que no tienen nada que perder. 

Con motivo del lanzamiento de su nuevo sencillo, sucesor de los Islas y Corrientes del 2019, hablamos con Juan Caicedo, Juan Carlos Calderón y Santiago Rodríguez sobre su actualidad en medio de la cuarentena, el proceso de composición de "Nada Que Perder" y sus planes futuros.

Todo lo encuentran a continuación: 

  

¿Cómo está Ser Sónico en medio de la cuarentena?

Juan Caicedo: Todo va muy bien. Aprovechando esta cuarentena para canalizar ideas, escuchar nueva música, preparar y pensar en nuevos sencillos. También estamos planeando un videoclip para esta nueva canción que lanzamos que se llama "Nada Que Perder". Esta pausa nos hizo pensar mucho en las nuevas maneras de crear en conjunto a pesar de las limitantes, hacerlo desde nuestras casas, buscando maneras nuevas de crear de la mano de todos los cambios que vendrán.
 

Después de “Astral” (2018) hemos conocido sencillos como "Corrientes", "Islas" y ahora, "Nada Que Perder". ¿Cómo ha crecido la banda en estos dos o tres años?

JC: Hemos crecido mucho. Todos, en lo personal y en lo musical, hemos crecido bastante. Desde “Astral” hubo un punto de inflexión y reflexión para tomar varias decisiones sobre cómo y hacia dónde deberíamos encaminar el proyecto, hacia dónde debería ir Ser Sónico.

Reinventarnos, esa fue la decisión más grande. Decidimos que teníamos que reinventarnos, que teníamos que hacer las cosas de una manera diferente, que estuvo buena la experiencia de haber hecho el disco, de haberlo producido con gente, pero decidimos que lo íbamos a hacer, en este caso, nosotros mismos, que es lo que hemos hecho desde que salió "Islas". Desde "Islas" todo lo hemos hecho nosotros, nos hemos grabado nosotros mismos echando mano de amigos que nos prestan cosas, pero lo hemos hecho nosotros mismos.  

Nos han hecho crecer bastante las oportunidades que hemos tenido de tocar en otras ciudades, de subirnos a un bus y hacer así sea una gira pequeña. Esa ha sido una experiencia fantástica. Pararnos en tarimas con bandas grandes. Hemos aprendido bastante de eso porque hemos podido saber cómo se deben hacer las cosas, cómo debe ser una banda. Está chévere saber cómo se debe hacer y encaminar toda esa reinvención a generar una propuesta y un sonido más de nosotros, más sincero, sin tantas pretensiones. Eso ha sido lo que ha pasado en estos años con Ser Sónico y lo que hemos tratado de decir desde "Islas", "Corrientes" y ahora en "Nada Que Perder". Creemos que se pudo lograr y estamos construyendo algo entre todos. Eso ha sido una buena experiencia y un buen aprendizaje desde “Astral”.

Hablando de "Nada Que Perder", ¿cómo nace esta canción?

Juan Carlos Calderón: "Nada Que Perder" es una canción que escribimos con nuestro actual bajista Dono hace aproximadamente seis años. De hecho, la escribimos mucho antes de haber conocido a los chicos de la banda, a Juanda y a Santi. Después de haber grabado el primer disco empezamos a votar nuevas ideas y dentro de esas apareció esta maqueta vieja que teníamos por ahí guardada, la empezamos a ensayar bastante y empezó a coger mayor forma. Yo siento que el resultado final viene de un proceso muy largo de muchos años de tener una idea muy básica e irla evolucionando con el tiempo. Lo que al principio compusimos con Dono es la mayoría de lo que hay ahorita, pero muchos arreglos importantes con los que finalizamos la canción sí fueron después de que conocimos a los chicos de la banda. Siento que también es el aporte personal de cada uno desde su instrumento hacia la canción. Por ejemplo, la batería era más básica y Santi llegó y le metió su onda, su feeling, y eso ayudó muchísimo a que la canción creciera.

¿Cómo fue el proceso de composición, grabación y producción?

JCC: Ya en cuanto al proceso de la grabación, después de haberla ensayado mucho, llegó el punto en que sentíamos que la canción estaba sólida. También tras un proceso de probarla en vivo, de probarla de distintas formas y de ver cómo reaccionaba la gente. Las baterías las grabamos en el estudio de grabación que tienen los amigos de Piel Camaleón y el resto de instrumentos sí los grabamos acá en mi cuarto. Alquilamos unos buenos amplificadores, compramos unos buenos micrófonos para la captura de las guitarras, probamos diferentes pedales y el resto del proceso sí fue muy íntimo, muy de nosotros.

Digamos que veníamos de ese proceso de grabar un disco en estudio, de aprenderle a estos dos grandes productores (Felipe Rondón y Chami), entonces esta vez y no solo en este proceso, no solo de esta canción sino de las dos que salieron antes: "Islas" y "Corrientes", han sido un proceso de hacerlo por nuestra cuenta, de mostrar todo lo que se aprendió, esa evolución de lo que fue grabar ese primer disco y también apropiarnos un poco más de las canciones, hacerlas desde cero y producirlas nosotros. Sentir que es algo que estamos haciendo muy nosotros, muy desde adentro. Ese es el reflejo de lo que se ve al final en "Nada que perder" y en las otras dos canciones que hemos sacado.

 

¿De qué habla “Nada Que Perder”?

JCC: "Nada Que Perder" es un sentimiento de la banda. Más allá de hablar de un tema específico o expresar algún punto de vista individual de alguno de nosotros, es la voz de todos en respuesta un poco a los altibajos de lo que fue lanzar un primer disco, de lo que es en parte dedicar nuestras vidas a la música, ese sentimiento de darse cuenta de que muchas cosas que creíamos no son como esperábamos. Después de sentirse así de perdido siento que hay algo liberador y es que ya uno no tiene que seguir abrazando las mismas ideas o esperando lo mismo de las mismas personas, como que te abre la cabeza para aceptar todo de una manera nueva, mucho más abierta. Siento que ese es el mensaje final de la canción y creo que es algo muy positivo. 

Las nuevas canciones empiezan a marcar el camino para el segundo disco de Ser Sónico. ¿En qué va ese proceso? ¿Cuántas canciones tienen y cuándo piensan lanzarlo?

Santiago Rodríguez: A corto plazo no nos planteamos la idea de lanzar un disco. Ahorita hay otras canciones en las que estamos trabajando que pensamos lanzar a finales de este año, si las cosas nos favorecen. La verdad no creo que pronto haya un disco. De pronto en un futuro sí podríamos hacer un compilado con todos estos sencillos que hemos venido lanzando.

¿Qué se viene para Ser Sónico en lo que queda de este raro 2020?

SR: A corto plazo es hacer mucha música. Ya que tenemos que estar en la casa, hacer música es una manera bastante agradable de pasar el tiempo y hay que aprovechar estos momentos para hacerla. Esperamos que todo esto pase pronto para poder volver a tocar pronto que es lo que más nos gusta hacer a todos.

¿Qué te pareció este contenido?